Cambia los neumáticos de invierno por los de verano

Bridgestone-1

La llegada del calor hace imprescindible un cambio vital en nuestro coche, el de los neumáticos. Las eficaces gomas de invierno deben dejar paso definitivamente a las de verano, que aseguran un mejor rendimiento y más seguridad ante las altas temperaturas que alcanza el asfalto.

La llegada del buen tiempo se hace realidad poco a poco en Europa, por lo que cambiar los neumáticos de invierno por los de verano se convierte en algo obligado. El uso general de neumáticos de invierno en Europa está aumentando, en cierta parte debido a los imprevisibles inviernos que hemos vivido en los últimos años, pero también debido a nuevas regulaciones de seguridad vial. El análisis realizado por Bridgestone muestra que los conductores de familia, principalmente padres, son el grupo que más cambia a neumáticos de invierno cada año.

Bridgestone-2

Pero a pesar de la información cierta que indica que los neumáticos de invierno no rinden de forma adecuada en clima templado, un sorprendente número de conductores no se molestan en cambiar a neumáticos de verano, lo que puede derivar en un importante déficit de rendimiento y seguridad.

Con sus componentes especiales y su diseño de la banda de rodadura, los neumáticos de invierno están diseñados para permanecer blandos y flexibles en condiciones de frío, proporcionando tracción y agarre a bajas temperaturas en superficies secas, mojadas y heladas. Pero a medida que la temperatura aumenta, los neumáticos de invierno pierden estos beneficios, el agarre disminuye y la banda de rodadura comienza a desgastarse más rápidamente.

Por otro lado, los neumáticos de verano utilizan un compuesto más duro que ayuda a que no se conviertan en más blandos y resbaladizos en vías “cálidas”. Ante temperaturas más altas, los neumáticos de verano proporcionan un mejor rendimiento que los neumáticos de invierno en todo tipo de terreno, particularmente en el frenado y la manipulación, resistencia al desgaste, resistencia al rodado y ahorro de combustible.

Bridgestone-3

Las pruebas de Bridgestone muestran que el rendimiento entre los neumáticos de verano e invierno en términos de frenado y conducción en temperaturas más cálidas pueden variar entre un 30% y un 8% respectivamente, dependiendo de las condiciones de la vía y de la temperatura. En climas húmedos, con una temperatura ambiente sobre 30 grados, un vehículo equipado con neumáticos de verano de buena calidad tiene una distancia de frenado hasta un 30% menor que la de un vehículo equipado con neumáticos de invierno. En algunas condiciones, esta diferencia puede incluso igualar dos veces la longitud del coche.

Además de cambiar al neumático apropiado para cada estación, es también esencial prestar la atención adecuada a los neumáticos. Para una conducción segura, especialmente en el manejo y en el frenado, las dos pautas más importantes son comprobar regularmente la presión de inflado de los neumáticos y la profundidad del dibujo.

Bridgestone recomienda comprobar la presión de inflado de tus neumáticos una vez al mes. Si no estás seguro de la misma, puedes ver los niveles de presión recomendados por el fabricante del vehículo en el manual de instrucciones del coche, en el marco de la puerta del conductor, en la tapa del depósito de combustible o en la guantera. Para medir la profundidad del dibujo, coloca una moneda de 1 euro en una de las ranuras; si todavía puedes ver el círculo dorado de la moneda, la banda de rodadura se ha desgastado por debajo del mínimo legal de 1,6 mm y es hora de cambiar de neumáticos. No obstante, se recomienda no circular con un dibujo de menos de 3 mm de profundidad.

Lamentablemente, investigaciones europeas recientes muestran que muchos conductores no prestan el correcto cuidado a sus neumáticos: el 76% de los automovilistas no comprueban la presión de los neumáticos una vez al mes, mientras que un 54% solo comprueba la profundidad del dibujo una vez al año o, directamente, nunca. Nuestra seguridad está en juego.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario