Cómo cuidar nuestro coche en invierno

Invierno-1

Estamos viviendo la época de frío más intensa del año, algo que no solamente nos afecta a nosotros, sino también a nuestro coche, que requiere una serie de cuidados especiales durante estos meses que nos asegurarán no tener más de un disgusto imprevisto.

El invierno es probablemente la época más dura y desagradable del año. Lluvias, nevadas, un frío ‘que pela’. Pero no somos nosotros los únicos que sufrimos todas estas inclemencias meteorológicas. También nuestro coche puede llegar a tener o provocar diversos problemas si no somos los suficientemente cuidadosos. Ten en cuenta principalmente los cuatro siguientes puntos y llegarás a la primavera sin visitar el taller.

Las heladas

Si no tienes la posibilidad de aparcar tu coche en un garaje, lo normal es que cada mañana cuando vayas a coger tu coche lo veas castigado por una fuerte helada que hay que eliminar antes de arrancar. No te engañes, lo más eficaz contra esto sigue siendo el rascador de toda la vida. Has de quitar toda la escarcha para evitar que las escobillas de los limpiaparabrisas pasen a mejor vida de tener que utilizarlos. Además, esa leyenda urbana que dice que es buena idea eliminar la helada con aguar caliente debes borrarla de tu cabeza. Es cierto que el hielo desaparecerá, pero el contraste de temperatura que se va a producir puede rajar el cristal.

Neumáticos

Los neumáticos de invierno son uno de los mejores inventos de los últimos años en lo que al mundo de la automoción se refiere. No veas su compra como un gasto, sino como una inversión en seguridad. Además, durante esta época del año tus neumáticos ‘convencionales’ pueden reposar en el garaje, con lo que su vida útil se alargará en el tiempo.

Los neumáticos de invierno son especialmente recomendables para las zonas donde no se superan los 7 grados de temperatura. Es en estas condiciones cuando el extra de agarre que ofrecen se hace especialmente importante.

No descuides tampoco la presión de los neumáticos. Llevar la idónea asegura el máximo agarre por parte de la goma, algo vital cuando las condiciones del piso ofrecen el peor ‘grip’ del año aunque ni siquiera haya llovido. El frío puede jugar muy malas pasadas en este aspecto.

Invierno-2

Líquidos

Durante todo el año debemos vigilar los niveles de los diferentes líquidos que tenemos en nuestro coche. No obstante, en invierno se hace vital comprobar el estado del anticongelante, que debe sustituirse cada 2 o 3 años para que mantenga sus propiedades. También conviene estar atento con el nivel de aceite, así como con la viscosidad del mismo. Las bajas temperaturas pueden hacer mella.

Las luces

Durante los meses de invierno es especialmente importante que el alumbrado de nuestro vehículo funcione de forma correcta. Recuerda que dispondremos de menos iluminación natural que en otras épocas del año, con lo que haremos mucho más uso de nuestras ópticas que durante otras estaciones. Recuerda que éstas no solamente están para que tú veas mejor, sino para que el resto de usuarios de la vía te detecten con mayor facilidad.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario