Audi A6 Hybrid: Piensa en verde

Audi A6 Hybrid (frontal1)

El Audi A6 Hybrid es un derroche de tecnología puesta a nuestra disposición. Utiliza dos motores, el ya conocido de gasolina 2.0 TFSI de 211 CV y otro eléctrico de 54 CV, con caja de cambios de 8 velocidades. Es un cochazo, por estética, comportamiento y confort, pero sus cualidades híbridas no reducen su consumo. Sólo en versión berlina de cuatro puertas, su precio es de 59.920 euros.

Prueba realizada con BP Ultimate

Audi A6 Hybrid (trasera2)

Ya sabemos que las condiciones en las que los fabricantes homologan los consumos de sus modelos son las mejores, condiciones óptimas que nosotros también podemos reproducir para conseguir semejantes registros. Sin embargo, en el día a día, nuestro rodar diario poco tiene que ver con esas pruebas. Y digo esto porque el consumo oficial que declara Audi del A6 Hybrid, con el satisfactorio cambio Tiptronic de 8 velocidades, y levas en el volante, es de 6,2 litros cada 100 km, pero a nosotros no nos bajó de los 8. Si lo comparamos con su más directa competencia, que la tiene en casa, el también Audi A6 3.0 TDI Quattro con el cambio S Tronic e igual potencia que el modelo que nos ocupa, el turbodiésel necesita tan sólo 5,9 litros (homologación oficial) para hacer esos 100 km. Entonces, ¿cuál de las dos motorizaciones elegir? Si es por precio, por el Hybrid hay que desembolsar 59.920 euros y 57.390 euros por el 3.0 TDI Quattro, o sea, 2.530 euros más por el ecológico.

Audi A6 Hybrid (trasera)

Audi A6 Hybrid (interior2)¿Cuál es la principal ventaja del híbrido? Está claro que su funcionamiento totalmente eléctrico con el modo EV (tiene otros dos modos, normal y deportivo, en los que suma la potencia de ambos propulsores), pues además de llegar incluso a los 100 km/h, recorre hasta 3 kilómetros a 60 km/h, y las menores emisiones que emite. Este motor se alimenta de una batería de iones de litio que se aloja en el maletero, restándole capacidad (375 litros el Hybrid por 530 litros el otro). La batería, que pesa 36,8 kilos, se carga con el motor de combustión, también cuando levantamos el pie del acelerador (al transformar la energía cinética en eléctrica) y con el calor que se Audi A6 Hybrid (interior1)desprende cada vez que utilizamos los frenos, calor que se almacena en la batería gracias a unos generadores eléctricos (básicamente es el principio del Kers utilizado en la Fórmula 1, sistema que convierte la energía mecánica en eléctrica en el caso del Hybrid). Sobre el papel, parece fácil, pero aplicar tanta aparente sencillez en un coche y sacar un producto final brillante como es el A6 Hybrid tiene su coste. Así, la parte menos ventajosa de la aplicación de esta ingeniería de vanguardia está en el aumento de peso, las mayores fricciones, la sincronización de todo el proceso, etc, lo que se traduce en este pequeño consumo de más respecto al TDI.

¿Dónde le sacaremos el mayor partido al Hybrid? Circulando por la ciudad en permanente estado de atasco. Mientras que los demás automóviles no dejarán de consumir combustible y vertir emisiones contaminantes en esa procesión constante de vehículos en la que se transforman las calles de las ciudades en las horas punta (y también en las que no lo son), el A6 Hybrid circulará en silencio, consumiendo energía limpia, energía eléctrica con gasto cero. Es cierto que los demás compañeros de atascos llevan Start/Stop (una gran parte de ellos, que no todos), apagándose el motor de combustión al detenerse, pero no les Audi A6 Hybrid (frontal3)funcionará el climatizador, todo lo contrario que el Hybrid, que seguirá disponiendo de aire acondicionado sin coste alguno. En la esfera izquierda del cuadro de mandos, se encuentra el potenciómetro, con una franja verde que indica la zona eficiente del motor eléctrico y la carga de la batería, también en color verde, indicadores que deberemos vigilar para saber cuándo ahorrar y cuándo acumular energía para tenerla siempre a nuestra disposición. En cualquier caso, ambos motores están siempre prestos a los designios del pie derecho, y dependerá de que pisemos con más o menor presión para que la fuerza de los dos acuda en nuestra ayuda. ¿Y qué ocurre ante nuestra demanda? Pues que la potencia de la gasolina y la prontitud de la electricidad se traducen en inmediatez, de respuesta y prestaciones, permitiéndonos salir airosos en cualquier adelantamiento o divertirnos en una carretera de montaña con el modo Sport, no olvidando, eso sí, que su par lo entrega muy abajo (gracias al motor eléctrico) y tanto en salidas en parado, como en curvas, sobre todo con el suelo deslizante (lluvia, por ejemplo), tenderá a perder tracción. Trabajo entonces para el ESP, que corta cualquier conato de sublevación de las ruedas. Sin embargo, y reconociendo que el dinamismo del Hybrid es más que suficiente para sentirnos satisfechos de cuanto nos ofrece, su hermano TDI le supera ante el cronómetro. En velocidad punta, por ejemplo, 250 km/h, le gana al Hybrid en 10 km más, aunque mejor esperar a viajar a Alemania para experimentarlo. El diesel acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, por 7,5 el eléctrico. Dónde gana éste es en la reducción de emisiones, 145 g/km de CO2, por 156 g/km el TDI.

Audi A6 Hybrid (frontal4)

En cuanto al resto del automóvil, estética, interior, conducción y comportamiento, poco o nada hay que objetar, pues el chasis del A6 en general, es excelente, y con eso está dicho todo. A pesar de que al ver un Audi, parece que los has visto todos, por esa querencia del fabricante germano de unificar la identidad de sus productos, cada una de las carrocerías de sus series se diferencian y cuanto mayores son, mayor es el empaque del modelo, su clase y exclusividad. Y el Hybrid es un A6 que se diferencia del resto de motorizaciones en su apuesta verde, y eso sólo se ve al abrir el capó y, sobre todo, al ponerse al volante. Distinguido y elegante, su interior es lujoso y con clase. Está tan bien acabado como sus hermanos de gama, con dos plazas delanteras magníficas, al igual que las de atrás si las ocupan dos y algo justas si añadimos una tercera.

Audi A6 Hybrid (lateral)

En movimiento es una delicia, silencioso y confortable, se traga todos los kilómetros que haga falta sin fatigar a quien tenga la fortuna de viajar en él. El puesto de conducción es perfecto, al igual que la visión y manipulación de los mandos. Su comportamiento en carretera es intachable, permitiendo llevar una buena marcha ya sea en autopista o trazado serpenteante, y los frenos responden con autoridad cuando se les requiere. Estamos pues ante un A6 que comparte todo, buen gusto, habitabilidad, confort, seguridad y gran rodar, con el resto de modelos que se distinguen con esas siglas, pero que éste, a diferencia de aquellos, tiene una configuración ecológica; o lo que es lo mismo, abastece el motor de gasolina con uno eléctrico para consumir menos y contaminar también menos. Luego, en la realidad, difiere algo, pues como hemos visto gasta algo más que su homónimo diesel (aunque es cierto que contamina menos).

Audi A6 Hybrid (frontal2)

Pero hay que reconocer la cara de satisfacción y orgullo que se nos pone cuando circulamos en total silencio esos 3 kilómetros seguidos; o cuando estamos detenidos en los atascos disfrutando de la climatización gracias a la configuración eléctrica e incluso ir hasta 100 km/h sin necesitar el motor de combustión. Por el contrario, además del mayor gasto en combustible, cuesta algo más, el maletero tiene menor capacidad debido al alojamiento de la batería y las prestaciones son menores que las del TDI. ¿Qué ganamos pues con el Audi A6 Hybrid? Es una cuestión de principios. De pensar en verde o no.

Texto y fotos: José Mª Alegre

Audi A6 Hybrid (frontal5)

Gama Audi A6: Desde 40.560 euros

1.984 cc / 245 CV / 1.845 kg / 240 km/h / 8,1 l/100 km / 59.920 €

DESTACA:
– Uso totalmente en eléctrico.
– Confortable y espacioso.
– Buen comportamiento.

MEJORABLE:
– Capacidad del maletero.
– Consumo.
– Precio.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Climatizador cuatro zonas; llantas de 17 pulgadas; sensores de alumbrado y lluvia; Radio CD y MP3con Audi sound system con 10 altavoces y 180 w; ordenador de a bordo con pantalla color de 7”; instalación básica Bluetooth; volante multifunción regulable en altura y profundidad; levas de cambio en volante (320 euros); control de velocidad de crucero Tempomat; techo solar eléctrico; retrovisores externos térmicos; botón de arranque; asiento trasero abatible 40/60, etc.
Seguridad: 10 airbags; control de estabilidad (ESP), de presión en neumáticos, de tracción (ASR+EDS); anclajes Isofix; ABS con distribuidor (EBD); distribución electrónica fuerza frenado (EBV); faros antiniebla; ayuda al arranque en cuesta (AHA), etc.

GARANTÍA: Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.984 cc.
Potencia máxima Motor térmico: 211 CV a 4.300 rpm. Motor eléctrico: 54 CV. Potencia combinada: 245 CV.
Par máximo Motor térmico: 350 Nm a 1.500 rpm. Motor eléctrico: 210 Nm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Automática, 8 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados.
Suspensión del/tras Multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.845 kg.
Largo/ancho/alto 4.915/1.874/1.455 mm.
Cap. depósito 73 litros.
Vol. maletero 375 litros.
Neumáticos 225/55 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 240 km/h.
De 0 a 100 km/h 7,5 segundos.
Urbano homologado 6,2 l/100 km.
Durante la prueba 8,1 l/100 km.
Emisiones CO2 145 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario