Las claves de una conducción eficiente y segura

Conduccion-eficiente

Tus viajes veraniegos pueden salir más baratos si realizas una conducción eficiente, algo que es tan o más importante como los pasos previos al desplazamiento para que éste sea lo más confortable posible y una revisión exhaustiva de los puntos más críticos de tu coche.

El verano es la época del año donde más desplazamientos en coche se llevan a cabo. Las vacaciones, ya saben. Para afrontar este tipo de viajes de la mejor manera, tenemos que llevar a la práctica una serie de consejos que harán de éste algo más eficiente, confortable y seguro.

Es cierto que hoy en día contamos con vehículos que miran mucho más por evitar la contaminación que hace unos años, pero seguimos teniendo al volante una importante cuota de responsabilidad para ser eficientes. Para ello, debemos seguir una serie de conductas a rajatabla. La primera de ellas tiene que ver con el mismo arranque del coche, que debe ser realizado sin pisar el acelerador. Una vez esté el motor en marcha, hay que iniciar nuestro desplazamiento inmediatamente, salvo en los motores turbo, con los que conviene esperar unos segundos. En cuanto a las marchas a utilizar, la primera solamente debe estar insertada para arrancar. Después pasaremos a la segunda, e iremos ascendiendo cuando el motor esté entre 2.000 y 2.500 rpm en el caso de los propulsores de gasolina y entre las 1.500 y las 2.000 rpm si hablamos de un diésel. Es recomendable también circular a la velocidad más constante posible, mientras que para detenernos debemos, si tenemos espacio, dejar rodar el coche en la marcha que esté insertada para ir reduciendo cuando ya no nos quede más remedio a la vez que pisamos levemente el freno. Si vamos a estar parados durante más de un minuto, es recomendable apagar el motor. Todos estos consejos pueden generar un ahorro de hasta 900 euros al año, siempre y cuando estemos hablando de un vehículo nuevo.

Otro de los puntos importantes cuando de afrontar un viaje se trata es el de nuestro propio confort. Para ello es vital tener una buena planificación de nuestro viaje, por lo que debemos elegir la ruta del mismo antes de partir. También se recomienda evitar las comidas abundantes antes de ponerse al volante, llevar la menor carga posible y mantener las ventanillas cerradas, lo que favorece la aerodinámica y, por tanto, la eficiencia.

Antes de ponernos en marcha también es obligatorio que revisemos los puntos más calientes de nuestro coche. Es vital para la seguridad. Comprobaremos la presión de los neumáticos y su estado de desgaste, el nivel de los líquidos, el estado de los frenos y de las luces y la batería. Mantener nuestro coche en buen estado puede ser la diferencia entre tener un viaje idílico o vivir una pesadilla sobre ruedas. Recuerda que lo más importante de las vacaciones sois tú y los tuyos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario