Michelin presenta el nuevo etiquetado de los neumáticos

Etiqueta neumáticosMichelin dio a conocer la nueva información que deberán llevar los neumáticos fabricados en Europa a partir del 1 de julio. Estos incluirán una etiqueta que mostrará su nivel de resistencia a la rodadura, la distancia de frenada que ofrecen y el ruido exterior que provocan, según una normativa aprobada en el seno de la Unión Europea.

Michelin ha dado a conocer la nueva etiqueta energética que deberán incluir de forma obligatoria todos los neumáticos que se fabriquen en Europa a partir del 1 de julio de 2012 y los que se comercialicen del 1 de noviembre en adelante.

El inédito sistema de etiquetado responde a una nueva normativa aprobada en el seno de la Unión Europea con el objetivo de que los ciudadanos elijan con conocimiento qué neumáticos prefieren para su vehículo en relación con su eficiencia. Esta normativa será de obligatorio cumplimiento para aquellas gomas destinadas a turismos, vehículos comerciales, 4×4, camiones, autocares y autobuses. Únicamente, quedarán de portar esta identificación los recauchutados, los que se emplean para el pilotaje off road, los de clavos para la conducción sobre hielo, los de competición y los de colección.

La mencionada etiqueta recoge tres indicadores claves. Por un lado, el consumo del carburante, que mide el nivel de resistencia a la rodadura, así como la forma en la que el neumático contribuye a ahorrar combustible. Con una escala comprendida entre la A a la G, se hará referencia al menor o mayor coeficiente de resistencia, siendo la primera letra el valor más eficiente. La variación desde la A a la G supone un ahorro en el consumo de 0,5 l/100 km.

Por otro lado, se encuentra el apartado que hace referencia a la seguridad de la rueda según la distancia de frenada sobre pavimento mojado. Para este indicador se emplea la misma escala previamente mencionada, con la diferencia de que, en este caso, lo que se mide es el índice de adherencia sobre suelo con agua. Así, la diferencia entre la A y la G supone una variación del 30%, lo que implica que, a la misma velocidad, un vehículo con neumáticos G necesitará 18 metros más para frenar que el mismo coche con los A.

El último parámetro hace referencia al nivel de ruido exterior de los neumáticos. Está representado por un altavoz con tres franjas a modo de bandas sonoras, por lo que, cuantas menos bandas estén coloreadas de negro, más silencioso será.

Cuidado de los neumáticos
Desde Michelin han querido resaltar la importancia de mantener los neumáticos en buenas condiciones y dentro de los niveles de presión correspondientes. De esta forma, se reduce tanto el consumo de carburante, como las emisiones de CO2, además de disminuir la distancia de frenado y registrar reacciones seguras ante imprevistos, como el aquaplanning.

J.A.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario