Aprilia SRV 850, el megaescúter más potente del mercado

Aprilia SRV 850 (frontal)

El Aprilia SRV 850 es el escúter más potente del mercado. Con un motor bicilíndrico de 76 CV, prestaciones deportivas y un comportamiento digno de la marca campeona de SBK en 2010, el nuevo modelo es una magnífica alternativa para quienes buscan dos motos en una: para el trabajo y el ocio. Por 9.270 euros.

La nueva Aprilia SRV 850, es un megaescúter (muy) a tener en cuenta. El dilema de este tipo de motos, o sea, los escúter, es si comprar un modesto 125 para el día a día (yo no lo aconsejo, porque en vías urbanas rápidas las pasadas que te hacen los coches son como para ponerte los
congojos por corbata), un 250 (el dos y medio es mejor que el de cuarto de litro, sin duda, pero también se queda algo corto en las autovías de circunvalación) o un 400 (con este iremos sobrados en la ciudad y alrededores, aunque se nos quedará justo en carretera) y, luego, para los fines de semana, una moto gorda. Mi hermano, por ejemplo, es uno de los casos que expongo. Para los días laborables, jornadas en las que su trabajo le obliga a ir de aquí para allá, utiliza una Honda Silver Wing. Y los fines de semana, festivos y periodos vacacionales, se sube a su BMW R 1200 GS Triple Black y hace más kilómetros que Forrest Gump.

Aprilia SRV 850 (trasera)

Maxiescúter, dos motos en una
Pero, si adquirimos un maxiescúter para trabajar los días de diario y, al llegar el fin de semana, cargarlo (en el caso que nos ocupa, el top case, elemento que ofrece Aprilia) y marcharse, solo o en compañía, a disfrutar del sábado y domingo, ¿nos hará el servicio que buscamos, además de disfrutar de su conducción y prestaciones? Yo creo que sí, porque con megaescúter como el Aprilia SRV 850 no hace falta tener una segunda moto, ya que el modelo italiano, con sus 76 CV, registros casi de superbike, estabilidad sobrada y estética de la que sentirse orgullo, nos basta y sobra para el laboro y el weekend, ahorrándonos una pasta al no tener que adquirir una segunda moto. Es cuestión de cambiar el chip. El de ver en un maxiescúter la moto polivalente que nos solventa el día a día y disfrutar con él en las jornadas de ocio. Y deben ser muchos los que piensan tal como lo describo, pues en un país tan deprimido a nivel económico, social y político (¡menuda peña sufrimos!) como el nuestro, el segmento de las dos ruedas que sube en ventas es, precisamente, el de los grandes escúter.

Aprilia SRV 850 (cuadro)

¿Y qué diferencias existen entre una moto al uso y un gran escúter? Pues muchas, aunque en lo básico son iguales, pues ambos conceptos no dejan de ser motocicletas, disfrutándose de igual manera, con la diferencia de que en el escúter tenemos dos motocicletas en una. En base a lo dicho, en el Aprilia SRV 850 ahora presentado tenemos una moto que ni pintada para dar el salto; o sea, para vender las dos motos que tengamos y sustituirlas por este maxiescúter o, en el caso de que estemos en la duda de qué moto adquirir, elegirlo como el vehículo polivalente con el que trabajar, disfrutar y divertirnos.

Carácter deportivo RSV4
El nuevo Aprilia SRV 850 nace sobre la base del Gilera GP 800, maxiescúter del Grupo Piaggio aparecido en 2007 y que se consolidó como el más potente del mercado, 75 CV, uno menos que su nuevo hermano (de hecho, uno y otro son tan exclusivos, además de iguales, que no tienen competencia. Es cierto que en el segmento de estos grandes escúter están el Yamaha TMax 530, Suzuki Burgman 650, Honda SW T600 y los recién llegados BMW C 600 Sport y C 650 GT, pero todos ellos presentan menos caballos, aunque lo mitigan con otras muchas virtudes. Pero la doble oferta del Grupo Piaggio es la que ofrece una mayor potencia, 76 CV en el caso que nos ocupa, 16 más que los BMW –que son los que cuentan con más caballaje tras los dos italianos-, 21 por encima del Suzuki, 33 más que el TMax y superando en 17 CV al Honda).

Ahora, aprovechando las sinergias del grupo italiano, los técnicos de Aprilia han partido del citado Gilera GP 800 para crear el nuevo SRV 850, dándole, además, la estética y deportividad de la Aprilia RSV4, la moto campeona del mundo de Superbike en 2010, así como elementos de la musculosa motard Dorsoduro 1200.

Aprilia SRV 850 (faro-escape-asiento)

El motor más potente
El propulsor del Aprilia SRV 850, el mismo del GP 800, es el primero y el único bicilíndrico en V de 90° montado en un escúter (bueno, en dos, aunque ambos son del mismo consorcio), siendo el más veloz y potente del mercado. Con refrigeración líquida, inyección electrónica, cuatro válvulas por cilindro y doble encendido, tiene una cilindrada de 839 cc. Gracias a la optimización del sistema de control del motor, su potencia ha amentado en un CV respecto al Gilera, 76 CV a 7.750 rpm y un par máximo de 76,5 Nm a 6.000 rpm, lo que sitúan al nuevo SRV 850 en la cúspide de la categoría.

Las nuevas sondas Lambda permiten a la centralita optimizar la gestión de la mezcla de combustión de los dos cilindros, garantizando la progresividad y elasticidad del par a medio régimen. Además, el nuevo sistema garantiza la máxima eficiencia en el consumo y las emisiones, facilitando la homologación Euro 4. Por otra parte y para conseguir una reducción de las inercias y del efecto giroscópico, el cigueñal y grupo de transmisión han sido diseñados con un giro de rotación opuesto al de las ruedas, logrando así una mayor manejabilidad y rapidez de entrada en curva.

El basculante del Aprilia SRV 850 es de aluminio, estando fijado de tal manera que confiere una mayor solidez al chasis, garantizando una excelente estabilidad a altas velocidades. El montaje elástico del motor reduce las vibraciones, produciendo al piloto una grata sensación de confort. La transmisión final se encomienda a una poderosa cadena Regina, con el sistema Z-Ring. El sistema de doble escape, completamente desvinculado del chasis, le da al conjunto un aspecto más agresivo.

Estética de la Aprilia campeona de SBK en 2010
Aprilia ha trasladado al primer escúter bicilíndrico de la marca, el SRV 850, la estética bella y agresiva de la RSV4, la moto campeona del mundo de Superbike en 2010. Así, el triple faro delantero, la toma de aire dinámica bajo el grupo óptico y la cúpula racing diseñada en el túnel de viento, son elementos que dan carácter al maxiescúter gracias a su semblanza con la campeona de SBK. Los colores también son heredados de la superdeportiva, incluída la bicromía negro y rojo que caracteriza a la versión Factory que pilota Max Biaggi.

Aprilia SRV 850 (barrido)

El guardabarros delantero y los retrovisores, que integran los intermitentes, son fieles al estilo racing de Aprilia, al igual que el diseño de los semi manillares, realizados en aluminio, y las manetas de claro estilo deportivo. La nueva instrumentación también respira los aires de competición de la marca italiana. Cuenta con dos grandes esferas analógicas (velocímetro y cuentarrevoluciones) y un gran display LCD central con varias funciones (cuentakilómetros parcial y total, indicador de  servicio, temperatura del radiador) y todo seleccionable desde un mando situado en el puño izquierdo.

El asiento, realizado con calidad hi-tech, es amplio pero no renuncia a un diseño deportivo, ofreciendo, no obstante, un gran confort, tanto al piloto como al pasajero. Bajo éste, el hueco de carga permite guardar un casco integral y poco más. La parte posterior de la SRV es afilada y esbelta, rematándose con un llamativo grupo óptico de tecnología led, el mismo que el nuevo 850 comparte con la Dorsoduro 1200, y cuya deportividad musculosa traslada al nuevo maxiescúter, dándole características únicas de deportividad y estilo.

Chasis rígido de gran comportamiento
La parte ciclística del Aprilia SRV 850, extremadamente rígida, se ha confiado a un chasis de doble cuna realizado en tubo de acero de alta tensión con planchas de refuerzo que dan una mayor solidez al conjunto. Los muchos cálculos de simulación y las numerosas pruebas en carretera de las que ha sido objeto, le han dado al SRV un coeficiente de estabilidad, a pleno acelerador, típico de una moto. La elevada rigidez se traduce en una gran sensación de control de conducción, al que también contribuye el aligeramiento de cinco kilos del conjunto (su peso máximo está en torno a los 250 kilos). De esta forma, el novedoso escúter deportivo de Aprilia inclina como una moto deportiva, llegando a ángulos de 45°, con un comportamiento neutro y una estabilidad para disfrutar en carreteras de montaña.

De tan loable conducta tiene mucho que ver las magníficas suspensiones, en las que han primado el experto conocimiento motociclístico de Aprilia y que ha trasvasado al nuevo SRV 850. En la parte posterior, el basculante realizado en aluminio fundido está fijado directamente a los anclajes del chasis sobre el cual se ha instalado un amortiguador lateral monohidráulico montado en posición horizontal, regulable en la precarga del muelle en siete posiciones.

La horquilla delantera, de aluminio, cuenta con barras de 41 mm, con un tarado mucho más elevado que la de la GP 800, lo que mejora el control dinámico del vehículo y el comportamiento en la frenada y en inclinación.

Las llantas, de 16 pulgadas la delantera y 15 la trasera, son de aluminio con cinco radios huecos para reducir al mínimo las masas no suspendidas y garantizar la mayor precisión de conducción. Los neumáticos son radiales, con medidas 120/70, el delantero, y 160/60 el trasero.

La frenada está encomendada a dos discos de acero de 300 mm, con pinzas flotantes de doble pistón Brembo Serie Oro, en el eje delantero, y uno trasero de 280 mm mordido por una pinza flotante de dos pistones contrapuestos. Los latiguillos son de acero trenzado y la leva de accionamiento dispone de cuatro posiciones. Completa la dotación del Aprilia SRV 850 el freno de estacionamiento accionado con una leva situada en la parte de la derecha del interior del escudo.

José Mª Alegre

APRILIA SRV 850: Ficha técnica


Motor Bicilíndrico de cuatro tiempos en V a 90°

Cilindrada 839,3 cc

Diámetro/Carrera 88 mm / 69 mm

Potencia 76 CV a 7.750 rpm

Par 76,4 Nm a 6.000 rpm

Distribución Mono árbol de levas en cabeza (SOHC) con 4 válvulas por cilindro

Alimentación Inyección electrónica monocuerpo de Ø 38 mm

Refrigeración Por líquido con termostato de 3 vías

Lubrificación Por cárter seco con doble bomba trocoidal

Cambio Variador automático CVT

Embrague Automática centrífuga en seco

Chasis Doble cuna en tubo de acero de alta resistencia

Suspensión del. Horquilla telescópica hidráulica con diámetro de las barras de 41 mm y eje avanzado trasero (recorrido de la rueda 122 mm)

Suspensión tras. Basculante en aluminio como mono amortiguador lateral y precarga del muelle regulable en siete posiciones.

Freno Delantero Doble disco en acero inox Ø 300 mm semiflotante, con doble pinza flotante Brembo de doble pistón de Ø 28 mm.

Freno Trasero Disco en acero inox Ø 280 mm y pinza de doble pistón de Ø 25,4 mm

Sistema de gestión frenos De dos canales separados.

Llanta delantera Aleación ligera de aluminio 16” x 3,50

Llanta trasera Aleación ligera de aluminio 15” x 4,50

Neumático delantero Sin cámara 120/70-R16” – 57H

Neumático trasero Sin cámara 160/60-R15” – 67H

Longitud/Ancho 2.237 mm / 790 mm

Distancia entre ejes 1.593 mm

Altura asiento 780 mm

Capacidad depósito 18,5 litros

Peso en seco 249 kg

Homologación EURO 3

Precio 9.270 euros

Dejar un comentario

Catalogado como Motos, Presentaciones

Deja un comentario