7 consejos para conducir con nieve

La nieve altera profundamente el estado de las carreteras y, por tanto, también debería afectar a nuestra manera de conducir. Si quieres evitar problemas, sigue estos consejos.

El pasado día seis de enero miles de conductores quedaron atrapados en la AP-6 debido al intenso temporal de nieve que azotó la Península en esos días. Pues bien, un mes después otro temporal de hielo y nieve está recorriendo España de norte a sur y muchos conductores no saben muy bien cómo reaccionar al volante. Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando nieva, las condiciones del asfalto cambian rápidamente, por lo que las reacciones de nuestro coche también lo hacen.

1. Antes de iniciar la marcha, limpia el parabrisas y las ventanillas para asegurarte una buena visibilidad. Quita también la nieve del techo, para evitar que caiga sobre el cristal cuando estemos circulando.

2. Lleva las luces encendidas siempre, aunque sea de día.

3. Al arrancar, pisa suavemente el acelerador.

4. Con nieve, la distancia de frenado aumenta, por lo que tú deberás aumentar la distancia de seguridad.

5. No apures las marchas y circula en la relación del cambio más larga que puedas.

6. Gira con mucha suavidad, evitando las maniobras bruscas.

7. Sigue el camino marcado por las ruedas de otros coches, pero ten cuidado. Si la nieve esta apelmazada y hace mucho frio, es probable que se haya convertido en una placa de hielo. En ese caso, sal de la rodera.

Por último, resulta muy conveniente que planifiques tu ruta, te informes del estado de las carreteras antes de salir y, por supuesto, lleves las cadenas apropiadas.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario