La policía italiana patrulla con un Lamborghini Huracán de 610 CV

Lamborghini Huracan policial (frontal)

Stephan Winkelmann, presidente y CEO de Lamborghini, entregó a la policía de Roma un Huracán con motor 5.2 V10 de 610 CV para cumplir con su trabajo. El coche está convenientemente decorado y, en el interior, lleva accesorios específicos para los agentes.

Con él, no habrá ladrón que se escape. Un Lamborghini Huracán, con motor atmosférico 5.2 V10 de 610 CV, forma parte de la flota de la policía de Roma tras la entrega que realizó Stephan Winkelmann, presidente y CEO de la marca italiana, a Alessandro Pansa, máximo responsable del cuerpo de agentes.

El coche, convenientemente decorado para ser rápidamente identificado, acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y logra una velocidad máxima de 325 km/h. Sustituye a un Gallardo, que ha estado en activo desde el año 2008 y que ha sumado más de 140.000 kilómetros sin averías graves.

Lamborghini Huracan policial (trasera)

Este Huracán atrapacacos incluye luces led en el techo, integradas en un módulo diseñado para que penalice lo mínimo la aerodinámica. Además, el interior viene con accesorios específicos para los agentes, destacando la tecnología Proof Video Data System, con la que graba en vídeo y muestra la velocidad del coche al que se persigue. Asimismo, el maletero delantero está refrigerado para, así, poder transportar órganos a hospitales en casos de emergencias sanitarias.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario