BMW celebra el 25 aniversario de la impresión en 3D

 

image

El grupo BMW celebra el 25 aniversario del inicio de la técnica de impresión en 3D, que se basa en la fabricación de piezas a través de métodos aditivos. Se trata de una forma de actuar vista como la forma de producción del futuro y con la que la marca alemana lleva experimentando desde principios de los años 90.

BMW celebra el vigésimoquinto aniversario del inicio de la fabricación de piezas a través de métodos aditivos, la cual es más conocida bajo el término de ‘impresión en 3D’ y que está entre los principales métodos de producción del futuro. Desde el año 1990, la marca alemana desarrolló las primeras aplicaciones, pero no fue hasta 1991 cuando se produjeron partes prototipo en la máquina de estereolitografía de la compañía. Al inicio, las partes producidas aditivamente se utilizaban en su mayoría para prototipos, aunque continuaron desarrollándose para propósitos adicionales con el paso de los años.

image

Actualmente, los métodos de fabricación aditiva se aplican más comúnmente en áreas que requieren pequeños lotes de componentes personalizados y algunas veces también muy complejos, tales como el pre-desarrollo, la validación, el análisis del vehículo y los modelos conceptuales. La fabricación de herramientas o los recursos operativos son áreas principales de aplicación. Una particularidad especial para el uso de estas tecnologías son los vehículos más recientes, tales como los modelos BMW i. Los prototipos iniciales, en gran parte son producidos con métodos aditivos.

La técnica de la impresión en 3D también se encuentra en los coches clásicos de BMW. En especial cuando se trata de unidades de coleccionistas, a las que se puede escanear un componente tridimensional con el fin de generar un conjunto de datos digitales. Gracias a este método de ingeniería es posible generar componentes que antes no estaban disponibles.

image

Eso sí, esta tecnología no limita su uso al mundo automovilístico. Gracias a la gran experiencia de BMW con esta técnica, su aplicación puede darse en gran variedad de áreas. Un ejemplo particularmente interesante es lo que el Centro de Tecnologías Rápidas produjo para el equipo de baloncesto paralímpico británico en 2012, con base en escaneos corporales en 3D de los miembros del equipo. Consistió en hacer asientos para sillas de ruedas personalizados para cada jugador. A comparación de los asientos hechos de manera convencional, la innovación permitió tener elementos más ligeros y también una adaptación ideal para los atletas, lo cual brindó una ventaja importante para los jugadores.

Otro ejemplo lo tenemos a mediados de 2014, cuando BMW presentó una herramienta ergonómica impresa en 3D para el montaje del vehículo que protege a los trabajadores contra presiones excesivas en las articulaciones del pulgar, mientras llevan a cabo determinadas actividades de montaje. Cada uno de estos dispositivos flexibles es una pieza única, personalizada para ajustarse a la forma y al tamaño de la mano de un trabajador específico.

Otro logro ha sido la aplicación de métodos de fabricación aditiva para partes metálicas, que permite nuevas soluciones y que ya se utiliza en pequeñas producciones en serie. Durante varios años, BMW ha equipado a sus coches de carreras DTM con bombas de agua hechas con impresión en 3D.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario