Los 5 Suzuki Vitara más importantes de la historia

Creado en 1987 como uno de los pioneros del universo SUV, el Suzuki Vitara ha visto nacer desde entonces una serie de versiones a cada cual más interesante. Rescatamos cinco de las más llamativas e importantes, entre las que encontramos incluso una que superaba los 1.000 CV de potencia.

Suzuki Garaje J-J

Mucho ha llovido desde 1987 hasta ahora. En total, tres décadas donde hemos visto nacer multitud de modelos. Pocos son los que han perdurado hasta nuestros días, tal y como sucede con el Suzuki Vitara, un vehículo que ha ido mutando hasta ser hoy en día una evolución perfecta de lo que en su día fue, el precursor del universo SUV. Pero, ¿qué variantes destacaríamos por encima del resto? Las cinco siguientes encajarían perfectamente en el papel.

Primera generación del Suzuki Vitara

El primer Suzuki Vitara de la historia nace del atrevimiento de la marca japonesa a la hora de mezclar en un mismo vehículo la tipoligía de varios. Es presentado en 1988 con motivo del Salón de Tokio, donde pudimos comprobar que se trataba de una apuesta robusta y capaz fuera del asfalto, sin por ello desmerecer a la hora de enfrentarse a las exigencias urbanas. El Vitara se convirtió pronto en un súper ventas, tal y como demuestran las más de 100.000 unidades vendidas en sus dos primeros años de vida.

Vitara X-90: adelantado a su tiempo

Saltamos al Salón de Frankfurt de 1995, momento en el cual Suzuki se destapa con el Vitara X-90, uno de los coches más atrevidos de cuantos se recuerdan. Era un todocamino descapotable, prestacional y biplaza. “¿Qué estás mirando?” era su lema, lo que define sus intenciones. Se trataba en todo caso de un todocamino targa con un techo de cristal que se anclaba a un arco fijo y que se desmontaba en dos piezas que podían guardarse en el maletero. Contaba además con un alegre motor de 1,6 litros y 95 CV que movían con mucha soltura los 1.100 kg del conjunto.

Suzuki Grand Vitara Pikes Peak Special

Suzuki es una marca que ha tenido una gran relación con el mundo de la competición a lo largo de su historia, tal y como demuestra su presencia en una de las pruebas más míticas del planeta, la subida a Pikes Peak. El modelo original que participó en la carrera americana nace en 1995, dotado de una impresionante carrocería de kevlar y carbono que se impuslaba con dos motores de 1,6 litros, que en conjunto ofrecían 900 CV. Con un peso de 900 kilogramos, la relación peso-potencia del coche es sencilla de calcular. El paso de los años nos permitió ver una evolución que derivó en la llegada del XL7, que con un motor V6 sobrepasaba los 1.000 CV de potencia y los 1.000 Nm de par máximo.

Suzuki Grand Vitara XL-7

La segunda generación del Suzuki Vitara fue bautizada como Grand Vitara, y entre las novedades que trajo se encontraba el XL-7, que llegó en 2001 a España tres años después de su nacimiento. Basado en la versión de cinco plazas, ofrecía siete y un espacio mayor en su interior gracias a que ganaba 320 mm de distancia entre ejes y era 485 mm más largo. Más tarde llegó el Suzuki XL7 como un modelo independiente de la gama Vitara. El XL-7 fue un coche muy exitoso al otro lado del charco, donde ganó el prestigioso galardón “Best Buy” de Consumers Digest durante dos años consecutivos, en 2003 y 2004.

Suzuki Vitara de raids

El mundo de los raids ha sido otro de los puntos neurálgicos en la historia del Suzuki Vitara, modelo que ha recibido preparaciones de todos los niveles, desde las más sencillas T1 y T2, hasta la T3, que lo convertía prácticamente en un prototipo. Ha competido en rallies todoterreno desde principios de los 90 hasta la actualidad. Los Vitara T1 y T2 compitieron en el Dakar con buenos resultados en sus categorías, mientras que el espectacular T3 Proto también ha tomado parte en competiciones nacionales, logrando la victoria absoluta en alguna edición del Montes de Cuenca o la Transpaña.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario