No comas en el coche

Consejos al volante

Comer en el coche

Muchas veces las prisas nos obligan a realizar actos de forma indebida. Un ejemplo es comer dentro del coche. No lo hagas porque es fuente de distracciones y pérdida del control del automóvil. Para cinco minutos y, cuando acabes, sigue el camino.

El vertiginoso ritmo diario que algunos llevan puede provocar situaciones peligrosas dentro del coche. Un ejemplo es comer al volante debido a las prisas. No lo hagas porque implica distraerse de la conducción (dejamos de mirar la carretera y prestamos más atención al lugar donde tenemos el bocadillo o la bebida) y pérdida del control del automóvil al tener que manejarlo con únicamente una mano y, en ocasiones, dejando libre el volante (para buscar una servilleta o limpiarnos las manos). Para cinco minutos y, cuando acabes, sigue el camino. Va en ello tu seguridad.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario