La lluvia pospone el verdadero inicio del Dakar

Nani Roma

Nani Roma

La primera etapa del Rally Dakar 2016 ha tenido que suspenderse por el mal tiempo reinante entre las localidades de Rosario y Villa Carlos Paz, donde ésta iba a tener lugar. En total dejan de disputarse más de 200 kilómetros de especial que mantienen las clasificaciones tal y como  quedaron tras la etapa prólogo.

El verdadero comienzo del Rally Dakar tendrá que esperar una jornada más, y es que las terribles condiciones meteorológicas reinantes entre las localidades de Rosario y Villa Carlos Paz han obligado a la organización a suspender la primera etapa. Las lluvias torrenciales han dejado impracticables los más de 200 kilómetros de especial que debían recorrer tanto los coches como las motos y los camiones. No obstante, la peor consecuencia del tiempo fue que los helicópteros no podían volar a causa de las nubes bajas presentes, con lo que la seguridad de la competición no se podía garantizar.

1-dakar

La suspensión de la etapa no fue firme hasta las 9.30 horas -horario de Argentina-. Hasta entonces, la organización fue aplazando el comienzo de la competición con la esperanza de que la primera etapa pudiera disputarse, cosa que finalmente no ocurrió.

Las declaraciones de los distintos pilotos dejaban entrever una importante decepción por no poder comenzar a competir de verdad en una prueba que llevan preparando durante todo el año pasado. En este sentido, Nani Roma, piloto de Mini, nos contaba lo siguiente: “Ha diluviado y todo está inundado. Además esta mañana había mucha niebla en el CP1. Ya nos ha costado hacer el tramo de enlace, por lo que no quiero ni imaginarme cómo está la especial. Es imposible competir en estas condiciones y la organización ha hecho bien en anular la etapa. Contra la meteorología es imposible luchar y hay que aceptar la suspensión, aunque no haber competido hoy nos perjudica porque la especial era favorable a los Mini, ya que debía celebrarse por un terreno bastante rápido. Confiábamos en hacer un buen papel hoy y es una pena que no hayamos podido correr. En el campamento el cielo está negro y tiene muy mala pinta, aunque confiamos que el temporal nos respete, vuelva pronto la normalidad y podamos empezar a competir… que ya tenemos muchas ganas”.

Carlos Sainz

Carlos Sainz

El sentimiento entre los pilotos de motos ha sido similar, tal y como demuestran las palabras de Joan Barreda. “Hemos salido en los primeros kilómetros bien, pero en el kilómetro 250 hemos parado a cambiar los neumáticos en el último punto del equipo donde podíamos hacer asistencia y ahí ha empezado a llover. Cinco kilómetros después ha empezado una tormenta de rayos. Me ha caído uno a 100 metros, que incluso me ha movido la moto. Llovía muchísimo, con viento, y hemos tenido que ir a 20 o 30 km/h. Hemos intentado seguir porque faltaba muy poco tiempo para la salida teórica de las 8 de la mañana. A un kilómetro de la salida, había una gasolinera y ya nos han dicho que nos esperásemos ahí porque se iba a retrasar la salida. Han estado intentando hacer salida desde el CP1, pero era imposible”.

Laia Sanz

Laia Sanz

Esperemos que la segunda etapa pueda disputarse con normalidad, algo que sucederá si el temporal reinante en Argentina da un respiro a la caravana del Dakar. En principio, está previsto que esta segunda etapa se dispute entre las localidades de Villa Carlos Paz y Termas del Río Hondo, donde las motos rozarán los 500 kilómetros cronometrados, mientras que coches y camiones se irán hasta los 510.

5-dakar

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario