Audi Q7 2015, dieta estricta y versión híbrida diésel enchufable

1-Nuevo-Audi-Q7-20141216-140006620

Audi renueva completamente a uno de los modelos más longevos, grandes e imponentes del mercado, el Q7, un todoterreno de 5 ó 7 plazas que mantiene su colosal aspecto exterior y su tracción quattro marca de la casa, pero aprovecha el hecho de tratarse de una generación completamente nueva para experimentar una necesaria dieta de 325 kilogramos (siendo un 26% más eficiente) e incluir por primera vez en la marca un híbrido diésel enchufable 4×4.

El Audi Q7 es un TT tan descomunal que cuando nació en 2005 fue catalogado de excesivo incluso para los fans de los SUV premium de gran tamaño. Después del restyling sufrido en 2009, apenas nada cambió, ya que se trataba de una evolución (diseño, motores y equipamiento) sobre la misma plataforma. Ahora, una década después, la segunda entrega del Q7 estrena plataforma, incidiendo significativamente en su tamaño y peso.

325 kg más ligero que el modelo actual

En lo referente a las dimensiones exteriores, el Q7 2015 es 4 centímetros más corto y 1 cm más estrecho, con un total de 5,05 metros de longitud, una batalla de 2,99 metros, 1,97 metros de anchura y, como antes, 1,74 metros de altura. Según Audi este ‘empequeñecimiento’ no repercute en el interior; al contrario, el espacio para las piernas entre la primera y segunda fila crece en 2,1 cm. Respecto al peso, gracias a una construcción ligera en aluminios de ultra alta resistencia, el nuevo Q7 baja de las dos toneladas:  el Q7 3.0 TDI (el diésel que debería ser la versión más vendida) es 325 kg más ligero que su predecesor, fijando un peso en báscula  de 1.995 kg, siendo incluso menos pesado el Q7 gasolina 3.0 TFSI, de 1.970 kg.

Como en su momento la nueva entrega del Range Rover, rival directo del Q7, esta sustancial rebaja en el peso tiene un efecto directo sobre la eficiencia mecánica, frente de batalla del sector ante las exigentes normativas medioambientales de la Unión Europea. Audi dice en su comunicado que la nueva gama Q7 2015 es un 26% más eficiente de media. En primavera, cuando arranque su comercialización, estará disponible con el motor diésel V6 3.0 TDI 272 cv y el gasolina V6 3.0 TFSI 333 cv, llegando posteriormente un diésel de acceso (218 cv) y la gran sorpresa: un Q7 híbrido enchufable.

La versión gasolina de 333 cv consume tres litros menos que antes

El Q7 TDI de 272 cv declara un consumo mixto homologado de 5,7 l/100 km (equivalente a 149 g/km de emisiones de CO2), pudiendo acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzando los 234 km/h de velocidad máxima. Son valores mejorados respecto a la anterior generación, como también ocurre con el gasolina TFSI de 333 cv, que se dispara hasta los 100 km/h en 6,1 segundos (8 décimas más rápido que antes), logra los 250 km/h de ‘punta’ (7 km/h más que antes) y la mejora más significativa, es tres litros más ahorrador, pasando de los 10,7 litros del anterior Q7 TFSI a los 7,7 l del nuevo modelo.

Presentado mundialmente en el Salón de Detroit del próximo mes de enero (toda una declaración de intenciones), Audi venderá (no dice cuándo, aunque se supone que a lo largo de 2015) una versión híbrida enchufable denominada e-tron de 373 cv de potencia. Este Q7 combina un motor diésel de 258 cv con uno eléctrico de 128 cv, homologando un consumo de 1,7 l/100 km y, gracias a las baterías de 17,3 kWh que alimentan a la unidad eléctrica, podrá recorrer 56 kilómetros sin utilizar la mecánica de combustión.

Por último, el diseño exterior se ha refinado en busca de suavizar, aunque sea solo en parte, su intimidante presencia. La parrilla ahora es hexagonal, más angulada y en consonancia con unos grupos ópticos que acentúan su horizontalidad. No hay que olvidarse de la iluminación, que opcionalmente puede montar el equipo Matrix LED. El aspecto más deportivo y dinámico se logra contratando el pack exterior S-Line con paragolpes, entradas de aire, taloneras, spoiler de techo o difusor trasero.

Por su parte, el interior no modifica los estándares de exclusividad del Q7 de siempre -molduras decorativas en distintas maderas o en aluminio-, pero sí cambia notablemente el diseño de la instrumentación y del panel de mandos, con la pantalla central emergente de proyección de datos en dos formatos, de 7 o 8,3 pulgadas. Otra gran evolución de este Q7 2015 es en materia de seguridad activa, con un programador de velocidad activo con función de atasco, sistema de visión nocturno, o el reconocimiento por voz avanzado para dar instrucciones de navegación, telefonía o entretenimiento.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario