16 fotos de ciclistas holandeses y una (la 17) patrio

bici

Con cerca de 700.000, Amsterdam es la capital europea de la bicicleta. Las 18 fotos realizadas en esa capital muestran cómo son sus habitantes: dinámicos, prácticos y desinhibidos y, por supuesto, en bici. Imágenes, 18, que contrastan con la del ciclista patrio, la 19. Mientras los holandeses no deben superar relieve adverso alguno (Holanda es totalmente llana), el nuestro afronta una orografía tan quebrada como nuestra historia.

La presentación del nuevo Citroën C4 Cactus me llevó a Amsterdam, preciosa, a la vez que curiosa ciudad en la que los responsables de la marca francesa tuvieron a bien (nunca mejor dicho) mostrar a la prensa su encantador y práctico modelo.

La capital holandesa (en realidad de los Países Bajos), es una ciudad hermosa cuya singularidad es el medio de transporte que utilizan sus habitantes (en toda Holanda): la bicicleta. Es así porque el país de los tulipanes es totalmente liso, pero también por el carácter dinámico, desinhibido, deportista y libre de los holandeses, cuya practicidad demuestran con el uso masivo de la bici, medio de transporte sano, limpio y económico.

Con una población cercana a los 800.000 habitantes, en Amsterdam hay casi 700.000 bicicletas. Así, por las calles de tan atractiva urbe se puede ver a ciclistas de toda índole y condición desplazándose en su vehículo de dos ruedas vestidos para la actividad que tengan a bien desarrollar y transportando lo que sea menester. Es un espectáculo ver a la señora sexagenaria con unas piernas de infarto esculpidas a golpe de pedal; a la secretaria ataviada como tal yendo al trabajo; a la mamá con su bebé que engulle el biberón mientras ella pedalea; al padre con sus retoños que miran sorprendidos a la cámara del fotógrafo (un servidor) que les apunta; a la exquisita; al que lleva al perro que parece disfrutar de tan habitual paseo, etc.

Lo dicho, un espectáculo que me cautivó por la ejemplaridad y sensibilidad de los holandeses ante los graves problemas de contaminación que sufre el planeta. Es cierto que Holanda es un país llano, pero no creo que sea sólo ese ‘pequeño’ detalle el que haya llevado a sus habitantes a subirse a la bicicleta, sino su pragmatismo, su filosofía de vida, espontánea, directa y sencilla.

La foto 19 corresponde a un ciclista patrio, español (imagino, porque no le pregunté, pero tenía toda la pinta), el cual, puesto en pie, pedalea superando el perfil de la carretera, ruta de orografía dura y quebrada como la vida en este país.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario