Audi desarrolla un nuevo proceso de serigrafía para personalizar sus vehículos

Audi-1

Audi ha desarrollado un nuevo proceso de serigrafía mate para aplicarlo sobre superficies ya pintadas, de tal manera que se aumenta más si cabe la exclusividad de sus vehículos, especialmente el de un R8 donde debutará.

Audi ha anunciado el desarrollo de un nuevo proceso de serigrafía que permite aplicar casi cualquier diseño sobre un vehículo ya pintado. Aplicando un polvo especial se realizan incisiones de milésimas de milímetro sobre la laca de la pintura, consiguiendo que las marcas se hagan visibles. De esta manera, cada unidad que salga de la fábrica de los cuatro aros tiene la opción de ser totalmente único.

Para pintar un automóvil se requieren al menos tres capas adicionales, como son la imprimación, la capa base y la laca transparente, que es la que actúa como protector. En el nuevo proceso desarrollado, se coloca en primer lugar una plantilla del patrón deseado sobre el componente a personalizar. A continuación, se aplica un polvo especial sobre la superficie, de tal manera que la capa de barniz se vuelve áspera en una profundidad de tan solo unas pocas milésimas de milímetro. Así es como se consigue el efecto con el que se plasma un patrón mate y homogéneo.

Audi-2

“Con este proceso, modificamos el brillo de la pintura y su intensidad. La luz que ilumina la superficie se refleja entonces de forma difusa por las áreas de la superficie que han sido tratadas. Esto es lo que hace que parezca mate”, explica el gerente del proyecto, Erhard Brandl. Mirko Endres, responsable de la sección de producción, añade que “esta forma de personalización es resistente a la intemperie, a diferencia de las letras convencionales y los vinilos o adhesivos, y tiene un aspecto de mucha más calidad”.

El taller de pintura de Audi anuncia que se puede aplicar prácticamente cualquier patrón que un cliente desee, siempre y cuando éste no afecte a derechos de terceros. A día de hoy, los elementos que se pueden incluir pueden tener un tamaño de un metro de alto por uno de largo.

El primer modelo que podrá beneficiarse de esta nueva técnica es el Audi R8, a través del programa de personalización Audi exclusive. Los gráficos elegidos por los clientes serán integrados en los sideblades tanto de la versión Coupé como de la Spyder de este deportivo. Más adelante, la marca alemana ampliará la oferta de este método de personalización a otros modelos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario