Citroën celebra los 50 años del Méhari con un Art Car e-Méhari

Medio siglo después del lanzamiento de aquel singular y célebre icono pop del automovilismo que fue el Citroën Méhari, reestilizado hace dos años con el e-Méhari, la marca del doble chevron ha encargado al diseñador Jean-Charles de Castelbajac un ‘vestido’ exclusivo para el exclusivo Art Car e-Méhari, una obra fuerte y cromática, un auténtico manifiesto gráfico celebrando 50 años de libertad y 50 años de creación.

En mayo de 1968, mientras que los jóvenes buscaban el mar de la libertad en las calles parisinas, al grito célebre de ‘¡Bajo los adoquines, la playa!’, a más de 200 km, en el golf de Deauville, Citroën desvelaba el día 11 de ese legendario mes un modelo de ocio adelantado a su tiempo: el Méhari, que al poco se convertiría en uno de los iconos de una generación rebelde.

Sencillo, polivalente y sin pretensiones, el cabrio atípico de colores pop, construido sobre una plataforma del Dyane 6, se distinguía por su carrocería en plástico ABS coloreado en la propia masa, diseñado por Roland de La Poype, un antiguo piloto de caza de guerra transformado en industrial del polímero de plástico. Con ese material ingenioso y ligero (el Méhari no supera los 525 kg), capaz de adoptar cualquier forma e insensible a la corrosión, convirtió al Méhari en un coche que se podía lavar con una manguera por dentro y por fuera y su gran modularidad con su estructura descapotable por encima de la cintura de la carrocería, incluido el parabrisas, que se replegaba sobre el capó, hicieron de él el vehículo ideal para la costa.

No hizo falta nada más para hacer de él un auténtico éxito popular, un fenómeno social. El Citroën Méhari se produjo durante 19 años, hasta 1987, con alrededor de 145.000 unidades. En 1979, su versión 4X4, permitía incluso superar pendientes del 60%.

En diciembre de 2015, Citroën presentó el e-Méhari, que siendo un guiño al Méhari de 1968, iba mucho más allá: un cabrio de 4 plazas optimista, 100% eléctrico, con un estilo moderno y divertido; un ‘electrón libre’ lleno de color, atrevido, alineado con el espíritu de Citroën, un ‘it car’ para quienes buscan diferenciación y optimismo y están atentas a las tendencias y al medio ambiente.

El e-Méhari retoma los códigos de Citroën y confirma la voluntad de la marca de proponer vehículos diferentes, tecnológicos y creativos. Las baterías LMP® (Lithium Métal Polymère) del Grupo Bolloré que equipan al cabrio eléctrico están fabricadas en Bretaña en Quimper y el vehículo se monta en la fábrica de Rennes, lo que hace del Citroën e-Méhari el primer vehículo eléctrico certificado como ‘Origen Francés Garantizado’.

En enero de 2018, como continuación de la edición limitada ‘Styled by Courrèges’ como complemento del famoso Soft Top (techo de lona), el Citroën e-Méhari adopta un Hard Top (techo rígido) asociado a los cristales laterales y a una luneta posterior practicable, para convertirse en una berlina, capaz de rodar con diferentes condiciones meteorológicas, los 365 días del año. Ofrece un interior de calidad, totalmente rediseñado según los códigos de la marca. Su nuevo salpicadero, con decoraciones del color de la carrocería, y sus nuevos asientos, le proporcionan un aspecto más moderno y un mayor confort, mientras que el acceso Easy Entry facilita el acceso a las plazas traseras.

Ofrece el placer de una conducción eléctrica con la máxima serenidad, con sus arcos en acero y sus nuevos equipamientos de seguridad como los cuatro airbags, el encendido automático de las luces de cruce o el aviso sonoro para peatones. Divertido y fácil de utilizar, el Nuevo Citroën e-Méhari incorpora también el sistema audio Bluetooth Parrot y el cierre centralizado.

Méhari del 68 en el 18

En 2018, Citroën ha querido homenajear el mítico Mayo del 68 que marcó el nacimiento del Méhari y se lo ha confiado a un diseñador, Jean-Charles de Castelbajac, procedente de la generación que se batía en las calles parisinas. Mayo de 2018 simboliza la colaboración entre dos talentos posicionados bajo el signo de la revolución creativa que anima a Citroën y a desde siempre.

“Méhari es un icono de Citroën, el vehículo inconformista por excelencia. Nació en mayo del 68 y 50 años después, se mantiene como la encarnación de la cultura pop a la francesa. Para celebrar este aniversario, hemos confiado su digno heredero 100% eléctrico a Jean-Charles de Castelbajac. El resultado es un Art Car e-Méhari muy fresco y alegre. Se trata del encuentro de dos universos tan creativos como revolucionarios”, destaca Arnaud Belloni, director de Marketing y Comunicación de Citroën.

El Art Car e-Méhari creado por Jean-Charles de Castelbajac despierta los espíritus creativos y habla de sus dos razones de vivir: el arte y la moda.

Para Jean-Charles de Castelbajac, “el Méhari es el vehículo más icónico de su generación”. Mucho más que un simple mito, es un modelo revolucionario que él define como un juego de colores, un juego de roles o un juego de palabras. Porque la palabra libertad es la piedra angular que une Méhari y la fuerza de una generación, él imagina un Art Car como un manifiesto gráfico al estilo de un cartel de mayo del 68. Tanto con los colores como con los dibujos hechos a mano, crea un Art Car libre, con símbolos envolventes como un hilo protector para acompañar a ‘lxs viajerxs’ hacia horizontes que si parecen utópicos, son portadores de esperanza, de proyectos y de búsqueda de cambiar el mundo.

Su trabajo cromático emite un mensaje atractivo con el rojo de la revolución y la pasión, el amarillo de la luz, el deseo de conquistar, la amistad y la fraternidad y el azul como la electricidad, el cielo y la ecología.

El Nuevo Citroën e-Méhari está disponible por 190 euros al mes (+87 euros/ mes por alquiler de la batería).

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario