Miles de moteros invaden las calles de Madrid para decirle a la alcaldesa “Madrid en moto sí”

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha Madrid Central, área que restringe el paso de coches y motos. En respuesta a tal arbitrariedad, y al grito unitario de ¡Madrid en moto sí!, miles de motoristas salieron a las calles de la capital para decirle a su alcaldesa que la moto es la solución, no el problema, y para que revierta las prohibiciones aplicadas.

Madrid Central cercena la libre circulación de vehículos en una amplia zona del centro de la capital, prohibición que, en el caso de las motos, rige desde las diez de la noche a las siete de la mañana, en un absoluto desprecio al vehículo de dos ruedas, cuyas ventajas para aliviar los atascos y la polución son obvias y el Ayuntamiento no tiene en cuenta. Ante este rechazo a las motos de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y de Inés Sabanés, responsable de Medio Ambiente y Movilidad y precursora del desatino, los moteros se concentraron en la capital para mostrar su desacuerdo con tales medidas municipales e invitar al consistorio a revertirlas.

A las 11:30 de la mañana, acudimos al lugar de la cita, la Ciudad Universitaria, en una preciosa BMW R nineT Pure “vestida” con el equipamiento especial Option 719, reuniéndonos con miles de moteros perjudicados por la normativa municipal (las contadas crónicas sobre el evento dan cifras entre cinco y 7.000 participantes, hágase la media y saldrá el número de asistentes). Antes del inicio de la marcha por la ciudad, Marcel Barrilero, impulsor de la plataforma “Madrid en moto sí”, acompañado por Gustavo Cuervo y Alicia Sornosa, dio lectura a un manifiesto solicitando a los responsables del consistorio madrileño “que se entienda la motocicleta como una solución a la movilidad en Madrid, no sufriendo restricciones circulatorias contrarias a la realidad y necesidad de los ciudadanos, ni tan siquiera en la almendra central”, así como la activación de “planes de seguridad vial eficaces” y otras medidas que se pueden leer al pie de este texto. A continuación, la caravana, escoltada por efectivos de la policía municipal, inició el recorrido por las calles de la capital en un ambiente de civismo, tocando la bocina, pero sin explosiones por cortes de encendido (salvo algún desahogado). A la llegada a la plaza de Cibeles, sede del Ayuntamiento, los manifestantes mostraron su disconformidad con el consistorio desplegando pancartas y haciendo sonar el claxon de sus motos incesantemente. También se guardó un minuto de silencio por los motoristas fallecidos en accidentes.

Tras la “bronca” frente a la diosa Cibeles, la caravana prosiguió su marcha hasta la plaza de las Ventas, donde Barrilero agradeció a todos los participantes su presencia, el ejemplar comportamiento mostrado por todos y felicitándose por el enorme éxito de la convocatoria. Al cierre de esta noticia no se tenían noticias de la reacción de la alcaldesa ante el grito masivo, unánime y cívico de los moteros en contra de las medidas que impiden la libre circulación de las motos por la ciudad que gobierna. Los moteros le dijeron a la regidora, alto y claro, sí a la moto y no a sus medidas, pues la moto es la solución, no el problema.

Manifiesto de “Madrid en moto sí”

Madrid, como todas las grandes ciudades, necesita de la moto en sus desplazamientos ciudadanos individuales. Madrid Central ha sido cerrado al uso de motocicletas, el Gobierno de Madrid presenta una clara tendencia a despreciar la realidad y capacidad de la motocicleta en los desplazamientos individuales. La motocicleta es un recurso para la movilidad inteligente capaz de ofrecer a las grandes ciudades un modelo de dinamismo económico y social basado en el uso de menor tiempo durante la movilidad, ahorro energético, descongestión estática y dinámica, menos emisión y menos tiempo de emisiones.

Solicitamos que se entienda la motocicleta como una solución a la movilidad en Madrid, no sufriendo restricciones circulatorias contrarias a la realidad y necesidad de los ciudadanos, ni tan siquiera en la almendra central. Para la reducción de la accidentalidad, se activen y ejecuten planes de seguridad vial eficaces, basados en el conocimiento del riesgo y en la investigación en profundidad de los siniestros. Se respete el marco legal en materia de seguridad vial en general y de señalización e infraestructuras en particular, prestando especial atención a coeficientes de rozamiento, obstáculos y modos de segregación del carril bici, ciclos semafóricos, señalización de obras, etc.

Se habiliten “carriles moto” especiales de entrada a la ciudad de Madrid, en determinadas vías y amplitud de un carril, en vías de varios carriles, para el filtrado hasta línea avanzada de detención. Se amplíen las líneas avanzadas de detención en intersecciones reguladas por semáforos. Se amplíen los estacionamientos de motocicletas en superficie con estrategias inteligentes. Se instalen sistemas antirrobo de motocicletas tipo anillas de seguridad o similares.

Se activen campañas sobre visión periférica y filtrado de riesgo durante la conducción para todo tipo de conductores, incluidos los de motocicletas. Se trabaje en la solución tecnológica para la eliminación de las rejillas metálicas ilegales, que son todas. Se activen campañas sobre todos los conductores sobre disciplina semafórica. Se abra una mesa técnica de trabajo especial de seguridad de motociclistas, con el tejido asociativo organizado, para su debate técnico, consenso y toma de decisiones.

Recordamos a todos los ciudadanos y administraciones públicas que la moto forma parte de la solución, no del problema.

José Mª Alegre (texto y fotos)

Comentarios desactivados en Miles de moteros invaden las calles de Madrid para decirle a la alcaldesa “Madrid en moto sí”

Catalogado como Noticias

Comments are closed.