BMW revela en el Salón de Los Ángeles el nuevo i8 Roadster

BMW ha presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles el nuevo i8 Roadster, que hereda todas las características del modelo coupé añadiendo el punto extra que siempre dan este tipo de carrocerías. Además, el motor tanto de éste como del i8 convencional aumenta su potencia.

No será hasta mayo de 2018 cuando llegue a los concesionarios, pero ya lo podemos admirar con todo su brillo. Hablamos del nuevo BMW i8 Roadster, que ha sido presentado de forma oficial en el Salón de Los Ángeles. Y lo ha hecho con un monocasco de arquitectura ligera donde el aluminio toma gran parte del protagonismo, si bien también tenemos un módulo que une la carrocería al habitáculo realizado en CFRP, plástico reforzado con fibra de carbono, lo que deja el peso total del conjunto en 1.595 kilogramos, apenas 60 más que la versión coupé.

Gran parte de este extra se debe al sistema de accionamiento automático de la capota, que es multicapa y puede plegarse o desplegarse en apenas 15 segundos hasta una velocidad de 50 km/h. Cuando la recogemos, ésta se ubica en un compartimento de 100 litros que se sitúa tras los asientos delanteros y eliminando los traseros. Sí, el  i8 Roadster es biplaza -el maletero tiene una capacidad de 88 litros-. Además, contaremos con una luneta posterior que se eleva 30 mm cuando vamos sin techo con el objetivo de eliminar todas las turbulencias posibles.

Estéticamente, el i8 Roadster destaca por conservar el sistema de apertura de puertas en forma de tijera, por las dos protuberancias de la parte trasera que hacen de ésta algo totalmente inédito y por la llegada de dos nuevos colores para la carrocería, como son el plateado Doningtongrau y el anaranjado E-Copper. En el interior se mantiene prácticamente la configuración que ya conocíamos.

Una de las grandes novedades que presenta el BMW i8 Roadster, así como la variante coupé, la encontramos en el motor, que aumenta su potencia en 12 CV. Estos vienen de una parte eléctrica que ahora anuncia 143 CV, los cuales unen su buen hacer a los 231 del propulsor de gasolina de 1,5 litros TwinPower Turbo que ya conocemos.

En lo que a prestaciones se refiere, el BMW i8 Roadster es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, dos décimas más lento que la variante coupé. En ambos casos hablamos no obstante de una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente. En cuanto al consumo medio, se homologan 2,1 l/100 km, por 1,9 de la variante carrozada. También merecen mención los 53 kilómetros que puede recorrer el nuevo descapotable alemán en modo totalmente eléctrico hasta una velocidad de 120 km/h, que son 55 si hablamos del i8 coupé. La clave para lograr todo esto la encontramos en las nuevas baterías BMW eDrive de ión-litio, que ahora tienen una capacidad de 11,6 kWh en lugar de 7,1.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario