Hamilton gana de nuevo, pero los Ferrari cada vez más cerca

1-hamilton

Hamilton ganó de nuevo, esta vez el Gran Premio de Baréin, pero su victoria estuvo a un tris de arruinársela un Ferrari, el de Raïkkönen, pues acabó las últimas vueltas con mejores gomas que los Mercedes, arrebatándole el segundo puesto a Rosberg. Los españoles? Alonso undécimo, a una vuelta de la cabeza; Sainz ‘out’ por avería mecánica y Merhi, aunque último, volvió a acabar.

Citycar Sur

La carrera fue un despropósito de errores tácticos de Mercedes y de Ferrari. Los primeros fallaron en los cambios a Nico Rosberg, que sin duda le perjudicaron; y los segundos, lo mismo, pero con Kimi Raïkkönen. Sin ellos, es posible que el alemán hubiera conservado la segunda plaza, pero también que el finlandés le hubiera adelantado en el ‘pit lane’ e incluso atacado al mismísimo Hamilton, pues a punto estuvo de hacerlo si la prueba hubiera durado un par de vueltas más, no en balde el más rápido en carrera fue ‘iceman’.

‘Pole’ para Hamilton

La ‘pole’ del sábado fue de nuevo para Hamilton, pero el siguiente no fue Rosberg como acostumbra, sino un Ferrari, el de Sebastian Vettel. Detrás del alemán, el otro Mercedes, seguido por el segundo Cavallito Rampante, el de Raïkkönen. Fernando Alonso, con su precioso cortacésped, consiguió superar la Q3, pero no la siguiente, quedando 14º para la salida del domingo. No está mal si pensamos que es la primera vez que consigue posición tan arriba y que su ‘compa’, Jenson Button, no puntuó el sábado por avería de su McLaren-Honda, no tomando tampoco la salida el domingo al desconocer los ingenieros los problemas de su monoplaza.

2-hamilton

Carlos Sainz firmaba una magnífica novena plaza y Roberto Merhi, penúltimo, por delante de su compañero de box, posición que poco o nada se puede mejorar con el Manor que lleva, un coche tortuga que aseguran es un Fórmula 1.

3-hamilton

Raïkkönen adelanta a Riosberg en la salida

En la salida, Hamilton conservó la posición, al igual que Vettel. Por detrás, eran Raïkkönen y Rosberg los que se veían las caras en la lucha por la tercera plaza, llevándosela finalmente el finlandés. Alonso subía una posición, la de Massa, que tuvo que salir desde la calle de trabajo al calar el Williams en la parrilla, y Sainz perdía dos.

A partir de la segunda vuelta, las posiciones se fueron estirando y había que esperar al inicio de las paradas para que se movieran. Es lo que tiene la F-1, que los adelantamientos se producen mayoritariamente más en el ‘pit lane’ que en la pista, cosas del octogenario.

Pero Rosberg, quiso dejarme en mal lugar y en la cuarta vuelta adelantó al compañero de Raïkkönen. Consumada la maniobra, su ingeniero le animó a que fuera a por Vettel y en el noveno giro, el alemán, obediente como buen teutón, superó a su compatriota en una magnífica maniobra de apurada de frenada al final de la recta, alargando la trazada y obligando a levantar el pie para no irse fuera de la pista.

Vettel falla ante la presión de su compatriota alemán

Quien también se acercaba a Vettel era su compañero, dejando caer por radio que él iba más rápido que Sebastian.

En la vuelta 16º empieza el baile de las paradas para cambiar el primer juego de neumáticos. Parada de Hamilton y vuelta a la pista, estando a punto de ser adelantado por el otro Mercedes y Vettel, pues los dos alemanes estaban protagonizando una bonita lucha. Al menos había algo de emoción que, lamentablemente, no la protagonizaban los nuestros.

En la vuelta 31º, a Sainz le dejó tirado su Toro Rosso. Que le den latas de Red Bull a sus mecánicos. Tres giros después, segundo cambio de ruedas y aquí cometen el error los de Mercedes, pues debía haber entrado Rosberg antes que Hamilton para defender la plaza ante Vettel, pero fue el británico el llamado al ‘pit lane’ y luego su compañero, perdiendo la posición ante el germano de Ferrari, pues salió por detrás de él.

4-sainz

Sin embargo, la presión de Rosberg al de la escudería de Maranello hizo estragos, ya que el ex de Red Bull perdió la templanza, haciendo un recto en una curva, cuya excursión por el ‘campo’ dañó el alerón delantero, debiendo entrar para sustituirlo, perdiendo toda opción de podio al salir de nuevo a pista en quinto lugar.

Alonso supera al finlandés

Lo más bonito, sin duda, fue el rifirrafe entre Alonso y Raïkkönen, el mismo que en la anterior prueba, la celebrada en China, dijo por radio que le quitarán el McLaren del asturiano cuando lo iba a doblar. En Sakir, el finés dobló de nuevo al español, pero éste, en una maniobra celebrada por todos (yo al menos), se la devolvió, metiéndole el McLaren. El siguiente en hacerlo fue Hamilton, que había parado para el último cambio de ruedas, no así el de Ferrari, por eso iba primero, perdiendo tan codiciada posición en favor del Mercedes.

5-alonso-y-el-rey

En la 41 vuelta, Raïkkönen puso gomas nuevas e inició una persecución para intentar llegar a lo más alto del podio. El de los helados empezó a empujar, rodando dos segundos más rápido por vuelta que los monoplazas de la estrella. Restaban 12 giros para el final. A dos para el banderazo a cuadros, el Ferrari estaba pegado al coche de Rosberg, que cometió un error, dejando vía libre a Raïkkönen para subirse al segundo peldaño del podio.

A las puertas de superar a Hamilton

Pero el ex compañero de Alonso aspiraba a más y quería poner broche de oro a su magnífica actuación, doblegando a Hamilton, pero no hubo tiempo para más. El británico ganó la carrera, consiguiendo su novena victoria en las últimas once carreras. Detrás de Rosberg, tercero, Valteri Bottas (Williams), Vettel, Daniel Ricciardo (Red Bull), Romain Grosjean (Lotus), Sergio Péerez (Force India), Daniil Kuyat (Red Bull), Felipe Massa y, a las puertas de puntuar, Alonso, undécimo.

La próxima prueba será en Barcelona dentro de dos semanas. En Montmeló el asturiano quiere puntuar, Hamilton volver a ganar y los Ferrari no permitírselo.

JMA

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario