El i-Cockpit de la conducción Peugeot pasa al mundo de la navegación de recreo

El éxito del Peugeot i-Cockpit, que ya está presente en más de 4 millones de vehículos, lo adopta ahora Bénéteau, líder mundial en embarcaciones de recreo, que traslada a sus naves la experimentada ergonomía del puesto de conducción diseñada por el Peugeot Design Lab y la conjuga con su tecnología conectada Ship Control. El resultado es el Sea Drive Concept.

El Sea Drive Concept es fruto de la colaboración entre dos programas innovadores, un diálogo entre dos universos: el del automóvil, con el puesto de conducción Peugeot i-Cockpit, y el de la náutica, con el innovador sistema Ship Control, desarrollado por Bénéteau. Esta fusión surge de la creatividad del Peugeot Design Lab. Creado en 2012, este laboratorio de ideas se encarga del diseño de productos y servicios que contribuyen a una experiencia global de marca en sectores de actividad ajenos al automóvil.

Este prototipo tiene los componentes característicos de un Peugeot i-Cockpit: el volante compacto, presente en los últimos lanzamientos de la marca del león, cuyo menor tamaño asegura maniobrabilidad y comodidad y también está presente la gran pantalla táctil de 17 pulgadas que, además de ser el punto de entrada para la interfaz Ship Control, permite un acceso inmediato e intuitivo a las funciones electrónicas del barco.

Como en los Peugeot equipados con el i-Cockpit, los principales datos de navegación aparecen en el eje de visión del piloto. En este caso, una ‘tablet’ desmontable cumple las funciones del cuadro de instrumentos en un automóvil.

Como en los SUV Peugeot de última generación, una serie de interruptores situados a ambos lados del volante permiten un acceso directo y permanente a las principales funciones.

Y a todo ello se suman la calidad de acabados y la elección de materiales basados en la gama GT de Peugeot: cuero napa, pespuntes de color cobrizo, toques cromados y satinados…

Una interfaz completa y accesible

En cuanto a la interfaz Ship Control, alía sencillez y universalidad agrupando todas las informaciones útiles a bordo. A través de esta tecnología se pueden controlar funciones muy diversas como la iluminación a bordo (distribución, intensidad), la climatización, la navegación (velocidad, corriente, profundidad, itinerario, dirección, posición), el control del nivel de las baterías y los depósitos de combustible, el sistema HiFi y el régimen y velocidad de los motores. Al ser posible conectar localmente varias ‘tablets’ a la interfaz, cada miembro de la tripulación puede acceder a todas las funciones.

El Sea Drive Concept, realizado por el Peugeot Design Lab, se incorpora a este universo ultraconectado, convirtiéndose en un objeto de alto nivel tecnológico, sorprendente, en un sector en plena mutación.

Comentarios desactivados en El i-Cockpit de la conducción Peugeot pasa al mundo de la navegación de recreo

Catalogado como Noticias

Comments are closed.