Audi A7 Sportback 3.0 TDI: Apoteósico

Audi A7 Sportback 3.0 TDI (frontal)

En el Audi A7 Sportback, más que sumar kilómetros, éstos se desvanecen. Un interior en el que el ruido está mitigadísimo, un chasis fabuloso y una estabilidad impresionante convierten a esta apoteósica berlina en una pequeña limusina.

El dinero no hace la felicidad, ¡pero cómo ayuda a conseguirla! Con casi diez millones de las antiguas pesetas, se accede a un coche con el que los viajes son, literalmente, un puro placer. El interior casi totalmente aislado de ruidos (y eso que las ventanillas no tienen marco), un chasis adaptativo con suspensión neumática opcional que dota al vehículo de una estabilidad impresionante a altas velocidades, un motor V6 TDI de 204 CV potente, que empuja desde casi el ralentí y nada gastón (7,4 l/100 km sin grandes acelerones), y una transmisión automática por variador continuo Multitronic convincente asombran a unos ocupantes que no notan el paso de los kilómetros, por muchos que se hagan sin descansar.

Audi A7 Sportback 3.0 TDI (trasera)

Una curiosidad del motor es que con el mencionado Multitronic da la potencia máxima a 3.750 rpm, mientras que con el S Tronic, de doble embrague, el régimen donde se obtienen los 204 CV es aún más bajo, ¡3.250 vueltas!

Esta pequeña limusina es realmente estable: es todo un lujo disfrutar de una perfecta estabilidad lineal y de apoyos en curvas de alta velocidad mientras se comprueba que el coche ni se inmuta. Asimismo, las irregularidades (juntas, baches, etc) se las come de forma magistral. Sólo en carreteras comarcales ratoneras, con virajes continuos, las dimensiones provocan movimientos algo aparatosos (ojo, que no inestables) en el coche, lógico y comprensible.

Audi A7 Sportback 3.0 TDI (interior)

Respecto a un A6, con el que comparte plataforma, y un A8, el A7 ofrece unos asientos traseros con espacio algo más limitado (abajo, ver Agacharse). Problemas de anchura no hay porque sólo están homologadas dos plazas, aunque se puede pedir la quinta.

La calidad de realización, magnífica, queda plasmada en muchos detalles, como en la pantalla central escamoteable o en la prolongación de la consola central, donde se integran, además de la palanca del cambio, otros muchos mandos. La unidad que probamos llevaba parte del salpicadero, así como alfombrillas y asientos en color beige, que se ensucia fácilmente, por lo que hay que ser más cuidadosos de lo habitual.

F.M.
Fotos: J.L.B. / F.M.

Estable y dinámica, la berlina garantiza viajes de puro placer

LLANTAS DE 19”. Para el A7, hay muchos juegos de llantas opcionales de hasta 20”. En el caso de nuestra unidad, llevaba unas de 19” formadas por diez radios y montadas en unos neumáticos 255/40, es decir con la misma anchura y con un perfil menor respecto a las gomas de serie (255/45).

MALETERO FÁCIL DE ACCEDER. Además de ser amplio y aprovechable, el maletero de la berlina alemana, de 535 litros, tiene la gran virtud de la accesibilidad, gracias a un enorme portón de accionamiento eléctrico, de serie, cuyo gran ángulo de apertura nos obliga a ser cuidadosos en garajes bajos, pues podemos rozarlo con el techo.
El espacio de carga se puede ampliar abatiendo los asientos traseros. En esta posición, no queda ningún escalón, sino una superficie totalmente plana. En ella, hay prácticos ganchos y fijaciones. La rueda de repuesto es de emergencia.

FANTÁSTICOS. Los asientos delanteros de cuero opcionales, con memoria, calefacción y ventilación, ofrecen un acomodo fantástico. De forma independiente y mediante un botón, se pueden regular la longitud de la banqueta, el apoyo lumbar y las sujeciones laterales, tanto las de la banqueta como las del respaldo. Pese a que el pilar A es más inclinado que en el A6 y la altura libre al techo no es excesiva, yo no he tenido sensación de agobio en el interior en ningún momento.

AGACHARSE. Para acceder al interior, hay que agacharse algo más que en una berlina convencional, sobre todo para acomodarse en las plazas traseras. La maniobra sólo resulta algo incómoda si el viajero es alto o si se entra desde la acera. Detrás, de serie hay dos plazas. En ellas, una persona de 1,90 metros de altura roza con el techo, por la acusada caída del mismo. El espacio para las piernas, sin ser pequeño, no es tan amplio como cabe esperar de un coche de casi cinco metros de longitud. En el lugar del quinto asiento, hay un gran reposabrazos y las ventanillas no bajan mucho. Nuestra unidad de pruebas contaba con el opcional climatizador de cuatro zonas, con regulación de temperatura y salidas de aire posteriores.

SPOILER TRASERO. Si se circula por encima de 130 km/h, automáticamente se eleva un spoiler. Si la velocidad desciende por debajo de los 80 km/h, vuelve a esconderse. También se puede accionar a nuestro gusto, es decir, independientemente de la velocidad a la que circulemos, pulsando un botón situado en el salpicadero.

LEDS Y XENÓN DE SERIE. Tanto las luces diurnas por diodos luminosos como los faros de xenón forman parte del equipo de serie. Por lo bien que iluminan, no parece necesario adquirir los opcionales. En los pilotos traseros también hay leds.

TÁCTIL. Para elegir una emisora de radio memorizada, hay que pulsar el número correspondiente en esta lujosa pantalla táctil que, sin embargo, nos obliga a desviar la atención de la carretera para presionar en el lugar exacto.

AUDI DRIVE SELECT. Así se denomina el fantástico chasis adaptativo, de serie, del A7, que tiene cuatro programas, desde el más rutero, denominado Comfort, pasando por el intermedio, Auto, hasta el más deportivo, Dynamic. El Individual permite al conductor ajustar cada parámetro (suspensión, dirección, motor/transmisión y tensor del cinturón) a su gusto. A lo largo de este año, se añadirá el modo Efficiency, que busca consumir lo menos posible. Sea cual sea el modo elegido, hay total garantía de alta estabilidad y perfecto aplomo.

GAMA A7 DESDE: 57.510 euros

2.967 cc / 204 CV / 1.770 kg / 235 km/h / 7,4 l/100 km / 58.590 €

DESTACA
– Comportamiento/estabilidad.
– Prestaciones/consumos.
– Imagen imponente/calidad de realización.

MEJORABLE
– Cuatro plazas/altura en las traseras.
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Color beige en el interior que se mancha con facilidad.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Parrilla con listones cromados; llantas de 18”; retrovisores exteriores plegables eléctricamente y con intermitentes led integrados; spoiler trasero; doble salida de escape; ventanas sin marco; molduras de aluminio en los marcos de las ventanillas; Audi Drive Select; asientos delanteros con regulación lumbar eléctrica; pantalla a color de 6,5” escamoteable; equipo de audio con diez altavoces; respaldo trasero abatible; volante multifuncional regulable en altura y profundidad; climatizador bizonal; arranque por botón; sensores de alumbrado y lluvia; apertura y cierre eléctrico del maletero; control de velocidad de crucero; luces diurnas por diodos; faros de xenón; retrovisor interior fotosensible; freno de mano eléctrico con ayuda al arranque en cuesta, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); bloqueo electrónico del diferencial (EDS); fijaciones Isofix, control de presión de los neumáticos, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delantero longitudinal. 6 cilindros en V.
Cilindrada/ 2.967 cc.
Potencia máxima/ 204 CV a 3.750 rpm.
Par máximo/ 400 Nm a 1.250 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Delantera.
Caja de cambios/ Automático, por variador continuo.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, electromecánica.
Frenos del./tras./ Discos autoventilados.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ Multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ 1.770 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.969/1.911/1.420 mm.
Cap. depósito/ 65 litros.
Vol. maletero/ 535 litros.
Neumáticos/ 255/45 R18.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 235 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 7,4 segundos.
Urbano homolog./ 5,9 l/100 km.
Durante la prueba/ 7,4 l/100 km.
Emisiones CO2/ 135 g/km.
Imp. Matricul./ 4,75%.

2 Comments

Catalogado como Pruebas

2 Respuestas a Audi A7 Sportback 3.0 TDI: Apoteósico

  1. L.G.

    A lo mejor me gano enemigos irreconciliables, pero pienso que toooodas las berlinas Audi (desde el A4 al A8) son iguales. ¡un poquito más de originalidad, por favor!

Deja un comentario