Comprueba periódicamente los amortiguadores en tu taller de confianza

Consejos al volante

Amortiguador

Si notas que tu coche rebota mucho y no paran las oscilaciones en firmes irregulares es que, muy posiblemente, tengas que sustituir los amortiguadores. No obstante, pide en tu taller de confianza que te los comprueben al pasar alguna revisión periódica. 

¿Alguna vez has tenido delante un coche que no paraba de rebotar tras pasar por alguna irregularidad de la carretera? Eso es síntoma claro de que debe cambiar los amortiguadores. Si a ti te sucede lo mismo, o sientes que el automóvil ha perdido mucha estabilidad respecto a años atrás, y si ves una fuga de líquido, acude a tu taller de confianza a que te los revisen.

Recuerda que conducir con los amortiguadores en mal estado es muy peligroso, ya que provoca balanceos en la carretera y aumenta la distancia de frenada y el riesgo de aquaplanning.

La duración de los amortiguadores depende del tipo de conducción realizada. La primera revisión de los mismos debe hacerse a los 50.000 kilómetros, aunque, generalmente, con ese kilometraje no se suelen cambiar, a no ser que se haya conducido mucho por caminos en mal estado.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario