Honda CR-V 1.6 i-DTEC Elegance: Viajero rentable

Honda CR-V (frontal)

Las cuentas salen con el Honda CR-V dotado del nuevo motor turbodiésel 1.6 i-DTEC de 120 CV, porque gasta muy poco carburante en conducción real, lo que redunda en una alta autonomía y, además, rinde muy satisfactoriamente. Esta versión del SUV japonés se convierte, por lo tanto, en un viajero rentable. 

Prueba realizada con BP Ultimate

Muchos clientes de SUV demandan modelos amplios y, sobre todo, que consuman poco, pues las economías familiares no están para visitar continuamente las gasolineras. Para ellos va dirigida la nueva versión del Honda CR-V dotada del motor turbodiésel 1.6 i-DTEC de 120 CV, que estrenó hace unos meses el Civic. Como comenté en el compacto, este bloque resulta muy agradable de utilizar, tiene fuerza desde incluso antes de las 1.500 rpm (lo que hace despreocuparnos de la marcha engranada) y apenas gasta 5,6 l/100 km, con cifras en torno a los 5,2 l/100 km en recorridos interurbanos con poco peso (dos pasajeros sin equipaje) y a velocidades legales. Estos fueron mis comentarios del bloque en el Civic: “Fruto de la filosofía downsizing (cilindradas más bajas, pero incluyendo sistemas de sobrealimentación para que las prestaciones sean buenas y los consumos y las emisiones contaminantes, ajustados), esta mecánica tiene como mayor virtud una buena respuesta desde regímenes bajos, lo que permite al conductor viajar descuidado ya que el coche sale airoso en cualquier circunstancia, aun estando engranada una marcha larga. Muy pocas veces hay que reducir de velocidad por falta de empuje. Es un propulsor nada perezoso y que, además, tampoco suena ni vibra en demasía. Por comportamiento general, este i-DTEC resulta verdaderamente convincente para aquellos que realicen muchos kilómetros a lo largo del año y tengan que circular por carreteras secundarias en las que los adelantamientos y los cambios de velocidad son frecuentes. Respecto a los motores de rivales generalistas, el 1.6 de Honda gana la partida a la mayoría en agrado de uso. Pero aún queda el regalo final, el consumo. Con el modo Econ activado (varía el funcionamiento de diversos elementos para reducir gasto de carburante), si somos cuidadosos, el motor nos premiará con cifras que parecen sacadas de homologaciones. Fantástico.

Las soluciones ecológicas asociadas al i-DTEC también son culpables de limitar el número de repostajes en las gasolineras. Parada y arranque automáticos del motor, cambio recomendado de marcha, aviso por colores del tipo de conducción que se está realizando y recuperador de la energía son las preciadas ayudas que el conductor dispone para aprovechar cada gota de combustible”.

Honda CR-V (trasera)

Incansable
Con el CR-V afrontar viajes se convierte en un acto placentero, pues la comodidad que ofrece está en un nivel muy alto. Además, nuestra unidad de pruebas montaba neumáticos de invierno M+S en ambos ejes. Fue fantástico comprobar en firmes muy fríos (la temperatura exterior llegó en algunas ocasiones a –2º) cómo el coche jamás sufrió pérdidas de trayectoria ni deslizamientos. El SUV japonés con el 1.6 i-DTEC sólo dispone de un eje motriz, el delantero, pero, con estas gomas, parece que la tracción fuera integral. Completamente recomendables si nos movemos por regiones frías.

El resto de información del Honda CR-V, en estas otras dos pruebas con el motor 2.2 i-DTEC de 150 CV: Cargamento tecnológico y Ecología inteligente

Texto y fotos: F.M.

Honda CR-V (interior)

1.597 cc / 120 CV / 1.541 kg / 182 km/h / 5,6 l/100 km / 24.900 € (descuentos y Plan PIVE incluidos).

DESTACA:
– Ideal para largos desplazamientos.
– Motor: consumo muy bajo y gran rendimiento.
– Espacio para cuatro adultos y amplio maletero.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Volante con muchos mandos para memorizar.
– Sin cierre automático de las puertas.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; llantas de 17 pulgadas; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; Bluetooth; pantalla táctil a color; botón Econ; cámara de visión trasera; sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento; retrovisor interior fotosensible; luces diurnas por leds; control de velocidad de crucero; volante multifunción; Auto Stop; cambio recomendado de marcha; asientos traseros abatibles; antena tipo aleta de tiburón; asiento del conductor regulable en altura; retrovisores plegables eléctricamente; espejo interior de vigilancia, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); ayuda al arranque en pendiente; anclajes Isofix; sensor de presión de los neumáticos; ABS con distribuidor (EBD), etc.

GARANTÍA: Tres años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.597 cc.
Potencia máxima 120 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 300 Nm a 2.000 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.541 kg.
Largo/ancho/alto 4.570/1.820/1.655 mm.
Cap. depósito 58 litros.
Vol. maletero 589-1.669 litros.
Neumáticos 225/65 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 182 km/h.
De 0 a 100 km/h 11,2 segundos.
Urbano homologado 4,8 l/100 km.
Durante la prueba 5,6 l/100 km.
Emisiones CO2 119 g/km.
Impuesto Matriculación. Exento.

Prueba realizada con BP Ultimate

1 comentario

Catalogado como Pruebas

Una Respuesta a Honda CR-V 1.6 i-DTEC Elegance: Viajero rentable

  1. Jose

    El vehículo tiene una conducción muy fina y el motor es potente por demás. Problema : Servicio post venta pauperrimo. En especial Sucar Motor parece un detalle pero hay que tener en cuenta que Honda España no escucha al cliente y eso trae dolores de cabeza. la pintura para ser un SUV de más de 30.000€ podría mejorarse bastante se marca sola laca malísima.

Deja un comentario