El ESP, un permanente guardaespaldas para el conductor

Consejos al volante

ESP

Como si de un guardaespaldas se tratara, el programa electrónico de estabilidad (ESP) protege al conductor si éste comete fallos de conducción, pues corrige la trayectoria, evitando subvirajes y sobrevirajes. Actúa frenando las ruedas de forma individual. 

El programa electrónico de estabilidad, conocido principalmente por las siglas ESP (aunque algunas marcas lo definen con otras, como VDC, ESC, etc), es uno de los sistemas de seguridad más importantes para el conductor porque logra corregir una trayectoria equivocada, que puede acabar en un fuerte accidente. Al actuar frenando las ruedas de forma individual, consigue evitar subvirajes y sobrevirajes sin que el conductor casi sea consciente (se dará cuenta al ver parpadear en la instrumentación un símbolo de un coche derrapando).

¿Por qué hay un botón que permite desconectarlo? En el caso de los coches deportivos y los conductores muy expertos, para poder realizar una conducción más al límite, sobre todo si se puede rodar en un circuito. Además, hay casos en los que nos puede impedir avanzar, como al intentar salir de un aparcamiento con el firme nevado: al detectar el deslizamiento de las ruedas, corta la aceleración, lo que impide salir del sitio. No obstante, aunque pulsemos el botón, en muchos casos, el ESP está latente ante posibles fallos (consulta el manual del conductor para cerciorarte).

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario