Mercedes-Benz C Coupé 220 CDI: Belleza motivante

Mercedes-Benz Clase C Coupé (frontal)

Conducir el Mercedes-Benz C Coupé motiva, primero, por su innegable belleza y, segundo, por su ejemplar compromiso entre comodidad y efectividad. El motor turbodiésel 220 CDI de 170 CV puede registrar valores de consumo muy bajos.

Prueba realizada con BP Ultimate

Es evidente que, a la hora de comprar una berlina, pesa más el corazón que la cabeza en alguien que decide adquirir una de estética cupé en vez de la versión convencional de cuatro/cinco puertas. La primera, además de ser más cara, tiene claros puntos criticables, como el acceso y la salida del habitáculo, más difíciles por ser el coche más bajo, y la visión del conductor en algunos ángulos, pero ¡bendita elección!, pues simplemente conducir un bellezón como el que nos ocupa en estas líneas borra de un plumazo las trabas antes citadas.

El Mercedes-Benz C Coupé, rival de otros dos míster como el Audi A5 y el BMW Serie 3 Coupé, pese a su imagen, no debe considerarse un deportivo como tal, pues su versatilidad va mucho más allá. Con él, resulta un placer sumar kilómetros de forma tranquila como afrontar un tramo revirado a un ritmo alto, gracias a una puesta a punto equilibrada de las suspensiones (ver debajo Modo Sport). Lógico por sus dimensiones, le gustan más las curvas de media y alta velocidad, que las ratoneras propias de un puerto, como pueden ser las horquillas. En las primeras es fácil comprobar la alta estabilidad del alemán, el sencillo manejo y la buena rapidez de movimientos. Ojo, eso sí, en superar el alto límite de adherencia, pues los sobrevirajes propios de un propulsión trasera como este Mercedes-Benz no son sencillos de controlar. No obstante, el programa electrónico de estabilidad (ESP) está presente para corregir cualquier trayectoria errónea.

En los viajes, la nota predominante es el silencio interior. Esta tranquilidad se rompe únicamente en fuertes aceleraciones, pues el motor CDI suena más de lo previsible, y en determinados asfaltos, en los que la rumorosidad de la rodadura de los neumáticos se hace presente, sin ser molesta. Las ventanas tienen marco, algo raro pues en los cupés no suelen incluirlos, pero que va en beneficio de un mayor aislamiento del exterior.

Mercedes-Benz Clase C Coupé (trasera)

CDI y 7G-Tronic Plus
El propulsor 2.2 CDI analizado es el de acceso a la gama turbodiésel. Este cuatro cilindros en línea desarrolla 170 CV y 400 Nm (una gran cifra de par) a tan sólo 1.400 rpm. Comienza a empujar de manera contundente, pero a su vez progresiva, desde casi el ralentí, por lo que, en muchas ocasiones, no es necesario que el conductor esté pendiente de la marcha engranada, ya que las recuperaciones son rápidas. Por su parte, el opcional cambio automático de siete velocidades 7G-Tronic Plus, por convertidor de par (no es un doble embrague), brilla por suavidad a la hora de insertar marchas, ya que el conductor apenas las percibe. Tiene modo secuencial con levas en el volante. Si se realiza una conducción deportiva, puede que notemos algo de lentitud en los cambios, sobre todo, si se compara con las fantásticas transmisiones DSG y PowerShift, del Grupo Volkswagen y de Ford, respectivamente.

Con este conjunto motor/transmisión, el gasto de combustible obtenido durante la prueba no llegó a los 7,0 l/100 km. Es más, desde Segovia a Madrid, con terreno favorable (muchas bajadas), pero sin buscar el mínimo consumo posible, tan sólo bebió 5,5 l/100 km. Sin duda, un ejemplo de eficiencia.

Mercedes-Benz Clase C Coupé (interior)

Calidad de realización
Como buen Mercedes-Benz, la calidad de realización merece una nota muy destacada. La mayoría de plásticos, excepto los de la consola central, son de tacto blando y los mandos y botones rezuman calidad y durabilidad. Tan sólo se echa en falta un freno de mano eléctrico, en lugar del desfasado pedal. El mando Controller y los del volante multifunción facilitan mucho el uso de los diferentes dispositivos del coche (navegador, equipo de audio, activación de sistemas de seguridad, etc) sin tener que desviar demasiado la mirada de la carretera.

Texto: F.M.
Fotos: J.L.B.

FANTÁSTICOS. Quien valore conducir en una posición baja, con las piernas bastante estiradas y bien sujeto, pero sin sentirse agobiado, le gustarán y convencerán desde el principio los asientos delanteros de cuero del C Coupé, disponibles dentro del Paquete Style (681 euros). La regulación longitudinal y de la inclinación de la banqueta se realiza de forma manual, mientras que la altura y la inclinación del respaldo se ajustan mediante mandos eléctricos. Como el volante se puede alejar bastante del salpicadero, es muy sencillo encontrar la postura de conducción más deseada. Ambos asientos tienen memoria, es decir, regresan a su posición original después de la entrada o la salida de los pasajeros traseros.

ALTURA LIMITADA. En las dos plazas traseras individuales, el límite de espacio lo pone la altura al techo pues la estética cupé implica una acusada caída del techo a partir del montante B. De este modo, gente de talla alta rozará sus cabezas con el tapizado superior. Los reposacabezas van integrados en los asientos, no hay asideros para sujetarse, pero sí salidas de aire y un gran plafón de luz. Entre los dos ocupantes, se ha ubicado una práctica consola divisoria con huecos portaobjetos. El acceso a estas plazas no es muy cómodo porque no hay un gran espacio libre al adelantar los asientos delanteros. Aquí, la imagen gana la batalla a la comodidad.

450 LITROS. El maletero del modelo alemán tiene una buena capacidad de 450 litros, suficiente para meter varias maletas, alguna de ellas de gran capacidad. El piso de carga no es completamente plano, sino que se eleva al final del cubículo. El acceso se realiza a través de una tapa y no de un portón, pero, como el espacio no es muy profundo, no hay que contornear mucho el cuerpo para llegar al equipaje del fondo. Los asientos traseros se pueden abatir mediante dos tiradores. Ojo, porque cuando la tapa no tiene sistema de retención y, al abrirse, lo hace muy rápidamente y nos podemos golpear con ella.

MODO SPORT. Por 1.350 euros, el C Coupé puede equipar el Paquete Dinámico Avanzado. Se trata de un chasis adaptativo con modo Sport, que se activa pulsando una tecla del salpicadero y que implica varios cambios, algunos más palpables que otros: la suspensión se endurece, los cambios de marchas son más rápidos y se modifica la asistencia de la dirección. Con esta configuración, la berlina alemana no se convierte en un coche incómodo y no hemos visto que suba el consumo de carburante.

LLANTAS DE 17 PULGADAS. El equipamiento de serie del C Coupé 220 CDI viene con llantas de 16” y neumáticos 205/55. Nuestra unidad de pruebas contaba con unas opcionales multirradio de 17” (990 euros más IVA) y con gomas delanteras 225/45 y traseras 245/40. Recuerda que el eje motriz del coche es el posterior, de ahí que las más anchas sean las de dicho eje. La rueda de repuesto, ubicada debajo del plano de carga del maletero, es de emergencia.

GAMA C COUPÉ DESDE: 36.950 euros

2.143 cc / 170 CV / 1.615 kg / 231 km/h / 6,9 l/100 km / 38.975 €

DESTACA:
– Divertido, estable y con gran tacto de conducción.
– Calidad de realización.
– Motor con bajos excelentes.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Cuatro plazas/altura trasera.
– Cambio automático algo lento en conducción deportiva.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; llantas de 16”; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; Bluetooth; asientos delanteros deportivos y semieléctricos; volante de tres radios multifunción regulable en altura y profundidad; mando Controller; parada y arranque automáticos Eco; ordenador de a bordo; red en maletero; retrovisor interior fotosensible; control y limitador de velocidad; luces diurnas por leds; sensores de alumbrado y lluvia; retrovisores abatibles eléctricamente, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor; capó activo para protección de peatones; programa electrónico de estabilidad (ESP); anclajes Isofix; testigo de pérdida de presión de los neumáticos, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 2.143 cc.
Potencia máxima 170 CV a 3.800 rpm.
Par máximo 400 Nm a 1.400 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Trasera.
Caja de cambios Automática, 7 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, hidráulica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.615 kg.
Largo/ancho/alto 4.590/1.770/1.406 mm.
Cap. depósito 59 litros.
Vol. maletero 450 litros.
Neumáticos 205/55 R16.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 231 km/h.
De 0 a 100 km/h 8,1 segundos.
Urbano homologado 6,1 l/100 km.
Durante la prueba 6,9 l/100 km.
Emisiones CO2 128 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

3 Comments

Catalogado como Pruebas

3 Respuestas a Mercedes-Benz C Coupé 220 CDI: Belleza motivante

  1. Digno sucesor de los Clk y motor bastante equilibrado

    Un saludo

  2. F.H.G.

    Muy muy bonito, la verdad. Aunque el hecho de que los asientos de atrás estén tan limitados en espacio…para eso que lo hagan biplaza con un maletero más grande, no?

  3. Minerva

    ¿Quién se atrevería a poner peros a este cochazo? Qué asco ser pobre…

Deja un comentario