Consejos para viajar seguro en invierno

1-Invierno-1

Llega la época más fría del año y con ella una serie de dificultades añadidas a la hora de ponerse al volante. Por ello Bridgestone nos da una serie de consejos de conducción y de mantenimiento para que nuestros desplazamientos durante estos meses sean lo más seguros posible.

Viajar en invierno tiene un encanto especial, aunque tenemos que tener en cuenta que durante esta época del año los desplazamientos se realizan por carreteras que pueden ser peligrosas e impredecibles a causa de las bajas temperaturas, las heladas, la lluvia, la nieve y el hielo. Por ello hay que tener especial cuidado con nuestro coche, que ha de estar en perfectas condiciones para afrontar estos retos.

El primer punto que hay que tener en cuenta son los neumáticos, que desempeñan un papel primordial. De hecho, lo recomendable es utilizar durante estos meses un neumático de invierno, los cuales son recomendables con temperaturas de 7 grados o menos. Estos suponen un plus de agarre en estas condiciones respecto a las gomas convencionales y, por tanto, aportan más seguridad. La razón de este mejor agarre es que, tanto el compuesto como el diseño de la banda de rodadura de los neumáticos de invierno se adaptan mucho mejor a las condiciones invernales, ofreciendo una espectacular mejora de la seguridad.

2-Invierno-2

Además de los neumáticos, debemos revisar otra serie de elementos de nuestro vehículos para no encontrarnos con desagradables sorporesas. Son los siguientes:

  • La batería: la batería del vehículo puede perder más del 50% de su carga cuando las temperaturas caen bajo cero. Asegúrese de que la ha probado antes de que llegue el frío.
  • Los frenos: los frenos son importantes siempre, pero todavía más cuando las condiciones de la carretera se deterioran. Haga que un técnico cualificado compruebe su sistema de frenos.
  • Los limpiaparabrisas: Compruebe que las escobillas de su limpiaparabrisas funcionan correctamente y plantéase cambiarlas por unas más resistentes para un clima más frío. Lleve siempre líquido anticongelante durante todo el invierno.

No obstante, en lo que a conducción se refiere también debemos tener una serie de precauciones extra respecto a otras épocas del año, como son:

  • Revisar el agarre. Debido a que las condiciones de la carretera pueden cambiar rápida y drásticamente, es importante comprobar, de manera regular, el nivel de tracción con el que puede contar en caso de tener que frenar o desviarse de manera repentina. Pisar suavemente el freno de vez en cuando y reducir la velocidad, si es necesario, en respuesta a las condiciones cambiantes de la carretera.
  • Girar en etapas. En las curvas con nieve o superficies heladas, dividir la maniobra en pasos más pequeños. Frenar primero, en línea recta, antes de hacer el giro. Y acelerar gradualmente después de enderezar. De esa manera, se utiliza toda la adherencia disponible para realizar el giro.
  • Olvidarse del control de crucero. En condiciones húmedas o heladas, necesita, constantemente, adaptar la velocidad a las condiciones. Apague el control de velocidad y mantenga el control manual de la aceleración y desaceleración en todo momento.
  • En caso de duda, no conduzca. Si las condiciones meteorológicas se consideran demasiado traicioneras, dejar el coche en casa. Nada debe ser más importante que su seguridad y la de sus seres queridos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario