BMW Motorrad Days Formigal 2015, un espectáculo adictivo

1-formigal

Los BMW Motorrad Days Formigal 2015, la reunión motera que organiza la marca anualmente, fue un éxito. Más de seis mil riders se dieron cita en la estación de esquí para disfrutar de las numerosas actividades preparadas para ellos, con espectáculos novedosos altamente adictivos como el ‘Muro de la Muerte’. Pasad y contemplad la magnífica galería de fotos.

Los BMW Motorrad Days Formigal es la reunión bemeuvera por excelencia, pues todos los usuarios de las motos alemanas están citados a ella, pero también lo es de muchos otros moteros de marcas diferentes, ya que todo el mundo es bien recibido, lleve la máquina que sea.

Precisamente, por ser la cita anual de BMW, sus responsables echan toda la carne en el asador organizando un evento con un buen número de espectáculos, asegurando así la diversión a todos los asistentes. En esta edición, además, a los ya habituales, se unieron nuevos alicientes que alimentaron el encanto de la cita, dándole mayor atractivo.

Uno de ellos fue el Motordrome, donde dos motoristas, primero uno y luego el segundo, para acabar juntos dando vueltas al unísono, giran sobre un cilindro de madera de paredes totalmente verticales montados en sendas y vetustas Indian, pero cuyo funcionamiento y sonidos son perfectos. Así, superando la ley de la gravedad, sin casco ni guantes, gracias a la fuerza centrífuga y a la elevada velocidad a la que van, giran y giran sobre el Muro de la Muerte haciendo todo tipo de piruetas en un espectáculo que me pareció fascinante y del que todos los presentes no dejaron de hablar.

Pero hubo mucho más, como la espléndida carpa para contemplar todas las novedades BMW y zonas perfectamente delimitadas, muchas de ellas con decoración had hoc. Así, no faltaba la zona custom, con los mejores especialistas en la personalización de los modelos de la marca de la hélice; los food track, con diversas ofertas gastronómicas, saciando la sed y apetito de los participantes; la deportiva, con representación racing de la marca en las competiciones en las que participa con su superdeportiva S 1000 RR; exhibiciones de Narcís Roca, el mejor stuntman español; ponencias a cargo de tres reputados bemeuvistas, como son el escritor Miquel Silvestre, el viajero Charly Sinewan y el dakariano Juan Porcar; área comercial, con representación de numerosas marcas relacionadas con las dos ruedas y la actividad estrella, la más deseada por la mayoría, la prueba de los modelos del constructor germano con tandas donde los inscritos (más de 1.700 pruebas realizadas) hacían una pequeña ruta de varios kilómetros sobre la BMW deseada.

Tres días de encuentro, de diversión, de fiesta motera donde los adictos a BMW y a las motos en general se dan cita para verse, charlar, rutear por las magníficas carreteras que discurren por tan montañoso lugar y, en definitiva, para divertirse en buena compañía disfrutando de un buen espectáculo que, además, es literalmente gratis (salvo las compras que se hagan). Eso son los BMW Motorrrad Days Formigal 2015, una reunión motera con el buen royo por bandera.

A los BMW Motorrad Days con ‘La Moto’

BMW Motorrad puso a mi disposición una R 1200 GS, a la que considero La Moto, pues lo tiene todo y puedes hacer con ella todo. El modelo del fabricante alemán más vendido en el mundo, es una máquina que lleva el nuevo motor bóxer de 125 CV refrigerado por agua (Liquid Cooled). Cuando viajas con ella te das cuenta del porqué de su éxito. La R 1200 GS es cómoda, capaz, sus prestaciones son magníficas, el propulsor es una delicia, con unos bajos asombrosos, y la estabilidad es sensacional. Además, la electrónica que ofrece, con los modos de motor y la regulación electrónica de la suspensión, sin faltar el ABS en sus potentes frenos, nos permite regular toda una serie de parámetros según las necesidades, haciéndolo con sólo apretar las teclas correspondientes y de forma instantánea.

De Formigal me fui a Teruel para confirmar la bella ciudad y el excelente jamón.

De Formigal me fui a Teruel para confirmar la bella ciudad y el excelente jamón.

Pero hay más, porque su polivalencia y concepción posibilita que rodemos de forma impecable sobre asfalto o bien, si lo preferimos, por tierra, que de ser extrema bastará con montar neumáticos de tacos para hacerlo con total garantías. Con ella el rider se siente el dueño del mundo, pues sabe que con la R 1200 GS los límites los pone el piloto. Por todo ello, la BMW R 1200 GS es La Moto.

Texto y fotos: José Mª Alegre

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario