El récord histórico de Volkswagen con el I.D. R Pikes Peaken la ‘Carrera hacia las nubes’

El piloto francés Romain Dumas logró un récord histórico para Volkswagen y el I.D. R Pikes Peak en la mítica ‘Carrera hacia las nubes’, la Pikes Peak International Hill Climb. El VW rompió el récord de vehículos eléctricos e incluso el récord global obtenido por Sébastien Loeb en 2013: 16 segundos menos con sus 7’ 57,148’’.

Al volante del I.D. R Pikes Peak de 680 CV (500 kW), Dumas derrotó a todos los rivales, entre los que había coches con tecnología de propulsión convencional. El nuevo récord de Dumas lo sitúa ahora en cabeza de la lista de campeones de Pikes Peak, que incluye pilotos tan aclamados como Loeb, Röhr, Mouton, Blomqvist, Tajima y Rod Millen y su hijo Rhys.

“El I.D. R Pikes Peak es el precursor deportivo de la familia I.D. Hoy hemos visto de que es capaz esta tecnología”, dijo Frank Welsch, responsable de Desarrollo Técnico del Comité Ejecutivo de Volkswagen Turismos, “Todos y cada uno de los empleados de Volkswagen pueden sentirse extremadamente orgullosos de este resultado. Felicito al equipo de todo corazón. Gracias a una combinación de excelentes conocimientos de ingeniería, pasión y compromiso, el equipo ha conseguido crear un coche de carreras fantástico en tan sólo ocho meses. El Volkswagen I.D. R Pikes Peak tiene ahora el mejor tiempo de la historia,más de cien años deesta carrera de montaña. Y eso dice mucho de la movilidad eléctrica”.

Con un total de 19,99 kilómetros, 156 curvas y un único intento, Romain Dumas obtuvo su cuarta victoria general en la icónica Pikes Peak International Hill Climb, que ya se ha celebrado en 96 ocasiones desde 1916. Con el I.D. R Pikes Peak, Volkswagen ha creado un coche de carreras extraordinario, específicamente ajustado a las exigencias de la carrera de montaña más famosadel mundo: una combinación de peso mínimo, la mayor carga aerodinámica posible y máxima potencia pensada para lograr el mejor rendimiento posible. Incluyendo sus baterías, el I.D. R Pikes Peak pesa menos de 1.100 kilos. Durante la evaluación de su rendimiento, Volkswagen utilizó ‘software’ de simulación para calcular cómo lograr una demanda de energía y un rendimiento óptimos para el intento de batir el récord en Pikes Peak. A nivel de aerodinámica, la clave fue compensar la pérdida de carga aerodinámica causada por el aire enrarecido de Pikes Peak. El resultado de este esfuerzo pudo verse desde lejos: un chasis plano y aerodinámico y un enorme alerón trasero.

Volkswagen también tomó una nueva dirección en relación a la tecnología de carga – el objetivo era recargar el coche lo más rápidamente posible con un impacto ambiental mínimo–. El tiempo venía definido por la normativa: en caso de suspensión de la carrera, tenía que ser posible recargar el coche por completo en menos de 20 minutos. La electricidad necesaria la proporcionaban generadores al pie de Pikes Peak. El glicerol, que en términos químicos es alcohol de azúcar, fue seleccionado como carburante. Derivado de la fabricación de biodiésel, por ejemplo, el glicerol se quema virtualmente sin emitir gases nocivos o dejar residuos. En sí, el glicerol no es tóxico e incluso se permite su uso como aditivo en la industria alimentaria y cosmética.

Apenas pasaron 250 días entre el anuncio y el inicio del proyecto de Pikes Peak, el 18 de octubre de 2017, y la carrera de récord en Pikes Peak, el 24 de junio de 2018. Se trata de un margen de tiempo extremadamente exigente para el desarrollo de un prototipo purasangre, incluidas la innovadora tecnología de propulsión totalmente eléctrica y las exigencias en materia de baterías, aerodinámica y chasis. Este esfuerzo, así como el trabajo de mecánicos, ingenieros y empleados de Volkswagen en Wolfsburg, en la sede de competición en Hannover y durante las semanas de preparación en Colorado Springs, han sido recompensados con el nuevo récord de Pikes Peak.

La marca alemana ha contado con importantes socios para intentar batir el récord en Pikes Peak, concretamente Volkswagen R, Ansys, Michelin, Integral e-drive y OMP. Con Volkswagen R, el I.D. R Pikes Peak recibió desde el principio el sello de garantía deportiva, que se ganó a pulso con su actuación de récord, si no antes. Ansys también hizo una contribución vital al éxito del proyecto apoyándolo con simulaciones de ‘software’. Otro factor clave fueron los años de experiencia en Pikes Peak del fabricante de neumáticos Michelin, que les permitió proporcionar una tecnología de neumáticos perfectamente adaptada a las exigencias de la carrera de montaña. Los motores del I.D. R Pikes Peak, que juntos generan más 680 CV (500 kW) de potencia, fueron el resultado de una colaboración con el socio Integral e-drive. La guinda del pastel la puso OMP, con el mono de competición ultraligero para Romain Dumas, que se adaptada perfectamente a la filosofía de diseño ligero del I.D. R Pikes Peak.

“¡Genial!”, grito Romain Dumas al llegar a la meta. “Con este resultado hemos superado incluso nuestras propias expectativas. Sabíamos que era posible batir el récord desde las pruebas de esta semana. Para lograrlo, todo tenía que ir perfectamente. Que todo fuera tan bien es una sensación increíble, y el nuevo récord en Pikes Peak es la guinda del pastel”, dijo Dumas. “El I.D. R Pikes Peak es el coche más impresionante que he pilotado en competición. La propulsión eléctrica hace que muchas cosas sean distintas, y he aprendido mucho durante el proyecto. El equipo realizó un trabajo relajado y a la vez extremadamente meticuloso. No solo conseguimos el resultado deseado, sino que el espíritu de equipo estuvo a la altura. Me siento increíblemente orgulloso de haber formado parte de ello”, concluyó el piloto francés.

Comentarios desactivados en El récord histórico de Volkswagen con el I.D. R Pikes Peaken la ‘Carrera hacia las nubes’

Catalogado como Noticias

Comments are closed.