Mini Countryman Cooper SD All4 Automático: Versátil y exclusivo

Mini Countryman Cooper SD All4 (frontal)

¿Quién dijo que en un Mini no pueden viajar cuatro personas? Igual de divertido que el Hatchback (tres puertas), el Countryman ofrece versatilidad y también exclusividad, algo que, por otro lado, se nota en el desembolso. La personalización es otra de las bazas de este peculiar SUV.

Prueba realizada con BP Ultimate

Con el Countryman, Mini cambia el chip de ofrecer coches de buena factura, pero poco prácticos. Este pequeño SUV rompe muchas barreras: es el primer modelo de la marca británica, propiedad de BMW, que mide más de cuatro metros de longitud y que ofrece cuatro puertas y un buen maletero. Por lo tanto, es el más versátil y el que permite viajar con comodidad a cuatro personas, incluyendo el equipaje. Y lo mejor es que no pierde la esencia lúdica de un Mini, pues también es divertido de conducir como el Hatchback (tres puertas). Su alto dinamismo viene dado por una suspensión firme, incómoda en firmes irregulares, y una dirección directa con las que el Countryman vira plano en curvas, sorprendiendo gratamente al conductor por la alta estabilidad. En carreteras y autopistas no es especialmente silencioso, aunque lleva ventanas con marco, característica que limita la sonoridad en el interior.

La tracción total All4 funciona con un sólo eje motriz, el delantero, en buenas condiciones de adherencia, y con los dos si hay pérdidas de motricidad, pudiéndose repartir la fuerza del motor al 50% entre ambos. Este sistema, más una altura libre al suelo de 15 centímetros, algo más que un turismo convencional, permiten transitar por pistas en buen estado (caminos de acceso a fincas, etc), además de ser un aliado excepcional en caso de lluvia y nieve.

Mini Countryman Cooper SD All4 (trasera)

El motor turbodiésel más potente de la gama es un 2.0 de 143 CV para esta versión Cooper SD. Asociado al opcional cambio automático Steptronic por convertidor de par de seis velocidades, tiene entre sus virtudes la de ofrecer un amplio rango de funcionamiento, pues empuja desde muy abajo, y posibilitar buenas recuperaciones y rápidos adelantamientos. Su principal debe, el consumo, que fue más elevado de lo esperado, 8,3 l/100 km en ciclo mixto. La transmisión garantiza rápidas inserciones de marcha y agrado de uso, con posibilidad de manejo secuencial con levas tras el volante.

En el interior, como en el resto de la gama Mini, se da más importancia a la cuidada imagen y a la presentación que a la ergonomía, de ahí que algunos mandos sean difíciles de encontrar o que el enorme velocímetro central implique desviar demasiado la mirada de la carretera para verlo (lo mejor en este caso, ponerse el testigo de la velocidad en una pequeña pantalla detrás del volante).

De serie, el Countryman viene con cuatro plazas individuales, aunque, se puede pedir con cinco sin sobreprecio alguno. Detrás, los asientos se pueden regular longitudinalmente y en inclinación, y también se pueden abatir. Soluciones muy prácticas y verdaderamente útiles.

Mini Countryman Cooper SD All4 (interior)

El maletero tiene una capacidad mínima de 350 litros, ¡lo nunca visto en un Mini! Además, si los asientos traseros van en la posición más adelantada posible, el volumen pasa a 450 litros, y si éstos se abaten, queda un cubículo de 1.170 litros con una superficie de carga plana.

La exclusividad del Countryman afecta directamente al bolsillo, siendo el más caro entre sus rivales, si bien éstos pertenecen a marcas generalistas con mucho menos potencial. Entre ellos, se encuentran el Nissan Juke, Skoda Yeti, Suzuki SX4, etc. La unidad probada, sin contar el equipamiento opcional, que puede ser casi interminable por el alto grado de personalización disponible, cuesta más de 33.000 euros, cifra considerable que muestra que se trata de un modelo sólo apto para economías desahogadas.

GAMA COUNTRYMAN DESDE: 20.200 euros

1.995 cc / 143 CV / 1.495 kg / 193 km/h / 8,3 l/100 km / 33.221 €

DESTACA:
– El Mini más versátil y espacioso.
– Divertido de conducir.
– Posibilidades de personalización.

MEJORABLE:
– Mandos poco ergonómicos en el interior.
– Incómodo en asfalto irregular.
– Precio y consumo elevados.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; llantas de 17”; radioCD con lector de MP3 y conexión auxiliar; asientos delanteros deportivos y del conductor con ajuste en altura; doble salida de escape cromada; reposapies en acero inoxidable; elementos exteriores cromados; spoiler trasero; volante de cuero de tres radios multifunción; ordenador de a bordo; tracción total All4; faros antiniebla; asientos traseros abatibles (60:40); Mini Center Rail, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (DSC); ayuda al arranque en pendiente; anclajes Isofix; ayuda de frenado en curvas (CBC), etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.995 cc.
Potencia máxima 143 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 305 Nm a 1.750 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total conectable.
Caja de cambios Automática, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.495 kg.
Largo/ancho/alto 4.110/1.789/1.561 mm.
Cap. depósito 47 litros.
Vol. maletero 350-1.170 litros.
Neumáticos 205/55 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 193 km/h.
De 0 a 100 km/h 9,5 segundos.
Urbano homologado 7,7 l/100 km.
Durante la prueba 8,3 l/100 km.
Emisiones CO2 160 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario