Citroën C4 Picasso: Aún más familiar

Citroën C4 Picasso

La segunda generación del Citroën C4 Picasso amplía los beneficios para las familias con una mayor habitabilidad y un maletero más grande. Más ligero que su antecesor, llegará en unos meses con motores diésel y gasolina de hasta 156 CV.

Los argumentos familiares de la segunda generación del Citroën C4 Picasso son más amplios respecto a su antecesora. Dos datos así lo corroboran: la distancia entre ejes es cinco centímetros mayor y el maletero dispone de un volumen inicial de 537 litros, 37 más que antes, y puede ampliarse a 630 litros si los asientos traseros, regulables longitudinalmente, se desplazan hacia delante. Todas las plazas, excepto la del conductor, se pueden abatir, lo que posibilita introducir objetos de casi 2,5 metros de longitud.

El monovolumen francés, creado a partir de la nueva plataforma EMP2 (Efficient Modular Platform 2), pesa menos (hasta 163 kg más ligero), tiene vías más anchas para mejorar el aplomo en recorridos interurbanos, mantiene el parabrisas panorámico y la dirección pasa de ser electrohidráulica a eléctrica. Los motores, inicialmente, son tres turbodiésel, HDi de 92 CV, e-HDi de 92 CV (se diferencia del primero en que incluye el sistema de parada y arranque automáticos del motor y registra un consumo medio homologado menor, 3,8 l/100 km) y e-HDi de 114 CV, y dos gasolina, VTi (atmosférico) de 120 CV y THP (turboalimentado) de 156 CV. Más adelante, llegará otra mecánica de gasóleo, denominada BlueHDi, de la que se desconoce la potencia. Las transmisiones a elegir son manuales y la manual pilotada (ETG6).

Entre el equipamiento disponible, destaca el sistema de visión periférica 360º, aparcamiento automático, control de velocidad de crucero activo, asientos con función masaje, alerta por cambio de carril, aviso de vehículo en el ángulo muerto, etc.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario