La Moto Guzzi V7 III se enriquece con las nuevas versiones especiales Rough y Milano, homenajes al arte de la customización

La decana marca italiana de las dos ruedas hace crecer la tercera generación de la mítica familia V7, uno de los modelos más queridos de Moto Guzzi. La llegada de las V7 III Rough y V7 III Milano, que se unen a la V7 III Carbon, responden a la fama conseguida gracias a mantener la fidelidad a las expectativas y reputación de un mercado legendario como es el de Moto Guzzi.

Desde 2009 la V7 es la Guzzi más vendida del mercado, lo que, a la hora de introducir la nueva versión de una moto tan exitosa, constituye un difícil desafío que ha de hacer honor a una historia amplia y llena de éxitos. Desde 1967, año en el que comenzó la venta en Italia de las primeras unidades, la V7 se ha convertido en representante por excelencia de la moto italiana. La V7 II supo hacerlo y también la V7 III que supuso una profunda renovación, siempre con respeto a la primogénita V7.

Para la marca, la V7 III es el resultado de la pasión y el coraje de la fábrica en la actualidad, capaz y competente para renovar su ‘best seller’ con éxito, pero dejando inalterable su carácter y autenticidad, dos valores destinados a perdurar en el tiempo. Y que le permiten acceder a un público realmente heterogéneo, que constituye el modelo acceso al mundo Moto Guzzi y es accesible tanto al público femenino como al masculino, además de a jóvenes deseosos de poseer con orgullo una de las motos más icónicas de la producción de Mandello del Lario, el hogar de la marca en la Lombardía italiana.

La familia V7 III crece con la llegada de las V7 III Rough y V7 III Milano, que se unen a la V7 III Carbon, tres nuevas versiones caracterizadas por sus diferentes acabados que introducen elementos especiales que confieren a la moto un carácter exclusivo y único. Rough y Milano representan un claro homenaje de Moto Guzzi al arte de la customización; la ‘siete y medio’ de Mandello ha demostrado ser un óptimo punto de partida para proyectos de personalización, para conseguir una preparación especial, un auténtico traje a medida.

La nueva V7 III Rough está impulsada por el legendario motor transversal bicilíndrico en V con su aspecto duro y esculpido. Ágil y versátil, con cambio de marchas suave y fluido, esta moto se puede definir en pocas palabras: prestaciones sobresalientes y compañero de viaje perfecto en el tráfico de la ciudad y en viajes fuera de ella. Sus neumáticos de tacos que calzan las llantas de radios y otros detalles confieren a la V7 III Rough un estilo ‘Urban Country’. La parte delantera reforzada y con una configuración de la dirección dinámica garantiza gran maniobrabilidad sin sacrificar la estabilidad. Y su depósito, el más grande de la categoría, asegura muchos kilómetros de placer.

La disponibilidad de accesorios originales Moto Guzzi para la V7 III (y para versiones anteriores) es amplísima y por ello es posible conseguir ésta y otras versiones de V7 III mucho más personalizadas y exclusivas.

La respuesta para la ciudad llega con la nueva versión Moto Guzzi V7 III Milano. Este modelo parte en origen de la V7 III Special, de la que mantiene las características clásicas, como son la instrumentación de doble cuadro circular, los cromados de los escapes y las asas posteriores para el pasajero, además de distinguirse por la pintura brillante del depósito de combustible y sus llantas de aleación, que contribuyen a conferir a la moto un aspecto mucho más moderno.

Al igual que con los otros miembros de la familia V7 III, la nueva V7 III Milano está impulsada por el motor transversal bicilíndrico en V. Ágil y versátil, con cambios de marchas suave y fluido que sólo requiere el toque más ligero de la palanca; una moto que se puede resumir en pocas palabras: máximo confort de conducción, aunque sea en el tráfico de la ciudad.

La equipación de serie se completa con elementos tan particulares como los guardabarros y las placas laterales realizadas en aluminio.

Aunque la potencia máxima se ha aumentado un diez por ciento, gracias a la introducción del nuevo motor, el aumento de las prestaciones no ha sido el objetivo principal a la hora de realizar una amplia renovación de la V7.

La tercera generación de la ‘siete y medio’ de Mandello quiere seguir siendo una moto para el acceso al mundo Moto Guzzi, fácil de conducir, de dimensiones y peso de los más contenidos de su categoría, pero con un carácter fuerte y auténtico, típico de todas las Guzzi en gran medida debido a la utilización de su bicilíndrico transversal en V, una configuración única en el mundo.

 

Ficha Técnica de las Moto Guzzi V7 III Rough y Milano.

Cilindrada 744 c.c.
Diámetro 80 mm
Carrera 74 mm
Distribución 2 válvulas con varillas en aleación ligera y balancines
Potencia max al cigüeñal 38 kW (52CV) a 6200 rpm
Par max al cigüeñal 60 Nm a 4900 rpm
Sistema escape Catalizador de 3 vías con doble sonda Lambda
Refrigeración Aire
Chasis Tubular de doble cuna desmontable en acero ALS
Distancia entre ejes 1.463 mm
Avance 106 mm
Ángulo de dirección  26,4º
Suspensión delantera Horquilla telescópica hidráulica, Ø 40 mm
Recorrido 130 mm
Suspensión trasera Basculante fundido en aleación ligera con 2 amortiguadores regulables en la precarga del muelle
Recorrido 93 mm
Freno delantero Disco flotante en acero inox Ø 320 mm, pinza Brembo de 4 pistones diferenciados y contrapuestos
Freno trasero Disco en acero inox Ø 260 mm, pinza flotante de 2 pistones
Rueda delantera 18″ en aleación ligera, de radios (Rough) 100/90 (110/80 R18 como opción)
Rueda trasera 17″ en aleación ligera, de radios (Rough) 130/80
Altura sillín 770 mm
Longitud 2.185 mm
Altura 1.100 mm
Altura mínima al suelo 150 mm
Capacidad depósito 21 litros (reserva 4 litros)
Peso en seco 189 kilos – 193 (Milano)
Peso en orden de marcha* 209 kg – 213 (Milano)

* Peso con moto lista para su uso, con todos los líquidos y 90% de carburante.

Consumo (ciclo WMTC)           5,5 l/100 km (Racer 5,7l/100 km)

Emisiones CO2 (ciclo WMTC)           128 g/Km (Racer 132 g/Km)

Dejar un comentario

Catalogado como Motos

Deja un comentario