Mini Roadster: Emociona

Mini Roadster (frontal)

Si el reciente Mini Coupé es un modelo excitante, la versión descapotable Roadster, a la venta desde 23.700 euros, se presenta como un biplaza emocionante por su alto disfrute y su divertida conducción.

El primer Mini descapotable y biplaza de su historia, y el sexto en la gama actual de la marca británica, es el Roadster, desarrollado a partir del excitante Coupé y a la venta desde 23.700 euros.

De serie, está provisto de una capota textil, de color negro, de accionamiento manual con un mecanismo para abrirla y cerrarla de forma sencilla. Primero, hay que soltarla del marco del parabrisas y llevarla hasta detrás de los reposacabezas traseros. Para la operación contraria, la capota se eleva unos centímetros, pulsando un botón cromado situado en la parte trasera del habitáculo, entre los dos asientos. De este modo, los ocupantes puedan llevarla más fácilmente hasta el marco. Opcionalmente, se pueden adquirir una capota de accionamiento semiautomático (la operación de soltarla del parabrisas sigue siendo manual) y un deflector, que se coloca detrás de los asientos, para limitar las turbulencias. Respecto al Cabrio, el parabrisas está un 13% más inclinado, algo que se nota en el interior, pero que no llega a agobiar, incluso a pasajeros de talla alta.

Mini Roadster (tres-cuartos)

Buen maletero
Además de ser un coche dinámicamente superior (resulta divertidísimo superar curvas y más curvas con una altísima eficacia), el Roadster tiene la parte práctica bastante bien resuelta, pues cuenta con un maletero de 240 litros, al que se accede a través de una tapa que deja una amplia boca de carga. Opcionalmente, el cubículo, al que se accede también desde los asientos, puede llevar una red para sujetar la carga y una toma de corriente. Detrás de los asientos, hay espacio para abrigos, bolsos y otros utensilios. De esta forma, no hay que estar abriendo siempre el maletero para dejar cualquier tipo de equipaje.

Mini Roadster (trasera)

El nuevo Mini incluye de serie un spoiler trasero que se eleva de forma automática a partir de 80 km/h y se repliega a 60 km/h. También se puede manejar a través de un botón del habitáculo. Este elemento no es únicamente decorativo, ya que desde la marca se asegura que “otorga hasta 40 kilos de carga aerodinámica sobre el eje trasero a velocidad máxima”.

Tren trasero multibrazo
El disfrute en la conducción está más que garantizado gracias, entre otras propiedades, al bajo centro de gravedad y al tren trasero multibrazo. Además, el nivel de seguridad es elevado pues de serie incluye el programa electrónico de estabilidad (DSC), con control de frenada en curva y ayuda al arranque en cuesta. Tampoco suponen un sobreprecio los arcos antivuelco fijos en acero inoxidable. También está disponible un diferencial bloqueable electrónicamente (de serie en la versión John Cooper Works). Respecto al Coupé, la carrocería se ha reforzado para salir indemne de impactos.

Hasta 211 CV
Hay cuatro versiones: Cooper, Cooper S, John Cooper Works (JCW) y Cooper SD. Las tres primeras llevan motores de gasolina de 122, 184 y 211 CV (los dos más potentes, sobrealimentados), respectivamente. La última es la variante turbodiésel de 143 CV. Todos los propulsores se combinan con un cambio manual de seis velocidades y, excepto la variante JCW, hay también disponible una transmisión automática del mismo número de relaciones.

Mini Roadster (interior)

El equipamiento de serie incluye dirección con asistencia variable en función de la velocidad, retrovisores eléctricos, sensor de aparcamiento, aire acondicionado, radioCD con lector de MP3 y conexión auxiliar, etc.

Costumbre en los Mini, las opciones de personalización son casi ilimitadas. El Roadster se puede elegir con nueve colores exteriores (siete metalizados), diez tipos de llantas, asientos de tela o de cuero y franjas deportivas en colores negro, plata y rojo, entre otros muchos accesorios.

F.M.

Biplaza / Gasolina y diésel / Hasta 211 CV / Desde 4,5 l/100 km / Techo de lona / DSC de serie / Maletero: 240 litros

GAMA Y PVP
Cooper 122 CV 5,7 l/100 km 199 km/h 23.700 euros
Cooper S 184 CV 6,0 l/100 km 227 km/h 28.750 euros
John Cooper Works 211 CV 7,3 l/100 km 237 km/h 35.265 euros
Cooper SD 143 CV 4,5 l/100 km 212 km/h 28.750 euros

De serie, está dotado de una capota de lona de accionamiento manual

Dejar un comentario

Catalogado como Presentaciones, Videos

Deja un comentario