Hamilton domina, Rosberg se queja, Ferrari confirma y los McLaren-Honda terminan

1-hamilton

El GP de China ha visto de nuevo el dominio de Mercedes, con un Hamilton imperial (también en su comportamiento) y Rosberg, segundo, quejándose de la actitud egoísta y prepotente de su compañero. En Shangai se ha confirmado el avance de los Ferrari, los únicos que plantan cara a la ‘estrella’, mientras los McLaren-Honda consiguen acabar la carrera.

La pole del sábado no deparó muchas sorpresas, si acaso el 14º puesto de Carlos Sainz con su Toro Rosso, pues se esperaba más de él. En cambio, los Mercedes de Lewis Hamilton y Nico Rosberg, no sorprendieron, ya que volvieron a arrasar, ganando el primero, por delante del alemán. Detrás, el resto del pelotón, comandado por Sebastian Vettel, cuyo Ferrari, al igual que el de Kimi Raïkkönen, mantiene el buen tono mostrado desde el inicio del Mundial, aunque su vecino de box quedó sexto en la parrilla del sábado. Y atrás, muy atrás, los McLaren-Honda de Jeson Button y Fernando Alonso, 17º y 18º, respectivamente.

3-hamilton

Cerrando la comitiva, Roberto Merhi, al que sólo se le puede exigir que gane a su compañero Will Stevens, pues el obsoleto Manor que lleva sólo da para hacer de taxi de tener una plaza más.

2-rosberg

La arrogancia de Hamilton

En la salida del domingo, vimos la primera maniobra arrogante de Hamilton, al cruzar su Mercedes en la misma línea de arranque, mostrando la dirección que iba a tomar en cuanto se apagara el semáforo. Y así fue. Su bólido pasó por delante del de su compañero y enseguida tomó las de Villadiego. Rosberg mantuvo el tipo ante las acometidas de Vettel, cuyo vitaminado Ferrari nada tiene que ver con el que llevó el asturiano durante cinco años, manteniéndose en la tercera posición.

El otro Ferrari, el del finlandés, protagonizó la mejor maniobra del inicio al adelantar de una tacada a los Williams de Felipe Massa y Valtteri Bottas, colándose entre ellos y el otro Ferrari, un cuarto puesto que ya no abandonaría hasta cruzar la meta, corroborando la mejora y evolución de la Scudería.

Error de ‘rookie’

Sainz cometió su error de ‘rookie’ al ‘trompear’ en la primera vuelta, si bien en su descargo hay que decir que recibió una inoportuna llamada de su ingeniero en momento tan comprometido como es el primer giro. La incontinencia verbal de éste, preguntándole qué le apetecía para cenar (es un decir), a buen seguro que le hizo perder la concentración al hijo del campeón de rallyes. (¿Acaso los pilotos de MotoGP llevan radio para que les chiven desde el muro lo que hacen los rivales? Otra a favor de las motos, que sin duda son pura emoción). El ‘rookie’ pudo retomar la carrera, aunque en última posición.

En las primeras vueltas vimos la lucha de los McLaren con los Red Bull, ¡quién los ha visto y quién los ve! Pronto se apeó de la misma Daniil Kvyat, al romper el motor Renault que alimenta a los energéticos, mientras que Daniel Ricciardo se deshizo de los de Wolking hasta subir al noveno puesto, posición más acorde con el potencial de su máquina.

En el giro 24, Sainz a punto estuvo de abandonar al parar por culpa de la caja de cambios. Antes de hacerlo, reseteó el sistema y el cambio funcionó de nuevo, acabando 14º, a una vuelta de la cabeza.

0-carlos-sainz-jr

Tensiones entre los pilotos de Mercedes

Por delante, Hamilton seguía gobernando la carrera con puño de hierro, mostrando su superioridad y también su egoísmo, al ralentizar su ritmo para aguantar sus neumáticos, quejándose Rosberg por ello, pues se le estaba acercando Vettel peligrosamente, debiendo alargar la entrada en boxes para el cambio de ruedas. El alemán lo comunicó por radio al equipo y este al líder, ordenándole casi que acelerara, pero Hamilton, lejos de obedecer, dijo que debía cuidar sus neumáticos hasta la bandera a cuadros.

Acabada la prueba, Rosberg recriminó a su compañero comportamiento tan desleal diciéndole que “estabas pensando sólo en ti mismo” al bajar el ritmo, respondiéndole el bicampeón que su trabajo “no es preocuparme de la carrera de Nico”. Los dos pilotos ya tuvieron sus más y sus menos la pasada temporada, veremos hasta dónde llegan en la actual, cuando no ha hecho más que empezar.

En cuanto a Alonso, consiguió llevar al McLaren-Honda a la meta (la primera vez que lo consigue de las dos carreras que ha participado), al igual que Button, cruzándola el español en 14ª posición, por delante del británico, a una vuelta de los primeros. Por cierto, el excéntrico y segundón Räikkönen dijo, al acabar, que “quiten a los McLaren de en medio”. Sin comentarios.

La próxima cita será en Bahréin. Veremos si todo sigue igual… de aburrido.

JMA  

 

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario