Las Modern Classics de Triumph, Bonneville, Thruxton y Scrambler, más atractivas

Triumph (10)

Triumph potencia su gama de clásicas para hacerlas más atractivas, prácticas y fáciles de manejar. Los modelos retro del fabricante británico, Bonneville (desde 8.395 euros), Thruxton (9.995 euros) y Scrambler (9.995 euros), estrenan gama de colores, equipamiento e incluso nuevo sonido.

Los cambios de las llamadas Modern Classics por Triumph, Bonneville, Thruxton y Scrambler,  se centran en una acertada actualización de los colores, que las da más frescura, nuevos detalles en su equipamiento y también el sonido, ahora más seductor, gracias al rediseño del sistema de escape. Las tres mantienen el motor bicilíndrico en paralelo de 865 cc y 69 CV, inyección electrónica, caja de cambios de 5 velocidades, horquilla delantera de 41 mm y 120 mm de recorrido y doble amortiguador trasero ajustable en precarga. El peso de estos modelos es, según los cito arriba, 225 kilos, 230 kilos y los mismos la Scrambler.

Bonneville, estética retro que engancha
La atractiva Bonneville es, de la gama Classics de Triumph, el modelo con el asiento más bajo (740 mm la distancia al suelo), gracias a su rueda delantera de 17 pulgadas. Es de fácil manejo y muy ergonómica, confirmándose como una motocicleta urbana, con una loable maniobrabilidad y una estética retro que engancha. Y son los jóvenes los que cada vez sienten más pasión por el estilo de antes, pero con la tecnología actual, como la que nos ocupa, la Bonnie, que fusiona la esencia de esa época y el estilo, con la potencia suficiente tanto en ciudad como en carretera. El modelo más asequible de las Classics 2014 cuenta con escapes de nuevo diseño, que proporcionan un sonido muy personal.

Triumph (6)

La estética de la nueva Bonneville se diferencia del modelo que sustituye por el emblema metálico de Triumph situado en el depósito, el asidero para el pasajero y sus nuevos colores Negro Phantom, Lunar Silver, Blanco Cristal y Azul Zafiro. El bloque motor y la culata también han sido personalizados con el acabado mecanizado de sus aletas de refrigeración, resaltando el carácter clásico del bicilíndrico inglés. El radiador se mantiene con su discreción minimalista y pintado en negro.

Triumph (9)

Bonneville T100, inspirada en la de 1964
La Bonneville T100 se distingue del modelo que le da nombre por su nuevo esquema de color Crystal White y Aurum Gold inspirado en la Bonneville de 1964, un tributo a la edad de oro de las clásicas británicas, los 60, tonos cromáticos que se extiende a lo largo del depósito y los guardabarros. También está disponible en unos intemporales Negro Jet y Rojo Cranberry.

Triumph (4)

Al igual que la moto que le da nombre, la T100 también cuenta con un nuevo silencioso que mejora y personaliza su sonido. El asidero para el pasajero es cromado, así como el protector de la cadena, un toque final que la identifica.

Triumph (7)

Triumph (2)

Bonneville T100 Black, para los menos conformistas
La T100 Black es tal vez la opción más irreverente de la Bonneville. Es una apuesta para los apasionados a las dos ruedas con gustos estéticos menos conformistas. Por eso Triumph ofrece la T100 en negro, color que se mantiene en los muelles de los amortiguadores traseros, llantas, bujes, manillar, varillas de los guardabarros, espejos y asidero para el pasajero, lo que la hace más impactante. Para aumentar el contraste, las aletas de refrigeración están mecanizadas, destacando el contraste el motor que impulsa la moto.

Thruxton, inspirada en las cafe race
Me encantó la Thruxton, una moto retro de carreras inspirada en la cultura cafe racer de los años 60. Es, sin duda, el modelo que mejor transmite el estilo de la competición que se celebrada en la década citada. El motor, como ya queda reflejado al principio, es el bicilíndrico de 865 cc. Las llantas son de radios con aro de aluminio y la posición de conducción es la que corresponde a las míticas máquinas de carreras de aquel entonces. Sin embargo, a pesar de ir casi sobre el depósito, la Thruxton no resulta incómoda de pilotar. Los 230 kilos que pesa no se notan en marcha, es muy ligera y dinámica, colándose bien entre los coches en los atascos urbanos y disfrutando un montón en carretera de montaña.

Triumph (1)

Las novedades de esta moto en el modelo 2014, pasan por la revisión de los silenciadores, que emiten un sonido precioso, y la incorporación como equipamiento de serie de accesorios que más cautivan a los enamorados de lo retro, como es el protector de cadena cromado y una pequeña cúpula decorada con una banda transversal en color dorado y que también recorre el colín y el depósito. La nueva Thruxton está disponible en Negro Phantom y Verde Brooklands.

Triumph (3)

Scrambler, el renacer de una clásica
Con la nueva Scrambler, renace una clásica con la que Triumph recupera el concepto back to black, pues el color negro decora distintas partes de la moto, tales como el radiador, manillar, llantas, bujes y embellecedor del depósito del líquido de freno trasero, complementando a los ya distintivos retrovisores negros y faro frontal.

14-triumph-oct-2013

La Scrambler 2014 también se ha visto favorecida con la aportación de varios detalles que hacen de este modelo una moto aún más atractiva. Estos se centran en el cubre cárter anodizado en color gris y el nuevo asiento, que adopta el logotipo en relieve de Triumph en la parte trasera y se beneficia de un nuevo diseño con el que se logra una posición de conducción más relajada sin rebajar su estilo de aspecto agresivo. Se ofrecen dos nuevos esquemas de color, el Azul Pacífico mate y una sorprendente combinación de Gris Lunar y Rojo Diablo.

13-triumph-oct-2013

La nueva gama Modern Classics 2014 de Triumph ya está disponible en los concesionarios de la red oficial de la marca en España. Sus precios van desde los 8.395 € (PVPR) de la Bonneville, hasta los 9.995 € (PVPR) de las Thruxton y Scrambler; pasando por los 9.795 € (PVPR) y los 9.295 € (PVPR) de las Bonneville T100 y T100 Black, respectivamente.

Dejar un comentario

Catalogado como Presentaciones

Deja un comentario