Ford actualiza el Edge con más equipamiento y nuevos motores

La firma americana ha renovado profundamente el Ford Edge, con una gama mecánica completamente nueva, más posibilidades de equipamiento y ligeros retoques estéticos.

El Ford Edge llegó al mercado europeo en 2016 para completar la oferta SUV de la marca que, hasta ese momento, se componía del Ford Ecosport y el Ford Kuga. El nuevo e imponente SUV de Ford se plantaba en el mercado con una propuesta estética contundente, muy al estilo americano, mucho espacio en el habitáculo y la última tecnología de la que disponía la firma.

Pues bien, tan solo dos años después, Ford presentará en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018 la profunda renovación que ha llevado a cabo en el modelo y que afecta tanto a su estética como a su oferta mecánica y de equipamiento.

En el exterior, los cambios se han centrado en el rediseño de la parrilla, los parachoques, el capó y las ópticas. Además, la característica tira led que unía los pilotos traseros ha desaparecido. En el interior, la principal novedad recae sobre el nuevo mando giratorio que, al estilo de los modelos de Jaguar, sustituirá a la tradicional palanca del cambio automático.

En cuanto a la gama de motores, el Ford Edge sustituye el bloque 2.0 TDCi, que se ofrecía con 179 o 209 CV, por el nuevo motor 2.0 EcoBlue, que, según la marca, es más silencioso y eficiente.De esta forma, la oferta mecánica disponible contará con tres versiones: una de acceso de 150 CV, otra de 190 CV y una biturbo de 238 CV. La versión menos potente es de tracción delantera y está asociada a la nueva transmisión automática de ocho velocidades de Ford, mientras que las variantes de 190 y 238 CV equiparán un sistema de tracción total y cambio manual y automático respectivamente.

El ‘restyling’ del Ford Edge ha servido también para que la marca introduzca las últimas novedades de su sistema multimedia SYNC 3, un sistema de recarga inalámbrica para móviles y un equipo de sonido más potente.

En lo que respecta a sistema de seguridad y asistencia a la conducción, el Ford Edge incorpora como novedades el sistema de frenada automática tras una colisión, el control de crucero con función arranque y parada, el asistente de mantenimiento de carril activo y el ‘Evasive Steering Assist’, un sistema que ayuda a girar al conductor en caso de que detecte una posible colisión.

Finalmente, el Ford Edge añadirá un nuevo acabado, que ya está presente en otros modelos de la firma, denominado ST Line. Se caracteriza por potenciar la imagen deportiva del vehículo a través de elementos pintados en negro para la carrocería y un diseño específico para la parrilla y salidas de escape. En el interior, se distingue por incluir pedales en aluminio, asientos exclusivos tapizados en piel y tela y costuras en rojo para el volante, alfombrillas y asientos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario