Audi A5 Sportback 3.0 TDI S Tronic Quattro: Potente y estable

Audi A5 Sportback (frontal)

Quien se decante por el potente Audi A5 frente al más convencional A4 poseerá una berlina de imagen impactante con una estabilidad sobresaliente. El motor V6 TDI de 245 CV y la transmisión S Tronic merecen inagotables alabanzas.

Prueba realizada con BP Ultimate

Hay coches diseñados para diferenciarse del resto dentro de su segmento y el Audi A5 Sportback es uno de ellos. Frente al A4, de formato más convencional, esta berlina presume por acaparar miradas gracias a su imagen pasional. Su considerable anchura (1,85 metros) y la acusada caída del techo son dos de las principales características diferenciadoras. En términos prácticos, puede que no resulte tan elogiable (ver abajo Altura Justa) y el desembolso no es precisamente bajo, si seguimos comparándolo al A4, pero cierto es que, para muchos, la belleza del coche hace olvidar las desventajas existentes.

Motor V6 TDI inagotable
Hace unos meses, probé un Audi A6 con el motor turbodiésel 3.0 V6 TDI de 245 CV, asociado al fantástico cambio automático de doble embrague S Tronic, de siete velocidades. Reafirmo lo que dije en su momento: “Tal es su poderío que podríamos viajar sin subir de las 2.000 vueltas y no notar falta de punch, realizando incluso adelantamientos. Ni que decir tiene que, en régimenes intermedios, la fuerza es inagotable y espectacular. Está perfectamente aislado y cuando lo dejamos subir de vueltas, el sonido que llega es mucho más atractivo, por ser más grave, que el de un turbodiésel común de cuatro cilindros. A ritmos normales, pero incluyendo también conducción urbana, hemos obtenido un consumo de entre 7,7 y 8,3 litros. En cuanto al ya conocido cambio de doble embrague S Tronic, ratificar que es la mejor transmisión automática disponible en el mercado. Sube y baja de marchas sin que el conductor note ningún vacío de potencia ni ningún tirón e incluye modo Sport y también manejo secuencial a través de unas levas ancladas tras el volante (cuyo cuero tiene un tacto magnífico). Lleva una séptima marcha muy larga para conseguir ajustados consumos en recorridos interurbanos”.

Audi A5 Sportback (trasera)

Rabiosamente estable
El Audi A5 Sportback puede incorporar, con sobreprecio, el chasis adaptativo Audi Drive Select, con cinco modos a elegir: Efficiency (busca el menor consumo posible), Comfort, Auto, Dynamic e Individual. En el último, podemos variar a nuestro gusto la puesta a punto del motor/cambio, amortiguadores, dirección y diferencial deportivo. Sí que se nota la diferencia entre un programa y otro. No obstante, ni el Comfort convierte en torpe al coche, ni el Dynamic implica sufrir con cada irregularidad del asfalto.

Audi A5 Sportback (interior)

Circulando por vías de primer orden, comprobamos que las ventanas sin marco no son impedimento para que apenas se introduzca ruido aerodinámico en el interior. Por el contrario, en algunos tramos sí se percibe algo la rodadura de los neumáticos opcionales 265/30 de nuestra unidad de pruebas. La anchura de los mismos y la tracción 4×4 permanente, de serie, permiten virguerías en curvas y dotan de una rabiosa estabilidad al alemán. Sin ser primorosamente ágil, el conductor puede viajar rápido con él en zonas reviradas.

El desembolso base por un A5 Sportback es de 36.000 euros, precio que sube a 51.420 euros si se elige con el propulsor V6 TDI de 245 CV y el cambio S Tronic. Como en el resto de marcas premium, el listado de opciones es inagotable (paquete deportivo S Line, equipos de audio, navegadores, etc), tanto como el dinero que puedas gastar.

Texto y fotos: F.M.

PERFECTA POSTURA DE CONDUCCIÓN. Propio de un Audi, la postura de conducción resulta perfecta para todo tipo de personas, independientemente de la talla y la corpulencia. Eso sí, hay que acostumbrarse a que el parabrisas, al estar bastante inclinado, queda más cerca de la cabeza de lo habitual. Los asientos de cuero opcionales, con tapicería clara fácil de ensuciarse, tienen regulación eléctrica, incluida la lumbar, y banqueta alargable de forma manual. La sujección que ofrecen casan con un confort perfecto para una utilización diaria del coche. Pese a la limitada superficie acristalada, la visibilidad del conductor no queda mermada, salvo en casos contados, la mayoría en conducción urbana (ver semáforos o señales en posición elevada).

ALTURA JUSTA. La atractiva silueta del A5 Sportback penaliza la altura disponible en las plazas traseras: un adulto de más de 1,80 metros toca con su cabeza el tapizado del techo. Además, teniendo en cuenta la longitud del coche (4,7 metros), el espacio trasero para las piernas, sin ser deficiente ni mucho menos, tampoco sobresale por amplitud.

El modelo alemán se puede pedir con cuatro y cinco plazas. La quinta es incómoda por el voluminoso túnel de transmisión y por el mullido duro del respaldo. El acceso a todas las plazas implica contornear más el cuerpo que en una berlina sin un diseño tan deportivo.

BUEN TAMAÑO. El maletero del A5 Sportback tiene 480 litros, una buena cifra en su segmento y que es ampliable si se abaten los asientos traseros. Además, hay mucho espacio para acceder cómodamente al cubículo y dejar o sacar equipaje. Ojo en los garajes y en sitios con altura reducida porque, al abrir el portón, éste puede tocar el techo. Debajo de la superficie de carga se esconde una rueda de repuesto de emergencia.

LLANTAS ¡DE 20 PULGADAS! Nuestra unidad de pruebas montaba unas llantas ¡de 20 pulgadas!, tan espectaculares como fáciles de dañar en cualquier bordillo, pues se alojan en neumáticos cuyo perfil es de tan sólo 30 mm. Al apenas disponer de goma para amortiguar irregularidades, puede notarse mayor sequedad al subir y bajar reductores de velocidad.

GAMA A5 SPORTBACK DESDE: 36.000 euros

2.967 cc / 245 CV / 1.765 kg / 250 km/h / 8,1 l/100 km / 51.420 €

DESTACA:
– Motor y cambio fantásticos.
– Comportamiento/estabilidad.
– Audi Drive Select.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Quinta plaza incómoda.
– Tapicería fácil de ensuciar.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; llantas de 17”; sensores de alumbrado y lluvia; ordenador de a bordo; Start&Stop; recuperador de la energía; volante multifunción regulable en altura y profundidad; asientos delanteros deportivos; equipo de audio con ocho altavoces; asientos traseros abatibles; pomo del cambio en cuero; retrovisores exteriores con led integrados; inserciones cromadas en el marco de las ventanillas; faros antiniebla, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina; detector de fatiga; programa electrónico de estabilidad (ESP); bloqueo electrónico del diferencial (EDS); inmovilizador electrónico, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 6 cilindros en V.
Cilindrada 2.967 cc.
Potencia máxima 245 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 500 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total.
Caja de cambios Automática, 7 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electromecánica.
Frenos Discos ventilados/discos.
Del./tras. Multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.765 kg.
Largo/ancho/alto 4.712/1.854/1.391 mm.
Cap. depósito 61 litros.
Vol. maletero 480 litros.
Neumáticos 225/50 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 250 km/h.
De 0 a 100 km/h 5,9 segundos.
Urbano homologado 6,8 l/100 km.
Durante la prueba 8,1 l/100 km.
Emisiones CO2 149 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario