BMW M3 y M4: Pasión deportiva

BMW M3 (frontal)

Los genes ‘racing’ de BMW se plasman en los nuevos M3 (cinco puertas) y M4 (cupé), cuya pasión deportiva queda más que patente con un motor de 431 CV y un peso 90 kilos más ligero respecto a su predecesor. Los deportivos aceleran de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.

Los aficionados a los deportivos están de enhorabuena con los nuevos BMW M3, con carrocería de cinco puertas, y M4, cupé. Ambos montan un propulsor 3.0 de seis cilindros en línea y dos turbocompresores que desarrolla 431 CV, 11 más que su antecesor, asociado a un cambio manual de seis velocidades o al automático de doble embrague M DKG, de siete marchas y con varios programas de funcionamiento. El modelo alemán acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y la velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 250 km/h (280 km/h con el paquete opcional Driver).

BMW M4 (trasera)

El peso del coche se ha visto reducido en 90 kilos gracias, principalmente, al mayor empleo de aluminio y de plástico reforzado con fibra de carbono. Por su parte, la dirección pasa a ser eléctrica e incluye un grado de asistencia variable (Comfort, Sport y Sport+), ajustes que también los comparte con la suspensión adaptativa. Igualmente, el programa electrónico de estabilidad tiene tres niveles de permisividad frente a los deslizamientos.

BMW M3 (interior)

De propulsión trasera, el M3 y el M4 llevan frenos de discos hechos con acero y aluminio (hay en opción otros cerámicos) y llantas forjadas de 18 pulgadas, elementos específicos en estas variantes, al igual que los paragolpes, los retrovisores, la cuádruple salida de escape, el alerón, el volante, el pomo del cambio, la instrumentación, los asientos, etc.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario