Los mareos de los niños en los coches pueden evitarse, según Ford

El mareo de los más pequeños durante un viaje en coche es uno de los mayores terrores de los padres. Ford ha realizado un estudio sobre ello, dando como resultado una serie de consejos que harán que este problema, si no se erradica, esté muy cerca de hacerlo.

Todos los que nos leáis y tengáis hijos os habréis enfrentado en alguna ocasión a alguna situación complicada durante un viaje por culpa de un mareo. Incluso algunos adultos siguen sufriéndolos en determinados momentos. Es algo que las retenciones y las carreteras sinuosas, factores que cobrarán especial importancia durante los próximos días con motivo de la Semana Santa, agravan. Por ello, Ford ha comprobado tras un estudio los patrones que hay que evitar para sufrir este desagradable mal.

Con la llegada de las nuevas tecnologías ha aparecido un nuevo factor que favorece los mareos en el coche. Se trata de las pantallas, ya que mirarlas fijamente no es bueno para el tema que tratamos. Todos los pasajeros que están viendo algo en una pantalla de entre los analizados se sintieron mal tras una media de diez minutos. Y eso que eran adultos.

Se puede detectar un mareo incluso antes de que se produzca. Los bostezos y la sudoración son señales de aviso para una afección causada por desequilibrios entre señales que recibe el cerebro desde los ojos y los órganos responsables del equilibrio, en el oído. “Los mareos en el coche son un problema complejo. Es una reacción natural a un estímulo no natural que no se puede curar como tal. Pero podemos intentar aliviar los síntomas”, afirma el profesor Jelte Bos, de TNO, Sistemas de Percepción y Cognitivos de Soesterberg, en Holanda.

Volviendo al tema de las pantallas, se comprobó que cuando éstas estaban situadas en una posición alta y se podía ver la carretera por ambos lados, las personas analizadas eran mucho menos proclives a marearse.

“Para muchos conductores que creen que su hijo tiene un problema con los mareos en coches, podría tratarse simplemente de que su hijo tiene un problema con la manera en que conducen. Adoptar un estilo de conducción más suave ayuda a evitar la sensación de náusea y reduce los costes de combustible”, asegura el profesor Bos, que también realiza estudios sobre percepción de movimiento en la Vrije Universiteit de Amsterdam.

Teniendo en cuenta todo esto, Ford ha elaborado una pequeña lista de simples consejos con los que podremos aliviar los mareos durante los viajes. Son los siguientes:

Ponte en una posición intermedia en los asientos traseros, o preferiblemente al frente, para poder ver la carretera que hay por delante.

Conduce de manera suave y evita en la medida de lo posible frenar de manera repentina, los acelerones o los baches.

Distrae a los pasajeros mareados, puede valer incluso que os pongáis a cantar.

Bebe refrescos de cola, pero evita el café.

Utiliza una almohada o un reposacabezas para mantener la cabeza lo más inmóvil posible.

Enciende el climatizador para que circule aire fresco.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario