Evita las comidas copiosas antes de conducir

Consejos al volante

Comidas copiosas

A primera hora de la tarde es cuando pueden aparecer síntomas de cansancio al conducir en un largo trayecto. Para evitarlos, no comas de forma copiosa, es decir, evita grasas e ingiere preferentemente ensaladas o verduras. Y ten a mano líquidos sin gas (agua, zumos, etc). Si ves que te duermes, para inmediatamente.

La somnolencia es un gravísimo peligro cuando estamos realizando un largo viaje en coche. Suele aparecer a primera hora de la tarde, después de comer. Para evitarla, no hay que ingerir alimentos grasos y, por ende, difíciles de digerir y sí otros mucho más saludables, como ensaladas o verduras. De este modo, nos sentiremos mucho menos pesados y nos mantendremos más alerta de todo lo que sucede en la carretera.

También es muy recomendable llevar líquidos para hidratarnos (sobre todo, en las estaciones calurosas). Si son agua, zumos o té frío, mejor que mejor, porque resultan más digestivos que los refrescos con gas.

Si, de todas formas, notas que te duermes al volante, para enseguida y descansa unos minutos. Esa pequeña siesta será un salvavidas importante.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario