El nuevo Renault Clio R.S. 18, con espíritu de Fórmula 1

Renault lanza el nuevo Clio R.S. 18, una edición especial de la variante más deportiva de su utilitario que hereda todo el espíritu del monoplaza de Fórmula 1 que pilotará Carlos Sainz. Bajo su capó equipa un motor de 1,6 litros turboalimentado con 220 CV de potencia.

La historia de Renault con la Fórmula 1 es uno de los clásicos del mundo de la competición. De hecho, los del rombo pelean ahora por reverdecer viejos laureles tras regresar al Gran Circo en 2016. Esta temporada pondrán en liza el R.S. 18, un monoplaza que ha servido como inspiración al Clio R.S. 18, una edición especial de su famoso utilitario destinada a aquellos que busquen emociones fuertes.

El nuevo Renault Clio R.S. 18 deriva del Clio R.S. 220 EDC Trophy, sobre el que presenta ciertas peculiaridades. Por ejemplo, en lo que a su estética exterior se refiere, contaremos con un stripping R.S.18 ubicado en las puertas delanteras, al que hay que sumar otro de techo con los colores Renault Sport. En ambos casos se hace referencia al equipo Renault Sport Formula One Team y a su futuro monoplaza para la temporada 2018. La carrocería, por su parte, luce un agresivo color negro que tiene su contraste en los toques de amarillo Sirius, que aparece a su vez en la lama F1, en las protecciones inferiores de las puertas y en el centro de las ruedas. La zaga es totalmente negra, misma tonalidad que se utiliza en el rombo y en la exclusiva sigla R.S. del paragolpes delantero, además de en el difusor.

La deportividad y exclusividad de este Renault Clio R.S. 18 no es cosa solamente de su exterior. También contaremos con un habitáculo donde destacan elementos como el umbral de puerta numerado con sigla R.S., también presente en el volante con acabado Alcantara combinado con piel. Siempre buscando un aspecto más deportivo, también tenemos un salpicadero donde los aireadores lucen un llamativo look carbono.

Como sucede en la versión de la que procede, el nuevo Renault Clio R.S.18 dispone de un motor de 1,6 litros turboalimentado con 220 CV y un par máximo de 280 Nm. Además, un comportamiento radical está asegurado por la presencia de un chasis Trophy más bajo y firme, sus amortiguadores acoplados a unos topes hidráulicos de compresión en la parte delantera, asociados a una dirección ultra-directa aún más precisa. Por úlitmo, y totalmente de serie salvo en las unidades destinadas a Japón, el vehículo viene con un escape Akrapovic que asegura un sonido de lo más ‘racing’.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario