En 2016 se produjeron un 16% más de averías en nuestras carreteras

Averías

Según datos del RACE, durante el año 2016 se produjeron un total de 824.000 servicios de ayuda a los automovilistas en nuestras carreteras, lo que supone un aumento del 16% de las averías respecto al ejercicio precedente. Las más comunes, por problemas con la batería.

El número de averías de nuestros vehículos crece. Y no lo decimos nosotros, sino el RACE, que realizó en 2016 un 16% más de intervenciones en carretera por esta causa, lo que supone un total de 824.000. Entre ellas, las más comunes son las provocadas por problemas con la batería, a las que siguen los problemas con los neumáticos y los accidentes de tráfico. Estos últimos, por cierto, han registrado un peligroso aumento del 23,4%.

El RACE ha registrado hasta más de 140 causas diferentes de averías en un vehículo, entre las que se incluyen casos tan curiosos como los de equivocarse de combustible a la hora de repostar o los descuidos con la llave del coche. Se han hecho un total de 10 categorías generales para agrupar los fallos mecánicos, destacando especialmente los problemas que suceden en el área del motor. Eso sí, este organismo asegura que el 92,5% de los casos puede ser resuelto en el lugar del percance, gracias a los vehículos-taller.

Mirando más en detalle, vemos que los problemas relacionados con la bomba y la inyección de los coches diésel son de los que más han crecido, un 47,2%. Completan el podio de los problemas más recurrentes los que ocurren en el motor de arranque.

El RACE alerta de que este aumento de problemas en nuestros vehículos deriva en gran parte de los casos de una falta de mantenimiento, que incluso puede llegar a provocar accidentes. Los fallos que afectaron al motor aumentaron un 14,6%, los del disco de embrague un 45,8% o la correa del alternador un 32% más. Todo esto produce unos gastos de reparación bastante elevados, aunque lo más preocupante es el exponencial riesgo de percance que provoca. De esta manera, se recomienda seguir un programa de visitas al taller con el fin de evitar futuros problemas y accidentes, especialmente si vamos a afrontar un desplazamiento largo donde el vehículo sufre más. Además, un mantenimiento bien hecho también permite mejorar la eficiencia del vehículo, reducir su consumo y emisiones y, sobre todo, alargar su vida.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario