Los ladrones de motos no descansan durante el confinamiento. Consejos para que no te roben tu vehículo

A pesar de que durante el confinamiento la delincuencia en general ha bajado, han aumentado, por el contrario, los robos en farmacias, segundas residencias y las motos estacionadas en la calle. Modelos como las BMW GS, Honda Scoopy o Yamaha T-Max, entre otras, son algunas de las más buscadas por los ladrones. ¿Cuáles son las ciudades más afectadas? ¿Y los modelos más llamativos para los delincuentes además de las citadas?

El estacionamiento durante largo tiempo de un vehículo en la calzada o acera obligado por el estado de alarma que sufrimos debido a la crisis sanitaria que impide desplazarnos con él, salvo casos excepcionales, es una oportunidad para los amantes de lo ajeno.

Así, parece que el confinamiento ha facilitado la labor de los delincuentes, que han aprovechado las calles vacías para continuar robando motos con mayor impunidad. En concreto, las cifras a las que ha tenido acceso Acierto.com indican que las motos con más riesgo de ser robadas coinciden con algunos de los modelos más vendidos. En este caso, se trata de la Honda SH 125 (más conocida como Honda Scoopy), la Yamaha T-Max y la Kawasaki Z800.

Es decir, si son las motos que más se venden, es lógico que sean también las más fáciles de encontrar en nuestras calles. Además, una moto común es mucho más difícil de rastrear (para la policía). Y no solo eso, sino que los ladrones venden sus piezas con mayor facilidad. Otros modelos que aparecen en la lista son la Yamaha X-Max, la BMW GS y la Yamaha YZF-R1.

Las ciudades más afectadas por estos incidentes son Barcelona, Madrid, Alicante, Sevilla y Málaga. Respecto a esta primera se hace con casi 9 de cada 10 motos robadas. No obstante, tampoco podemos perder de vista el gran número de motocicletas que hay en la provincia de Cataluña –su parque de motos es de 655.999 unidades–. Para que nos hagamos una idea, la cifra casi dobla a la segunda de la lista, Madrid, con 386.167 motos en toda la Comunidad.

Consejos para evitar que nos roben la moto

Lo ideal para proteger nuestra moto será estacionarla en un garaje privado. De hecho, incluso atenuaremos el riesgo de cara al seguro (y podríamos pagar menos por nuestra póliza). Sin embargo, esto no siempre es posible. Razón de más para implementar una serie de consejos que recaba el comparador Acierto.com.

Cuida dónde la dejas aparcada. El lugar donde la dejamos aparcada es uno de los factores más importantes. Debemos elegir una zona que se encuentre lo más transitada posible –dentro de las limitaciones actuales– y bien iluminada. Resulta conveniente estacionar cerca de lugares como bancos, que suelen tener cámaras de vigilancia y disuadir a los delincuentes. También podemos optar por hacerlo cerca de casa, es decir, que podamos ver el vehículo desde la ventana.

Procurar que esté limpia.  Limpiar el polvo y las hojas que hayan caído sobre ella, comprobar que no tenga un aspecto descuidado, revisar la presión de las ruedas, que se encuentra correctamente anclada al suelo (en el caballete central, por ejemplo) son también fundamentales. Si nuestra moto tiene aspecto de “estar a punto” los ladrones creerán que la usamos con frecuencia.

Anclar la moto a un elemento fijo. También es importante atar la moto con una cadena al mobiliario urbano fijo. Son muchas las bandas de ladrones que utilizan sofisticados métodos para levantar la moto e introducirla en una furgoneta y un camión y, de esta forma, sustraer las piezas con más tranquilidad en un sitio seguro.

Retira la documentación de la moto. Por último, será clave no dejar la documentación de la moto en el interior del vehículo, ya que será necesaria para realizar la denuncia si no conseguimos evitar el robo. Además, no podemos perder de vista que precisamente durante el estado de alarma es cuando, probablemente, nuestra moto estará más tiempo parada en la calle.

Ojo con las paradas cortas. No solo debemos tener cuidado a la hora de estacionar, sino que también hay que actuar con diligencia en esas paradas cortas que hacemos cuando la utilizamos (por ejemplo, a la hora de repostar combustible o comprar algo en un local comercial). Los delincuentes pueden aprovecharlos para cometer el delito.

Incluir la cobertura de robo en el seguro de moto

Añadir la cobertura de robo a nuestro seguro de moto puede resultar de gran ayuda llegados a este punto. Esta cobertura nos permitirá recibir una indemnización en caso de robo. La cantidad variará según determinados factores, pero podría alcanzar el 100% de su valor de nuevo en algunos casos.
La garantía también nos protegerá en caso de tentativa de robo si algunos elementos resultan dañados, pero finalmente no nos la quitan. Dicho lo cual, lo más conveniente es consultar el condicionado del seguro para saber ante qué circunstancias estamos cubiertos.

Es importante añadir que muchas pólizas no solo cubren el robo (apropiación indebida con fuerza), sino que también pueden cubrir el hurto, que consiste en la sustracción ilegal sin fuerza y que puede ser fruto de un despiste, como dejar las llaves de la moto en el contacto. Además, tal y como recuerda Acierto.com, el seguro de moto se hará cargo de cualquier tipo de incidente que ocurra durante el estado de alarma. Independientemente de la legalidad del desplazamiento.

Comentarios desactivados en Los ladrones de motos no descansan durante el confinamiento. Consejos para que no te roben tu vehículo

Catalogado como Noticias

Comments are closed.