Máxima precaución en las salidas de garajes y parkings

Salida de garajes

Al carecer el conductor de visibilidad lateral en las salidas de garajes y parkings, hay que asomar el coche con la máxima precaución y la mínima velocidad posible para poder reaccionar ante un imprevisto. 

Las prisas nunca son buenas al volante, pero mucho menos en las salidas de garajes y parkings, en las que se suele carecer de visibilidad lateral. La única forma de evitarnos sustos (aparición repentina de peatones o de otros coches) en esta situación es avanzar con la máxima precaución y la mínima velocidad posible. Hay personas que incluso dan un toque al claxon para alertar de su presencia al resto de usuarios de la vía. Si hay puestos espejos, aprovéchalos y sírvete de ellos para ver a quienes vienen por los laterales.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario