Breitling se asocia con Norton Motorcycles para fabricar relojes únicos

Dos tradiciones centenarias se asocian para crear un producto ‘de leyenda’: la suiza Breitling diseñará relojes únicos para la británica Norton Motorcycles.

Dos fabricantes europeos de productos con tradición centenaria se han asociado para crear un objeto que quieren que sea legendario. La reconocida firma relojera suiza Breitling, fundada en 1884, ha anunciado su asociación con la mítica factoría inglesa de motocicletas Norton Motorcycles, fundada en 1898, para diseñar y producir relojes de pulsera únicos que incorporarán el ADN de esas dos marcas de proyección universal y de gran estilo.

Ambas entidades tienen tras de sí historias apasionantes y con ciertas similitudes, y ésa ha sido la inspiración para los productos, en los que Breitling utilizará materiales empleados en las legendarias motos Norton.

Las dos compañías comenzaron su historia a finales del siglo XIX. James Lansdowne Norton fundó su empresa en Birmingham, Inglaterra, para fabricar “accesorios y piezas para profesionales de las dos ruedas” y a comienzos del siglo pasado, en 1902, inició la fabricación de las primeras motocicletas de las que se convertirían en paradigma del motociclismo británico. Cuando Norton comenzaba a fabricar cadenas, piñones, frenos, etcétera, Willy Breitling llevaba ya más de una década construyendo relojes en Grenchen, en el cantón suizo de Soleura.

Dos socios hechos el uno para el otro. Dos marcas con una dilatada tradición, obra de visionarios que las fundaron en el siglo XIX, les dieron su nombre y, en gran medida, fijaron estándares en sus respectivos sectores. Mientras Norton progresaba en la construcción de motores para vehículos de dos ruedas, Breitling se revelaba como pionero en el desarrollo de cronógrafos y en la construcción de instrumentos de precisión para la navegación aérea.

El CEO de Breitling, Georges Kern, ve paralelismos sorprendentes entre su marca y Norton Motorcycles: “Se trata en ambos casos de empresas innovadoras y con actitud emprendedora, además de con una poderosa tradición. Al mismo tiempo, ambas tenemos la vista puesta en lo que en Breitling llamamos ‘un futuro de leyenda’”.

Por su parte, Stuart Garner, que, tras comprar Norton Motorcycles en 2008, ha pilotado el extraordinario resurgimiento de la marca, está de acuerdo con Georges Kern: “Siempre he dicho que la clave para el éxito de una empresa es dejar que la marca sea la marca. Eso ha sido algo esencial en Norton Motorcycles y lo es en Breitling. No hemos intentado cambiar nuestras marcas ni negar su historia. De hecho, esa historia nos llena de gozo y nos inspira mientras pensamos en el futuro”.

No es la primera vez que Breitling asocia su nombre al mundo del motor, donde la precisión en circuitos y calles es santo y seña. De 2001 a 2003, la marca suiza patrocinó el equipo Bentley de las 24 horas de Le Mans y de su asociación durante una década, da fe el reloj Breitling Bentley 24 Le Mans.

Kern está convencido de que los seguidores de Breitling y los de Norton Motorcycles también tienen mucho en común: “Ambas son empresas con una gran reputación debido a sus productos de lo más ‘cool’. No es difícil imaginarse a alguien que conduzca una Norton mientras lleva en la muñeca un Breitling: una combinación perfecta de marcas que dejan claras sus ambiciones”.

La idea es ofrecer a los aficionados de los relojes y las motos una oportunidad irrepetible para expresar su individualidad luciendo, a la vez, los colores tanto de unos relojes intrínsecamente suizos como los del fabricante de motocicletas británico por antonomasia.

Dejar un comentario

Catalogado como Motos, Noticias

Deja un comentario