Alonso apunta a Le Mans

Fernando Alonso (Public Domain) by Zach Catanzareti Photo

Fernando Alonso inició el Mundial de Resistencia (WEC) venciendo en la primera prueba, las 6 Horas de Spa, con Toyota. El piloto asturiano espera haber cogido la experiencia necesaria para ganar en la famosa carrera de las 24 horas de Le Mans en el trazado francés.

El próximo 15 de junio Fernando Alonso espera poder salir campeón de las 24 horas de Le Mans, una de las carreras más míticas de la historia del automovilismo. Sin duda, este parece un buen momento para realizar algunas apuestas en las mejores casas a favor del español como campeón en el circuito francés.

No ha podido comenzar con mejor pie en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), donde participará esta temporada siempre que le sea compatible con la Fórmula 1. Este campeonato es el segundo más importante del mundo de las cuatro ruedas, sólo por detrás de una F1 que sigue liderando el espectáculo de los coches.

El WEC consta de ocho carreras repartidas en prácticamente algo más de un año, siendo la primera la ya celebrada, las 6 horas de Spa, y la última las 24 de Le Mans. Precisamente, estas dos pruebas son las únicas que se repiten en el Mundial, pues son las dos primeras y las dos últimas de las ocho que hay en total. Entre medias se disputan las 6 horas de Silverstone, las 6 horas de Fuji, las 6 horas de Shanghái y las 12 horas de Sebring, por este orden.

En este campeonato, Alonso busca dos objetivos. El primero es ganar la mítica carrera de las 24 horas de Le Mans, la más prestigiosa de las consideradas de resistencia. El segundo, algo más ambicioso, conseguir el que sería su cuarto Mundial en alguna disciplina automovilística, pues actualmente posee dos de F1 y uno de karting, en sus inicios.

Para el primer objetivo, el asturiano tendrá dos oportunidades esta temporada, ya que, como ya se ha comentado anteriormente, esta carrera se corre dos veces en el WEC. Sin embargo, Alonso es muy optimista y espera ya en la primera sumar un triunfo que le permita, además de mantenerse como líder del Mundial de Resistencia junto con su equipo en Toyota, tener el tan ansiado título francés, la principal causa por la que está corriendo en este campeonato.

Además, de lograr imponer su Toyota en la primera oportunidad de Le Mans al resto de coches, su equipo daría un paso de gigante hacia su segundo objetivo, el Mundial. Al haber ganado en Spa, tanto Fernando como Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima estarían algo más cerca de levantar el título de campeones en este campeonato. Aún restarían seis carreras más, pero sus dos primeros puestos serían difícilmente superados por otro equipo de ahí en adelante.

Por todo ello, parece que la primera vez que Fernando se enfrente a la durísima carrera francesa, tendrá que sacar lo mejor de sí mismo por la cantidad de cosas que se juega. Sabe que no será la última oportunidad que tiene esta campaña de lograr vencer allí, pero, sí que le serviría para ir encaminando sus objetivos en un WEC en el que ha entrado con mucha fuerza.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición, Noticias

Deja un comentario