Nuevo Clase E de Mercedes-Benz, con tecnología de hibridación de 48 voltios e ISG: dinámico y eficiente

Gracias a la tecnología EQ Boost, los nuevos modelos de la familia de la Clase E son ahora más dinámicos y eficientes. Esta tecnología se basa en un alternador/motor de arranque que proporciona un empuje adicional por un corto tiempo desde la primera revolución: el llamado EQ Boost. Los vehículos dotados con el sistema EQ Boost reciben el distintivo ambiental ECO de la DGT.

Citycar Sur

El nuevo motor diésel de cuatro cilindros OM 654 M es el primer motor diésel del mundo que cuenta con un alternador/motor de arranque integrado (ISG) y un sistema eléctrico de 48 voltios. También es nuevo el primer motor de gasolina de cuatro cilindros de Mercedes-Benz (M 254) con 48 voltios, ISG y compresor adicional eléctrico, por lo tanto, con sobrealimentación dual inteligente. El motor de gasolina de seis cilindros en línea (M 256), disponible por primera vez en el Clase E, también cuenta con alternador/motor de arranque integrado ISG. En el corazón de los nuevos modelos Mercedes-AMG E 53 4Matic + (consumo combinado de combustible: 9.1-8.6 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 209-198 g/km) se encuentra el motor de gasolina electrificado de 3,0 litros también con tecnología EQ Boost y doble sobrealimentación.

En línea con las diferentes necesidades del cliente, Mercedes-Benz está siguiendo un enfoque tecnológico de tres frentes para la movilidad sostenible: EQ Boost (motores de combustión electrificados), EQ Power (modelos híbridos enchufables) y EQ (modelos puramente eléctricos de batería). La nueva familia de motores de gasolina y diésel de cuatro y seis cilindros tiene un diseño modular preparado para la electrificación, la denominada “Familia de Motores Modulares” (FAME). Sus características principales son un espacio uniforme entre cilindros de 90 milímetros e interfaces idénticas al vehículo. Los motores básicos se pueden combinar tanto con ISG como con transmisiones híbridas. Al escalar las últimas tecnologías y opciones de electrificación de 12 voltios a 48 voltios e incluso aplicaciones enchufables de alto voltaje, se puede dimensionar un variador adecuado para cada vehículo. Esto también permite una producción flexible.

Los Mercedes con ISG son híbridos suaves

En 2017, el fabricante alemán fue el primer fabricante de automóviles en utilizar el un alternador/motor de arranque integrado en los vehículos de producción en serie. La unidad combina ambas funciones en una potente máquina eléctrica que se encuentra entre el motor de combustión y la transmisión. En combinación con el sistema eléctrico del vehículo de 48 voltios, la tecnología EQ Boost permite el ahorro de combustible y la reducción de CO2 que anteriormente solo se podían lograr con la tecnología híbrida de alto voltaje.

Estos incluyen las funciones híbridas típicas de «recuperación», «boost» (impulso) y «navegación a vela». Gracias al apoyo proporcionado en la marcha por el ISG el motor de combustión trabajar en su punto óptimo de carga. Estas funciones hacen que cada Mercedes con ISG se convierta en un híbrido suave. Una ventaja adicional del sistema eléctrico de 48 voltios es el aumento del confort. Esto se debe a que el alternador/motor de arranque lleva al motor de combustión de manera muy rápida y uniforme a la velocidad de ralentí, haciendo que el proceso de arranque sea aún más suave. El arrancado del motor de combustión cuando se está rodando por inercia apenas se percibe.

ISG de segunda generación y 9G-Tronic más desarrollado

La segunda generación del alternador/motor de arranque integrado será lanzada en los nuevos Clase E. La máquina eléctrica ya no es parte del motor, sino de la transmisión. Esto hace que sea más fácil combinar la tecnología innovadora con diferentes motores. Para ello, el cambio automático 9G-Tronic incorpora avances que se utilizarán inicialmente en los motores de cuatro cilindros. El motor eléctrico, la electrónica de potencia y el sistema de refrigeración de la transmisión se han trasladado a la propia transmisión. Esta nueva disposición es más compacta y ligera al desaparecer el cableado utilizado anteriormente. La eficiencia de la transmisión también aumenta. Por ejemplo: la interacción mejorada con la bomba de aceite auxiliar eléctrica reduce el volumen de suministro de la bomba mecánica en un 30%. La nueva generación de control de la transmisión totalmente integrado con un procesador multinúcleo y una nueva tecnología de ensamblaje y conexión contribuyen a una mayor eficiencia. A pesar del aumento de la potencia informática, el número de interfaces eléctricas ha disminuido drásticamente y el peso de la unidad de control de transmisión se ha reducido en un 30%.

El primer diésel con ISG: OM 654 M con hasta 265 CV

El nuevo motor diésel OM 654 M de cuatro cilindros con ISG de segunda generación y sistema eléctrico de 48 voltios desarrolla una potencia máxima de hasta 195 kw (265 CV) y un par máximo de 550 Nm. Hay disponibles 15 kw adicionales y 180 Nm para aceleración. En el curso de la electrificación, el probado motor diésel OM 654 ha sido mejorado de manera fundamental. Gracias a un nuevo cigüeñal, la cilindrada aumenta de 1,950 cm³ a 1,993 cm³. También la presión de inyección aumenta, pasando de 2.500 a 2.700 bar. La respuesta especialmente rápida y la entrega de potencia están garantizadas gracias a dos turbocompresores refrigerados por agua, que ahora tienen una geometría de turbina variable.

El OM 654 M también presenta un tratamiento posterior exhaustivo de los gases de escape. Sus componentes incluyen:

  • Un convertidor catalítico de almacenamiento de NOX montado en el motor para reducir los óxidos de nitrógeno.
  • Un DPF (filtro de partículas diésel con un recubrimiento especial para reducir la cantidad de óxidos de nitrógeno, entre otras partículas).
  • Un convertidor catalítico SCR (reducción catalítica selectiva; con inyección medida de AdBlue®) y un convertidor catalítico SCR adicional en la parte inferior del vehículo, con una inyección medida de AdBlue® por separado.

Primer motor de gasolina de cuatro cilindros con ISG: M 254 con hasta 272 CV

El nuevo motor de gasolina M 254 de cuatro cilindros también presenta el ISG de segunda generación. Ofrece hasta 200 kw (272 CV) y desarrolla un par máximo de 400 Newton metros. El sistema EQ Boost ofrece 15 kw adicionales y 180 Nm en momentos puntuales por poco tiempo. El M 254 combina, por primera vez, todas las innovaciones de la familia de motores modulares (FAME) en una sola unidad. Estos incluyen el recubrimiento del cilindro Nanoslide, el pulido del cilindro Conicshape (pulido de trompeta) y el sistema de postratamiento de gases de escape ubicado directamente en el motor.

Otra innovación es el nuevo turbocompresor de doble entrada con conexión variable. El turbocompresor de nuevo desarrollado para el motor M 254 es el resultado de una colaboración entre el departamento de desarrollo de turbocompresores de Mercedes-Benz y el equipo de Fórmula 1 Mercedes-AMG Petronas. El turbocompresor de doble entrada permite nuevos estándares en términos de entrega de potencia y de eficiencia. Esto se puede experimentar a través de una respuesta aún más espontánea del turbocompresor. Un compresor adicional d accionamiento eléctrico aumenta rápidamente la presión cuando es necesario, especialmente a bajas velocidades del motor, y por lo tanto contribuye a una respuesta muy dinámica. La combinación de tecnología de control precisa y el eficiente concepto de doble entrada del M 254 también permite aumentar la potencia del motor hasta 30 kw (41 hp) durante hasta 30 segundos. Esta función “overboost” mejora la seguridad activa durante la conducción, por ejemplo, al adelantar y al incorporarse a la autopista.

La gama de motores de gasolina electrificados se completa con el M 256 de seis cilindros en línea con ISG, que está disponible por primera vez en los modelos de la Clase E. Con hasta 16 kw y 250 metros Newton de potencia eléctrica adicional y tracción total 4Matic de serie, mejora el carácter deportivo del cupé y el cabriolé.

Motor de seis cilindros en línea de 3,0 litros con EQ Boost

Las altas prestaciones están garantizadas gracias al motor electrificado de seis cilindros en línea AMG de 3,0 litros con la tecnología EQ boost de alternador/motor de arranque y un sistema de sobrealimentación doble. En los modelos Mercedes-AMG E 53 4Matic +, el motor genera 320 kw (435 CV) y proporciona un par máximo de 520 Nm. El alternador/motor de arranque suministra brevemente 16 kw adicionales de potencia y 250 Nm de par. Gracias a su soporte, el compresor adicional eléctrico genera una alta presión a bajo régimen del motor, lo que hace que el par de aceleración aumente rápidamente hasta que se activa el gran turbocompresor por la fuerza de los gases de escape. Como resultado, el motor AMG de seis cilindros ofrece respuesta extremadamente rápida y dinámica sin turbo “lag”.

Comentarios desactivados en Nuevo Clase E de Mercedes-Benz, con tecnología de hibridación de 48 voltios e ISG: dinámico y eficiente

Catalogado como Noticias

Comments are closed.