Nueva generación Bonneville, el icono se reencarna

Triumph Bonneville (quintamarcha.com)

La nueva generación Bonneville de Triumph ve la luz tras cuatro años de trabajo. Serán cinco motos -Street Twin, Bonneville T120 y T120 Black, Thruxton y Thruxton R- las que mantengan el estilo y el carácter de siempre además de aumentar tanto el rendimiento como las prestaciones y la calidad que hemos conocido hasta ahora.

La Triumph Bonneville es un icono del mundo del motociclismo, representando todo lo que debe ser un vehículo de dos ruedas. Estilo y personalidad son dos de las características que siempre han definido a la moto británica, algo que se mantiene en la nueva generación que hoy os presentamos, que consta de cinco motos: Street Twin, Bonneville T120 y T120 Black, Thruxton y Thruxton R.

Triumph Bonneville (quintamarcha.com)

La Street Twin es la integrante más contemporánea y divertida. Cuenta con un carácter único, un sonido distintivo y una experiencia de conducción más dinámica, accesible y deseable para todos los motoristas. Propulsada por un novedoso motor bicilíndrico en paralelo de 8 válvulas y de 900 cc ofrece un par máximo de 80 Nm a sólo 3200 rpm, un 18% más que la generación anterior. Además, gracias a la incorporación de la refrigeración líquida, logra unas emisiones más limpias y mejora el consumo de combustible en un 36% respecto a la generación anterior.

Inspirada en las nuevas tendencias del mundo custom y Café Racer, la Street Twin ha sido creada con unas suspensiones y una parte ciclo completamente nuevas, diseñadas para aportar una conducción ágil y una maniobrabilidad intuitiva y refinada. Gracias a su asiento bajo, su mayor recorrido de la suspensión, sus numerosos accesorios y una fantástica ergonomía se convierte en el modelo perfecto para iniciarse con una gran moto e incluso entrar en el apasionante mundo de la personalización.

Triumph Bonneville (quintamarcha.com)

Las nuevas Bonneville T120 y T120 Black reencarnan el estilo atemporal y el carácter emblemático del modelo original de 1959. Ambas se han concebido en base a los estándares más altos de calidad, adaptando la esencia del modelo clásico a las prestaciones y rendimiento propios de las motos modernas tope de gama. No en vano, estos modelos son propulsados por un nuevo bicilíndrico en paralelo de 8 válvulas y 1.200 cc con un par motor de 105 Nm a 3100 rpm, lo que supone un aumento de más del 54% respecto a la generación anterior.

Ambas cuentan con unos escapes de estilo “peashooter”, cuyo ingenioso diseño de doble pared conduce los colectores al catalizador ubicado por debajo de la moto y sale de nuevo hacia fuera. Los acabados también muestran nuevos y elevados estándares, con tapas del motor de aluminio cepillado y elegantes detalles en bronce en la T120, así como tapas del motor negras con detalles en aluminio mecanizado en la T120 Black. Se incluyen además distintos modos de conducción para carretera y lluvia, los puños calefactables de serie y la iluminación LED delantera y trasera.

Triumph Bonneville (quintamarcha.com)

Las nuevas Thruxton y Thruxton R son la guinda del pastel y se erigen como las Café Racer clásicas más modernas gracias a su aplomo, potencia y gran rendimiento. Ambas son las motos de más altas prestaciones de la nueva generación Bonneville. Su propulsor bicilíndrico en paralelo de 1.200 cc de seis velocidades, baja inercia y gran rendimiento presenta un cigüeñal más ligero, una mayor compresión y una admisión de aire única. Con el sistema de inyección de combustible con acelerador electrónico de nueva generación de Triumph y alimentado por un doble cuerpo de mariposas de estilo auténtico, el motor de especificaciones deportivas de la Thruxton ofrece un par máximo de 112 Nm a 4950 rpm, que supone un 62% más que en su antecesora. Esta potencia y rendimiento sumadas a sus especificaciones deportivas, así como a la maniobrabilidad, agilidad y respuesta ensalzan el espíritu Café Racer con el que nació el modelo en aquellas carreras ilegales de los años 60 y 70.

La versión R es, sin duda, el modelo deportivo clásico más excitante y genuino del mercado. Basada en las prestaciones de la Thruxton, la Thruxton R está equipada a un nivel de especificaciones superior con pinzas monobloque de Brembo, horquilla Showa con barras de gran diámetro, suspensión trasera Öhlins y llantas Pirelli Diablo Rosso Corsa.

Ambas cuentan con un importante aporte tecnológico para aumentar la diversión y el estilo racing por ejemplo a través de los modos de conducción para carretera, lluvia y conducción deportiva. En el ámbito estético, la Thruxton y Thruxton R, presentan un estilo auténtico, con un nivel de atención a los detalles extremadamente alto, con elementos como el tapón de depósito estilo Monza, el asiento tipo “bala”, el estilo de la tija en un sorprendente acabado pulido y el basculante de aluminio anodizado. Además, al igual que el resto de la nueva gama Bonneville, cuentan con unas posibilidades de personalización innumerables.

Dejar un comentario

Catalogado como Motos

Deja un comentario