Audi A6 3.0 TDI Quattro S Tronic: Soberbio

Como cabía esperar, el Audi A6 se muestra soberbio a la hora de hacer kilómetros con él. La combinación del motor V6 TDI de 204 CV, el cambio S Tronic y la tracción Quattro genera admiradores entre conductores de muy diferente tipo.

Faltan adjetivos para calificar como se merece la sobresaliente capacidad rutera de este Audi A6. Sumando kilómetros, la berlina alemana transmite a los afortunados pasajeros multitud de virtudes: gran confort de marcha, excelente tacto, aislamiento interior majestuoso… ¡Así da gusto completar viajes!

Propio de los Audi, este A6 resulta sumamente fácil de llevar incluso a un ritmo rápido, convirtiendo al conductor en un as del volante. Las sofisticadas suspensiones y la dirección electromecánica contribuyen a ello. Pese a sus dimensiones y su peso, las curvas rápidas no se le resisten y las lentas las supera con suficiente entereza. Gracias al Audi Drive Select (abajo, ver Audi Drive Select), se puede variar la puesta a punto del chasis. El modo más confortable no convierte el A6 en un coche torpe, mientras que la más deportiva no lo transforma en incómodo. Fantástico, pues.

Motor/cambio, de fábula
El goce se incrementa aún más con el motor 3.0 V6 TDI de 204 CV, que da la potencia máxima a ¡poco más de 3.000 revoluciones! Tal es su poderío que podríamos viajar sin subir de las 2.000 vueltas y no notar falta de punch, realizando incluso adelantamientos. Está perfectamente aislado y cuando lo dejamos subir de vueltas, el sonido que llega es mucho más atractivo, por ser más grave, que el de un turbodiésel común de cuatro cilindros. Ni que decir tiene que no se transmitía ninguna vibración al interior. A ritmos más bien tranquilos, pero incluyendo también conducción urbana, hemos obtenido un consumo de entre 7,7 y 8,3 litros. En total, hemos sumado 705 kilómetros y el ordenador de a bordo todavía nos indicaba una autonomía de 240 kilómetros.

En cuanto al ya conocido cambio automático de doble embrague S Tronic, ratificar que es la mejor transmisión de este tipo disponible en el mercado. Sube de marchas sin que el conductor note ningún vacío de potencia ni ningún tirón e incluye modo Sport y también manejo secuencial a través de unas levas ancladas tras el volante (cuyo cuero tiene un tacto magnífico). Lleva una séptima marcha muy larga (a 2.000 rpm el velocímetro casi marca 140 km/h) para conseguir ajustados consumos en recorridos interurbanos.

Lógicamente, el interior queda presidido por materiales de primerísima calidad. La pantalla a color de 7”, escamoteable en el salpicadero, está situada en una posición muy buena para que el conductor se distraiga poco de la circulación, y el propio salpicadero puede estar conformado por varios tipos de madera y aluminio.

Texto y fotos: F.M.

Faltan adjetivos para calificar su extraordinaria capacidad rutera

LLANTAS ¡DE 20 PULGADAS! Nuestra unidad de pruebas montaba unas espectaculares llantas de 20 pulgadas (3.220 euros), tan impactantes como fáciles de dañar en cualquier bordillo, así que mucho cuidado en cualquier aparcamiento. La gran anchura de los neumáticos (255 mm) garantizan un alto agarre en curvas aun forzando mucho la situación, mientras que el bajo perfil de los mismos (35 mm) limitan la capacidad de absorción de las irregularidades, aunque ciertamente el coche no se mostró incómodo ni siquiera en firmes como el adoquinado. En estas gomas no pueden montarse cadenas para la nieve.

GRAN ESPACIO DE CARGA. Con 530 litros disponibles, la capacidad del maletero del A6 es muy amplia. A él se accede a través de una tapa y no de un portón, pero ésta es lo suficientemente grande para meter equipaje de forma cómoda. El cubículo es profundo, de tal forma que hay que contornear el cuerpo y alargar los brazos para llegar a los elementos (mochilas, etc) situados al fondo. Hay ganchos para colgar bolsas y cuatro fijaciones para colocar una red. Debajo del plano de carga hay una rueda de repuesto de emergencia. De serie, los respaldos traseros se pueden abatir en proporción 60:40 para ampliar el volumen.

4×4 PERMANENTE. Con el motor 3.0 TDI, el fantástico cambio automático S Tronic se combina obligatoriamente con la tracción Quattro y viceversa. Dotada de diferencial central, en condiciones normales de adherencia, el 60% del par motor se envía al eje trasero y el 40% al delantero. Cuando disminuye el agarre en el eje anterior, hasta el 85% del par puede trasladarse al posterior. Si, por el contrario, las ruedas traseras tienen menos tracción, hasta el 70% del plar fluye hacia el eje delantero. Recuerda que la tracción 4×4 supone siempre un plus de seguridad y no sólo en otoño y en invierno, ante heladas y nevadas, sino también en primavera y en verano, períodos donde son frecuentes aguaceros que dejan la calzada sucia y resbaladiza.

OTROS TDI. Si el precio que hay que desembolsar por el A6 TDI de 204 CV es, para algunos, demasiado elevado (51.800 euros), la opción más económica es el TDI de cuatro cilindros y 177 CV (39.690 euros). Si los dos montan un cambio manual de seis velocidades, la diferencia de precio resulta amplia, 6.570 euros por 27 CV. Para las economías más desahogadas, hay otras dos opciones TDI, de 245 y 313 CV, respectivamente.

LEDS PARA TODAS LAS FUNCIONES. Por 3.280 euros, los grupos ópticos pueden llevar diodos luminosos para todas las funciones (luces diurnas, cortas, largas, intermitencias, etc). Además de la imagen espectacular que otorgan, también implican un aumento de la seguridad por la elevada luminosidad que proyectan. Eso sí, no son adaptativos (no se mueven en función del giro del volante). Según Audi, consumen menos energía que el resto de opciones (faros halógenos y de xenón).

MANDOS PARA MEMORIZAR. Alrededor de la palanca del cambio se agrupan muchos mandos, que están agrupados de forma inteligente pero que, a su vez, es necesario un tiempo para memorizar su ubicación. Al principio, desviaremos demasiado la mirada de la carretera para pulsar el que queremos. En esta extensión de la consola central se encuentran, además del mando central MMI, los del equipo de audio, navegador, teléfono, Audi Drive Select, freno de mano eléctrico, etc.

AUDI DRIVE SELECT. Sensacional es el sistema Audi Drive Select, de serie, que permite configurar a nuestro gusto varios parámetros del coche: dirección, suspensión, motor/cambio y tensor del cinturón. Hay cinco modos: Efficiency (busca el mínimo consumo posible), Comfort, Auto, Dynamic e Individual. Con este último, cada elemento puede personalizarse de forma independiente. Por ejemplo, la suspensión puede funcionar en modo Dynamic y la dirección en modo Confort. Las distintas puestas a punto sí son perceptibles durante la conducción.

POSTURA PERFECTA. Los opcionales asientos de cuero con regulación eléctrica y con memoria el del conductor forman parte del Paquete Comfort (3.180 euros), que incluye también cortinillas laterales manuales y otra posterior de manejo eléctrico. Volviendo a los asientos, otorgan una postura de conducción perfecta gracias a los amplios reglajes y sujetan muy bien sin mermar el confort. Lástima que carezcan de calefacción y ventilación, pues se echan en falta en días fríos y calurosos, respectivamente.

BIEN PARA DOS. Teniendo en cuenta los casi cinco metros de longitud del A6, el espacio disponible para los pasajeros traseros no es tan amplio como el que cabría esperar. En el Skoda Superb, por ejemplo, hay más sitio. No obstante, dos adultos de talla media viajan sobrados aun siendo altos los pasajeros delanteros. La quinta plaza no es cómoda por el voluminoso túnel de transmisión y el respaldo que aloja un reposabrazos.

EQUIPAMIENTO OPCIONAL ILIMITADO. Equipos de audio de diferentes marcas (el de Bose, ¡cómo suena!), asistente del ángulo muerto, control de crucero adaptativo, Head Up Display (proyección de datos en el parabrisas), alerta por cambio involuntario del carril, sensores de aparcamiento, climatizador de cuatro zonas, reconocimiento de señales, cambio automático de luces largas a cortas y viceversa. Son tantas las opciones disponibles en el A6 que el documento específico para la prensa sobre este tema está compuesto por ¡34 páginas!

GAMA A6 DESDE: 39.690 euros

2.967 cc / 204 CV / 1.720 kg / 240 km/h / 7,9 l/100 km / 51.800 €

DESTACA:
– Motor y cambio fantásticos.
– Comportamiento/estabilidad.
– Audi Drive Select.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Quinta plaza incómoda.
– Asientos de cuero sin calefacción ni ventilación.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; radioCD con lector de MP3 y conexión auxiliar; sensores de alumbrado y lluvia; control de velocidad de crucero; Audi Drive Select; volante multifuncional regulable en altura y profundidad; pantalla a color de 7”; arranque por botón; Start & Stop; recuperador de la energía; asientos delanteros con ajuste lumbar eléctrico; apoyabrazos delantero y trasero; mando integrado MMI; respaldo trasero abatible; parrilla con listones cromados; llantas de 17”; luces de marcha diurnas; doble tubo de escape cromado; retrovisores con intermitentes led; faros antiniebla; freno de estacionamiento electromecánico, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; ABS con distribuidor (EBV); programa electrónico de estabilidad (ESP); tracción integral; ayuda al arranque en pendientes; bloqueo electrónico del diferencial (EDS); anclajes Isofix, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delantero longitudinal. 6 cil. en V.
Cilindrada/ 2.967 cc.
Potencia máxima/ 204 CV a 3.250 rpm.
Par máximo/ 450 Nm a 1.250 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Total permanente.
Caja de cambios/ Automática de doble embrague, 7 veloc.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, electromecánica.
Frenos del./tras./ Discos autoventilados.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ Multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ 1.720 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.915/1.874/1.455 mm.
Cap. depósito/ 65 litros.
Vol. maletero/ 530 litros.
Neumáticos/ 225/55 R17.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 240 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 7,0 segundos.
Urbano homolog./ 6,7 l/100 km.
Durante la prueba/ 7,9 l/100 km.
Emisiones CO2/ 149 g/km.
Imp. Matricul./ 4,75%.

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario