El Seat León, un coche a prueba de balas

1-Seat-Leon-a-prueba-de-balas-1

El Seat León ha sido elegido el coche oficial de la Polizia di Stato y de los Carabinieri italianos. Por ello ha tenido que someterse a una transformación que lo haga resistente a ataques con balas, además de otras pruebas que confirmen su resistencia ante las adversidades.

El Seat León es el coche oficial de los cuerpos de policía italianos. Tanto la Polizia di Stato como los Carabinieri utilizarán en breve el compacto español para impartir justicia en tierras transalpinas. Pero antes, el León ha tenido que armarse como es debido y pasar una serie de pruebas para demostrar que podrá realizar el trabajo.

2-Seat-Leon-a-prueba-de-balas-2

Para ello ha tenido que aguantar disparos de balas propulsadas a 1.400 km/h. El parabrisas, reforzado con 22 milímetros de grosor, recibió buena parte de los impactos. Los resistió absolutamente todos. También la puerta, con un blindaje B4 a prueba de, como mínimo, los revólveres 44 Magnum y 357 Magnum.

Terminada la prueba, los técnicos comprobaron que todo estaba en orden. De haber pasajeros en el coche cuando se produzca un ataque de este tipo, ninguno sufrirá daños. Paralelamente, varios técnicos pusieron también a prueba los cristales de las ventanas. A través de propulsores, lanzaron piedras de gran tamaño que impactaron con fuerza. Los cristales se resquebrajaron, pero ninguno cedió. Justo lo que se buscaba.

3-Seat-Leon-a-prueba-de-balas-3

Los técnicos han trabajado duro, equipando el interior del vehículo con un soporte para armas y portachalecos antibalas en el techo. También se han introducido elementos como un aparato de radio y de localización GPS, controles y mandos para las puertas, y faros de búsqueda. También se les ha incorporado dispositivos especiales de iluminación y una sirena, además de una celda para los detenidos en la parte posterior del vehículo.

Detrás quedan duras pruebas de durabilidad, como las 100.000 operaciones de apertura y cierre de la puerta, o los 30.000 km recorridos con paradas sólo para repostar y relevar los conductores. O el último test dinámico, que trataba de una prueba de persecución en la que el vehículo alcanza su máxima velocidad, por encima de 200km/h. Con todas estas pruebas superadas, se puede confirmar que el Seat León está listo para convertirse en policía.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario