Chevrolet Orlando 2.0 Diésel LTZ: Mucho por poco

Chevrolet Orlando (frontal)

La filosofía de Chevrolet de ofrecer un buen producto por poco dinero se traduce en el monovolumen Orlando en un desembolso de apenas 21.000 euros (incluidos Plan PIVE y promociones) por una versión con motor turbodiésel de 163 CV, siete plazas para adultos y un completo equipamiento. ¿Alguien da más?

Prueba realizada con BP Ultimate

La máxima rentabilidad que ofrece Chevrolet en sus coches viene acompañada, en el caso del Orlando, de una fisonomía robusta al estilo de los SUV, de una correcta calidad percibida y de un excelente chasis que poco o nada tiene que envidiar a los de la competencia. Que el precio tan ajustado en cualquiera de sus versiones no te haga dudar, porque este monovolumen es un buen automóvil con siete plazas para adultos y un tacto de conducción magnífico. En esta época de crisis, adquirir el Orlando es sinónimo de compra inteligente.

Dinámicamente, es de los vehículos familiares con mejor comportamiento en carreteras reviradas, cerca de un Ford Grand C-Max o de un Seat Altea XL. Circulando por carreteras de todo tipo, se comprueba su elevado aplomo, fruto de una suspensión más firme de lo común en un modelo de este tipo, aunque perfectamente útil también para los largos desplazamientos. Sorprende por su rápido paso por curva y por lo bien que responde incluso en los giros más cerrados, pues apenas subvira y sigue la trazada deseada por el conductor. Y eso que pesa más de 1.600 kilos. La dirección, de tacto directo (basta con moverla un poco para que el coche cambie de trayectoria), ayuda a este agrado de conducción. En  vías de primer orden, parece que viajamos a una velocidad menor de la real y los ruidos aerodinámicos no son muy elevados. En definitiva, los padres de familia disfrutarán sumando kilómetros con el Orlando.

Chevrolet Orlando (trasera)

Motor
El bloque turbodiésel más potente es un 2.0 de 163 CV que, en nuestra unidad, iba asociado a un cambio manual de seis velocidades, de tacto correcto. Acelerando desde bajas revoluciones es patente cuando entra en acción el turbocompresor (mucho antes de las 2.000 vueltas), algo que, según gustos, puede agradar o no. El aislamiento de la mecánica está muy lograda, pues apenas se percibe en el habitáculo y no genera vibraciones en ningún elemento del interior (pedales, volante o palanca del cambio). El consumo medio, alternando más recorrido interurbano que ciudad, fue de 7,9 l/100 km. La cifra más baja que hemos marcado en el ordenador de a bordo ha sido 7,4 l/100 km, siempre con poca carga de pasajeros y equipaje.

Notas mejorables
El tacto del embrague y del freno es peculiar. Con el primero es fácil provocar alguna sacudida al pasar de una marcha a otra, algo subsanable con el tiempo al acostumbrarnos a él. Por su parte, el segundo hay que pisarlo más de la cuenta para que los discos actúen con mordiente, aunque eso no significa que las detenciones se realicen en largas distancias.

Como notas de equipamiento mejorables, señalamos la iluminación interior pobre. Al abrir el vehículo, tan sólo se activa un plafón de luz situado a la altura de las plazas traseras, por lo que la visión de los asientos delanteros es casi nula en garajes. También debería ser automático el cierre de las puertas, sobre todo al tratarse de un coche pensado para familias con niños.

Chevrolet Orlando (interior)

Excelente equipamiento
En el Orlando, la sensación que queda es que se realiza una excelente inversión. En el caso de nuestra unidad probada, por poco más de 21.000 euros (incluidos Plan PIVE y descuentos oficiales) nos llevamos una versión con motor turbodiésel de 163 CV y acabado tope LTZ, que incluye de serie GPS a color, llantas de 17”, cámara de visión trasera, sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento, y un largo etcétera. Es un precio semejante a lo que se paga por un compacto. Ahí queda el dato.

AMPLIOS REGLAJES. Los asientos delanteros del Orlando cuentan con unos amplios reglajes en altura, por lo que se puede viajar en un posición más baja de la que es común en los monovolúmenes. Son perfectamente válidos para gente de talla alta, sujetan lo normal en curvas y los respaldos se regulan mediante una palanca y no a través de una ruedecilla. El del conductor dispone de un apoyabrazos derecho movible, cuyo uso es más recomendable en los trayectos interurbanos. Detrás tienen bolsas para que los ocupantes de la segunda fila metan objetos no muy voluminosos en ellas.

ESTRECHO EN EL CENTRO.A diferencia de otros monovolúmenes, la segunda fila de asientos no se puede regular en longitud (aunque sí en inclinación del respaldo) y el asiento central es claramente más estrecho que los otros dos. Hay dos anclajes Isofix en las plazas laterales, donde, por espacio, hay hueco suficiente para adultos espigados. Los cristales tintados, de serie, limitan notablemente las molestias de la luz solar.

PARA ADULTOS.En la tercera fila, compuesta por dos asientos individuales, pueden viajar, además de niños, dos adultos de talla media con suficiente comodidad en desplazamientos no muy largos porque la banqueta está lo suficientemente separada del suelo, lo que evita posturas incómodas. No hay salidas de aire ni asideros para estos dos pasajeros. Si estas plazas no se utilizan es fácil guardarlas en el suelo. Para acceder a ellas, la segunda fila bascula sobre sí misma, dejando un hueco amplio.

VOLUMEN INTERMEDIO. El maletero, con las siete plazas ocupadas, es puramente testimonial (caben bolsas con compra y poco más) al ofrecer 89 litros. Este volumen sube a 458 litros, una cifra intermedia en el segmento, con la tercera fila abatida y sin desplegar la cortinilla, pero ojo con cargar el coche hasta el techo porque no hay ninguna red separadora entre el propio maletero y el habitáculo que impida que el equipaje invada el sitio de los pasajeros en caso de frenada de emergencia. Si sólo viajan dos personas delante, el plano de carga es totalmente raso (no hay incómodos escalones) y la capacidad llega a 1.499 litros. Como solución a un pinchazo, hay un kit sellante de neumáticos.

HUECO ESCONDIDO. La parte más original del habitáculo se encuentra en el módulo central de la consola central, que se puede subir dejando a la vista un pequeño hueco portaobjetos, las conexiones auxiliares del equipo de audio y la tarjeta del navegador. Una solución ingeniosa que, por otro lado, obliga a situar por debajo la ranura de entrada de los CD’s.

En comparación con otros monovolúmenes, no abundan los espacios para dejar trastos, aunque tampoco escasean, porque entre los asientos delanteros hay dos posavasos, además de una pequeña guantera cerrada. Asimismo, el conductor dispone de otro sitio a la izquierda del salpicadero.

Texto y fotos: F.M.

1.998 cc / 163 CV / 1.655 kg / 195 km/h / 7,9 l/100 km / 21.060 € (incluidos Plan PIVE y promociones).

DESTACA:
– Relación producto/precio.
– Siete plazas para adultos.
– Comportamiento dinámico.

MEJORABLE:
– Kit reparapinchazos.
– Sin cierre automático de las puertas.
– Quinta plaza justa.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; llantas de 17”; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento trasero; Bluetooth; cámara de visión trasera; retrovisores abatibles eléctricamente; navegador con pantalla a color de 7 pulgadas; cristales tintados; ordenador de a bordo; control de velocidad de crucero; volante multifunción; asiento del conductor con reposabrazos; servicio de mantenimiento gratuito durante la garantía, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESC); anclajes Isofix en asientos traseros; ABS con distribuidor (EBD), etc.

GARANTÍA: Tres años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 163 CV a 3.800 rpm.
Par máximo 360 Nm a 2.000 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 1.655 kg.
Largo/ancho/alto 4.652/1.836/1.633 mm.
Cap. depósito 64 litros.
Vol. maletero 89-458-1.499 litros.
Neumáticos 225/50 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 195 km/h.
De 0 a 100 km/h 10,0 segundos.
Urbano homologado 7,9 l/100 km.
Durante la prueba 7,9 l/100 km.
Emisiones CO2 159 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario